martes, diciembre 01, 2020

Ese Gran Final... Disaster Report 4: Summer Memories



Por si alguien todavía no lo sabe, este título iba a lanzarse originalmente para PS3 pero fue cancelado debido al terremoto que sufrió Japón el 11 de Marzo de 2011. Casi diez años después, por fin hemos podido disfrutarlo.

Cinco días y muchas vueltas por Tokyo después, por fin encontramos una manera de salir de la ciudad y volver a casa. Debemos acudir a un punto de encuentro donde un transporte nos llevará al aeropuerto.

El punto de encuentro está lejos, y causalmente, encontramos una moto abandonada que nos puede llevar hasta allí. Acompañados de Yayoi, emprendemos el viaje.

Llegamos rápidamente al punto de encuentro, donde nos recibe Kanae. Joder, pues si iba a estar aquí, nos podría haber traído ella, que vaya vuelta a habido que dar para llegar hasta aquí… Lo gracioso es que se pone celosa y pregunta si Yayoi es nuestra pareja.

Aquí podemos contestar diversas respuestas como que es una amiga, alguien especial, confirmar el noviazgo o que no es nada. Este juego tiene decisiones por doquier, pero solo una altera el transcurso del juego, todas las demás son chorradas para que te eches unas risas con las que te parezcan más atrevidas o para que consigas puntos de moralidad o inmoralidad. Que cada uno escoja lo que prefiera. Yo le he dicho que sí, que es mi pareja, y es mentira lógicamente xD

Preguntamos a Kanae por su novio, al que no vemos por ninguna parte. Al parecer, él la pidió que se adelantara y ambos se separaron. Además, el mafioso que perseguía a su novio se encuentra también en el lugar.

Las chicas deciden ignorar al mafioso y meterse en el camión sin esperar un solo instante. El camión arranca y comienza su avance por el Rainbow Bridge.

El viaje parece tranquilo, pero empiezan a suceder cosas extrañas. En mitad del puente, el conductor decide hacer una parada para ir al baño. Sí, en mitad del puente. Además, ya nos habían ofrecido ir al baño antes de subir al camión. No tiene sentido.

La parada termina sin incidencias reseñables, pero los sucesos extraños continúan sucediendo. Los pasajeros se percatan de que el camión no toma el camino habitual para ir al aeropuerto. El conductor se excusa diciendo que como es una situación de emergencia, no van a la terminal, sino a la pista de despegue directamente. No tiene sentido. ¿Acaso van a ir todos los pasajeros al mismo sitio?

El camión llega a su destino. Definitivamente pasa algo raro. Tenemos la opción de alertar del peligro al resto de viajeros. Pulso esa opción claramente, pero no me hacen caso y se bajan igual. Están en el aeropuerto, pero todo lo demás era mentira. El conductor y el resto de miembros del staff apuntan a los pasajeros con una pistola, revelando sus verdaderas intenciones.

Atan a todos los pasajeros y los encierran en el interior de un barco. Las cosas no parece que puedan empeorar, cuando descubrimos que uno de los miembros de la banda es Tomoya, el novio de Kanae, y que su intención es vendernos a todos como esclavos en el extranjero.

Ahora tenemos la opción de rogar por nuestra vida con diferentes opciones. No creo que sirva de nada, pero voy a intentar darle a ofrecer pasta a los matones a ver si cuela, que durante el juego he acumulado mucha.

Como esperaba, no ha colado. Es más, ni siquiera obtenemos respuesta, nos ignoran completamente. En su lugar, se presenta el jefe de la banda, y por ende, jefe final del juego. Pensábamos que era Tomoya, pero no, es… ¡la vieja que va en el autobús en la primera escena del juego! Jajajaja

Vale, ¿cuándo sale Bruce Willis actuando como John McClaine para rescatarnos? O su versión japonesa, pero lo que está claro es que esto ha perdido el norte completamente y veremos cómo piensan solucionar todo esto…

Acabo de darme cuenta de que el supuesto mafioso que intentábamos evitar está entre los secuestrados. Pensaba que al coger el camión le habíamos dejado atrás pero no. Seguro que es policía realmente y es quien salva a todos. Además, se parece a Steven Seagal xD

Recuperamos el control del personaje que, al estar atado, tiene limitada su movilidad, pero no es algo por lo que no hayamos pasado antes. A poco que avanzamos, encontramos convenientemente un cutter en el suelo con el que poder liberar nuestras ataduras.

He intentado volver a donde están los demás para desatarlos a ellos también, pero no ocurre nada, así que sigo adelante. Un poco más adelante, encontramos dinamita e instrucciones precisas para fabricar un detonador.

Parece que me había equivocado de héroe audiovisual. No era John McClaine quien iba a salvarnos, sino McGiver, e interpretado por tu propio personaje jaja

Fabricado el detonador, programamos la bomba. Al instante, suena la alarma por todo el buque, y los otros secuestrados aparecen corriendo a toda velocidad, huyendo tan rápido como pueden, sin explicación, de momento, de cómo se han librado de sus ataduras.

