jueves, abril 09, 2020

Ese Gran Final... Ys Origin



Este título se puede jugar con dos personajes, y por cosas de quedarme atascado, al final he jugado las dos partidas a la vez y tengo a ambos personajes delante del jefe. Es una cosa rara, la historia de un personaje se superpone o se complementa con la del otro de acuerdo a las necesidades del guión, así que todavía no tengo claro si será final único o doble. Lo iremos viendo juntos.

Empecemos con Yunica, que es con quien comencé el juego originalmente. Recordemos que estamos en la mazmorra final del Ys original, tapando agujeros de argumento, que la verdad, se están tapando bien, las cosas como son.

Llegamos a la cima de la mazmorra y nos recibe Dalles, que me recuerda enormemente a uno de los malos de Sailor Moon, que tuvo el honor de ser el primer homosexual del anime, y éste tiene la misma pinta jaja Cuando sale en los otros juegos no se le llega a ver la cara, si mal no recuerdo.



Dalles confirma que su objetivo es obtener el poder de las diosas para ser capaz de controlar el poder de la Perla Azabache (Black Pearl en el original) y si para ello tiene que caer Ys de nuevo a la tierra, pues que caiga.



Yunica ataca a Dalles, pero una kekkai le protege. Como Yunica no es hechicera, no puede hacer nada, y vemos cómo se come una tanda de hechizos, uno detrás de otro, sin ser capaz defenderse. Y para terminar, una bola mortal.



Yunica piensa que está condenada a morir. La bola cae sobre ella, estallando con violencia, y al disiparse el humo, vemos que un encantamiento ha protegido a Yunica. Feena y el resto de personajes han llegado.



Las dos Diosas le otorgan sus poderes a Yunica, logrando que rompa la barrera que protege a Dalles, el cual, utiliza su esencia demoníaca para transformarse. ¡Comienza el combate!



Eso sí, pelea únicamente Yunica, los demás se quedan mirando. Para eso, que no hubieran venido jaja



Esto es simple. El núcleo de ahí abajo llama poderosamente la atención. Lo que no esperaba es que además de simple fuera asquerosamente fácil. La vida muy rápido, con cada combo de golpes cae como un 10% y los pocos ataques que tiene, mayormente de pequeños proyectiles que apenas causan daño, encima son fácilmente evadibles.



Estaba claro que esto no podía acabar así. Al agotarse la barra de vida, inmediatamente se vuelve a rellenar, a la vez que observamos cambios en el enemigo. Una barrera cubre el núcleo, y dos bichos le acompañan.



Mi reacción natural fue atacar a los bichos, pensando que anularían la barrera, pero no, la barrera es débil únicamente a la habilidad de viento. Los bichos están para dar apoyo en ataque únicamente.



Puedes quitar tranquilamente un tercio de vida en el tiempo que la barrera está anulada. Después, cambia de color para hacerse débil a la habilidad de fuego, y por último, a la de viento. Si no le derrotas en esos tres turnos, el ciclo vuelve a empezar.



En esta ocasión los ataques del enemigo son más variados y van acorde al elemento que está protegiendo el núcleo en cada momento, dando un mayor dinamismo al combate. Son más poderosos que los ataques anteriores, pero siguen sin ser un problema.



Agotada la barra de vida por segunda vez, se rellena de nuevo. El enemigo vuelve a cambiar ligeramente de aspecto. La barrera se hace más grande y se vuelve blanca. Además, le salen alas.



Aquí la cosa cambia bastante. Te das cuenta nada más empezar esta tercera ronda. El enemigo pone una trampa en el suelo, y al pisarla, los bichos te inmovilizan, dejándote a merced de Dalles.



Un potente rayo te alcanza directamente sin poder defenderte de forma alguna, quitando casi media vida.



Realmente es fácil de evitar. Aunque la zona donde sale la trampa es amplia, avisa mientras la prepara y hay tiempo de sobra para salir pitando. Pero bueno, la primera vez pues te pilla de sorpresa.

En esta ocasión los bichos sí son la clave para anular la barrera. Hay que matarlos a los para anularla, y vuelves a tener el mismo tiempo para atacar al núcleo. Si rinde bien, un tercio de la vida suele caer.



El problema es que hay que tener tanto cuidado con los ataques, que lo difícil es reventar a los bichos rápido. Encima tiene otro rayo, no tan bestia como el anterior, pero que si cuando lo prepara estás cerca, ralentiza tus movimientos y no lo puedes esquivar, si estás lejos, te mueves normal y sin problema, pero no siempre es una detalle que dependa de ti.



Todos estos combates están acompañados de un battle theme propio que está bastante bien. Alocado y frenético, muy Ys.


Ahora sólo queda derrotarle. Eso sí, son las tres formas seguidos de una vez. Si mueres, empiezas desde el principio. La última se complica un poco, pero con paciencia sale, no es el jefe más difícil que he enfrentado en este juego.



Tras ser derrotado, ¡Dalles se muere! Pero, ¿cómo se va a morir? Si sale en los otros juegos... 

Las Diosas sellan la esencia demoníaca y recuperan el control de la perla azabache, pero a un alto coste. Pierden casi todo su poder y se ven en la obligación de ser selladas ellas mismas también.



Así, nace la famosa estatua de las dos Diosas con la perla entre ambas. Los personajes guardan la estatua en lo más profundo y se disponen a regresar a Ys, ya libre del poder que trataba de devolverlo a la superficie. Todos regresan menos Yunica, Hugo, Miuscha y Rico, que deciden quedarse para proteger el sello. Fin.



Pues al final no han resuelto tantas cosas. Al comienzo de Ys I las diosas han despertado de su sello, y además una de ellas está presa. Tampoco han explicado a Darm, y que muera Dalles no tiene ningún sentido. A ver la siguiente ruta, porque al final no pone The End, sino To Be Continued...




Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
Refrain Ending
 Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending


Vamos con Hugo. Como es habitual en estos casos, si hay partes que se solapan entre rutas, se omitirán. De momento es todo igual, los eventos, e incluso la conversación es prácticamente la misma. Lo único destacable es que la segunda fase del combate se nota bastante el cambio de personaje, porque las habilidades elementales de Hugo son una puta mierda comparadas con las de Yunica, y sobretodo cuesta golpear con las minas a un enemigo que se está moviendo constantemente. En este personaje me está costando más la segunda fase que la tercera, porque como el ataque básico es a distancia, es más cómodo para matar a los bichos.



Al derrotar a Dalles, sí que hay una frase que es reseñable. En sus últimos instantes, advierte a Hugo sobre la corrucpción de la casa Fact, y que él también sucumbirá antes o después. 



Desde luego, si Hugo termina siendo la verdadera identidad de Dark Fact esto cerraría mucho mejor. El resto es todo igual, salvo que Roy también se queda en la superficie. Iba a poner de punto negativo que no sabe nada del hermano, pero se acaba de desbloquear como personaje jugable, así que entiendo que veremos más en su ruta. Lo malo es que habrá que esperar un poco más hasta publicar la entrada. Por tanto, se queda todo igual.


Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
Refrain Ending
 Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending

Vamos ahora con Toal. Todo sucede exactamente igual salvo leves diferencias en la conversación inicial, como que no aparecen los amiguitos para apoyarle, es todo el rato él y las diosas nada más.

Derrotado Dalles, intenta destruir la Perla Azabache, para que, ya que él no va a poder conseguir su poder, no lo consiga nadie.



Esto es nuevo. En los otros finales no ha pasado nada parecido, así que parece que habrá novedades. La cosa se confirma cuando una voz misteriosa le informa de que no es más que una marioneta que ha dejado de ser útil.


¡Hala! ¡Como en el Majora's Mask! Qué tiempos, cuando Nintendo molaba... Una lanza cae desde el cielo directamente sobre Dalles, acabando con su vida y sus ambiciones.