Siguiendo el mismo camino que ellos, terminamos en la cubierta del barco. Justo cuando vamos a escapar, el barco explota y la onda expansiva nos empuja hacia fuera al más puro estilo Misión Imposible.

En el exterior, Tomoya nos apunta con una pistola, dispuesto a acabar con nuestra vida por haber arruinado sus planes.

Pero el mafioso se revela como policía y le pega un tiro antes. Acto seguido, aparecen patrullas y helicópteros policiales por todas partes. Estamos a salvo.

La policía pone un helicóptero a nuestra disposición para que Kanae, Yayoi y nuestro personaje puedan escapar. Es entonces cuando tienes la oportunidad de tomar una última decisión, en este caso vinculante, no como la mayoría de las otras, entre todas estas opciones.

Aunque son tantas, básicamente todo se reduce a te quedas o te vas. Si escoges que te vas, montas en el helicóptero, que se pierde por los cielos del alba. Pantalla en negro y créditos.

Si escoges que te quedas, saltan los créditos a la vez que una escena en la que Kanae intenta convencerte de que te quedes, sin éxito.

El helicóptero se eleva en los cielos, dejándonos una sorpresa. ¡Kanae se queda en la ciudad con nuestro personaje! Las dos se van caminando por el aeropuerto. Pantalla en negro y los créditos prosiguen.

Después de los créditos, salta la misma pregunta que te hacen al principio del juego. Si estuvieras en mitad de una gran catástrofe, y encima fuese tu primer día en la ciudad, ¿cómo te comportarías? ¿Priorizarías tu propio bienestar? ¿Ayudarías a la gente? El juego intenta saber si la experiencia de haber jugado Disaster Report ha cambiado tu opinión sobre ti mismo y sobre esa situación. Por desgracia, yo he contestado lo mismo al principio y al final del juego. La última opción, no sé cómo me comportaría, y lo sigo pensando, porque en una situación límite como ésa en la que tu vida está en juego, uno nunca sabe por donde puede tirar. Fin.

Me ha sorprendido mucho el final de este juego, porque es totalmente opuesto a su comienzo. El juego comienza de foma humilde, con una persona perdida en mitad del caos que tiene que buscarse la vida sin recurso alguno. Tus mayores prioridades son encontrar un lugar para ir al baño y conseguir comida y agua. Pero termina con esta movida peliculera que no sabemos a cuento de qué viene. Que sí, que está gracioso y hasta tiene plot twists pero es todo totalmente gratuito. La anciana del autobús sólo aparece en esa escena del barco, no se la vuelve a ver. Ni siquiera cuando la arrestan.

Sinceramente, creo que el juego está muy desaprovechado. No visitas casi ningún sitio emblemático de Tokyo. Con todas las vueltas que das y sólo pasas por Shibuya… Que yo entiendo que te centres en barrios residenciales para empatizar más con el sufrimiento de los ciudadanos que con el de los edificios, pero había juego suficiente para todo. Con lo que habría molado terminar en la Tokyo Tower o en el Skytree, derrumbadas, intentando abrirnos paso entre los escombros para rescatar a la gente que se había quedado atrapada en el mirador, o lo que quedase de ella… O intentando salvar nuestra propia vida tras haber rescatado un niño o un gatito. No sé, cualquier cosa menos esta estupidez.

Además me duele especialmente, porque para los que hemos estado allí, que hemos pisado esas calles y nos hemos relacionado con esas gentes, jugar a este título donde está todo hecho pedazos y estar viendo todo el rato gente llorando y cadáveres de japoneses por doquier ha sido muy duro, pero muy muy duro. Básicamente es un juego basado en hechos reales, porque aunque sea ficción y coincidiera el desarrollo con el terremoto de 2011, este tipo de fenómenos ocurren por allí. Más tarde o más temprano les ocurrirá de nuevo. Y que un juego que busca la empatía con el dolor y la desgracia tenga un final tan absurdo y peliculero la verdad es que es muy doloroso. No hay otra palabra.

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending



3 comentarios:

  1. Pues la verdad era un juego que poco a poco se me han ido quitando las ganas de jugar y ya con tu post se me ha quitado del todo XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debería ser al revés xD Si se te hace algo pesado el recorrido normal del juego, (cosa normal por otra parte, por ser tan humilde y tan humano que a veces no pasa nada) ver que hay algo de acción al final debería animarte xD

      PD: Este no es el único final. Yo lo he elegido porque intervienen todos los personajes, pero hay otro, que no convierte el juego en Jungla de Cristal o Misson Imposible, pero es también muy absurdo. Espero que lo termines!

      Eliminar
  2. Wtf ese final, no este este juego se trataba de sobrevivir a un terremoto? Al menos eso parecía en la demo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.