El personaje en cuestión no tarda en hacer acto de presencia, y no es otro que Caín Fact, el padre de Hugo y Toal. El nombre bíblico que le han puesto, clavao jaja



Él es el cerebro detrás de todo lo que ha ocurrido. Caín explica no sólo que es quien metió a los lóbregos en Ys y que desea el poder de la Perla Azabache, sino también que Toal sobrevivió a la batalla de la invasión porque él pidió expresamente que no lo mataran.

Sólo con este detalle, ya hemos cuadrado el final del primer juego, pues Dark Fact sería descendiente directo de Caín. No era tan difícil explicarlo en el juego original.

Toal debe enfrentarse a su padre, y para ello, las diosas le hacen llegar la espada que recogieron en el campo de batalla, su arma original, ahora imbuida con el poder de las diosas.



Caín se fusiona con la Perla Azabache, dando lugar a Darm, el malo del segundo título. Ahora quieren cuadrarlo todo de golpe, se ve que en 1987 no se curraron demasiado el argumento, y sinceramente, hasta lo entiendo.



Comienza el combate. La mecánica parece sencilla. Los brazos y el cuerpo de Darm tienen una pequeña barra de vida propia, que al agotarse deja caer la Perla Azabache. Al golpearla, ya baja la barra de vida general del enemigo.



Además de los ataques que Darm puede hacer con sus brazos y su arma, también tiene movimientos más inusuales como esta lluvia de flechas de luz o la capacidad de dividir el suelo en un montón de baldosas flotantes.



Es más, me acabo de caer, y he descubierto que eso genera otro ataque. Mientras desciendes, Darm te ataca con un montón de tentáculos oscuros que te apuñalan al unísono. Eso sí, luego tiene el detalle de devolverte a la superficie de combate. Por supuesto, es ataque ineludible.



Por su parte, Toal es algo diferente a los otros dos personajes, porque se puede transformar gracias a la esencia demoníaca que hay en su interior. Además, su estallido también cambia. Hace una especie de Final Flash que mola mucho más.



El combate tiene battle theme propio. Termination. Es de esos que no son mi estilo.



Como todo buen jefe, cuando le queda poca vida, se pone tonto. En esta ocasión, cambia de forma y comienza a asediarte con ataques de todo tipo, así que he pasado de jugármela. Final Flash para dejar la perla al descubierto y se acabó el combate.



Tras derrotarle, hay una pequeña conversación final padre e hijo en la que cada uno ha escogido su propio camino y el de Toal consiste en pararle los pies a su padre. Acto seguido, carga su espada con el poder de las diosas y acaba con Caín.



Eso sí, mientras se desvanece, Caín deja claro que mientras exista la Perla Azabache, él seguirá renaciendo. Hala, ya hemos cuadrado el final del segundo título también ^^



Ahora el final se solapa un poco con los otros dos. Toal queda hecho polvo y cae al suelo desfallecido, situación que las diosas aprovechan para sellar la perla y convertirse en estatuas, no sin antes dejarnos claro que Reah corresponde los sentimientos de Toal, así que ya tienen pareja las dos.



Delante de sus ojos, las diosas sellan la perla, y también eliminan la esencia demoníaca del cuerpo de Toval, recuperando el rubio de su cabello. Volvemos a ver la escena en la que hay personajes que se quedan en la superficie y otros que vuelves a Ys. Toal es de los que regresan, para convertirse en el nuevo sacerdote de la casa Fact, pues su hermano se queda en la superficie, y en la última escena le vemos diseminando los seis libros de Ys por el mundo. Fin.



Así sí. De todas formas, si llego a saber que hay true ending no hago los tres, pero como ya estaban escritos, ahí se quedan. En cualquier caso, no debemos olvidar que este final mola sobretodo porque arregla los otros dos, no por él en sí mismo.



Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
Refrain Ending
 Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.