viernes, febrero 07, 2020

Ese Gran Final... The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel III



Esto tiene muy mala pinta. Me acabo de pegar con diez personajes en tres combates, ente ellos Azure, Rudger, Rufus, etc... que eran candidatos a Jefe Final. Tampoco tengo ni idea de qué canción va a sonar, porque sabía que estaba The Decisive Collision SAV, pero la han utilizado para los combates anteriores. Además, me han ido quitando personajes de una forma u otra, y al final me he quedado con cuatro. Rean, Kurt, Juna y Musse. Pensaba que el resto de personajes aparecerían para el combate final, pero dado que se han desequipado todos los quartz automáticamente me parece que va a ser que no, así que de repente me siento como si estuviera en Final Fantasy otra vez.

Sumado a eso, está el hecho de que sabemos que hay un cuarto juego, así que esto tendrá final cliffhanging segurísimo. El primer Sky y CS1 tuvieron un final así, pero con un plot twist impresionante en la recta final que hizo que merecieran la pena. Aquí sólo sabemos que vamos a reventar a Cedric, que yo encantado, pero no me parece suficiente. También está pendiente de cerrar el tema de Azure, que ya lo esperaba cerrado y en el party a estas alturas. Seguro que hay sorpresas preparadas y no va a ser todo con los robots. Confiemos en Falcom y adelante.

Entramos al escenario de la batalla final, donde nos esperan Osborne, Franz Reinford, Cedric y una secuestrada Altina. Ren pregunta las razones de sus actos, y el padre de Alissa comienza a explicar que el artefacto de acero, fusión de los de fuego y tierra, tiene una maldición sobre Erebonia y esta es la única manera de ponerle fin. Dicha maldición enciende las malas intenciones de la gente, que terminan provocando incidentes como el de Hamel, o el reciente intento de regicidio de Ash. Como prueba de que la maldición es real, ponen como ejemplo el aura oscura de Ash.



Mmmm... Entonces el aura oscura de Rean será lo mismo... Por cierto, no me voy a pegar con estos dos ni de coña, lo tengo clarísimo xD Si a uno lo acaban de presentar y el otro es el antagonista de la saga...

Pero, ¡atención! Porque no quieren, digamos, curar la maldición, sino todo lo contrario. Ya que la tienen, prefieren aprovecharla a su favor. No podía ser tan sencillo, que estamos hablando de Gilliath Osborne, un antagonista del que nos llevan avisando desde la primera trilogía. Nos presentan a una de las bestias sagradas, que selló la inmensa mayoría de la maldición en su interior. Por eso ahora sólo afecta a personas concretas y de manera aislada.



Lo que quieren hacer es matarla, para que la maldición se libere por todo el país. Pero al ser una bestia sagrada, no se la puede matar con cualquier arma, ni siquiera con una creada con Zemuria Ore. Necesitan un arma especial, la Sword of End, que requiere de la muerte de Millium para ser creada. Básicamente es una forma de vida preparada para transformarse en la espada, (como en el Valkyrie Drive xD) sólo que al morir.




Rean recrimina al padre de Alissa cómo puede ser así cuando tiene una familia, y le contesta sacando pecho por todas las atrocidades que ha cometido para cumplir su objetivo. Y entre ellas se encuentra aprovecharse de la familia Reinford. Pensaba que sería uno de esos casos que originalmente era bueno pero algo le hizo cambiar, pero no. Era un hijo de puta desde el principio.



Por otro lado, vemos una escena en la que el escuadrón de Aurelia y Wallace ha rescatado a Ash del trullo. A ver si hay suerte y llegan todos (o al menos varios) para el último combate.



Aclarado todo, Rean y sus alumnos desenvainan sus armas mirando a Osborne y al padre de Alissa, pero Cedric interrumpe la acción. Pensaba que era para pegarme con él, pero por desgracia, es para sugerir que despierten al dragón y que se encargue él de nosotros. Dicho y hecho. Lo único que no se han dignado a ponerle nombre.




Comienza el combate, y el dragón saluda con un ataque que deja con 1 de vida al objetivo. Por suerte tiene poco alcance, y lo normal es que sólo afecte a uno, o como mucho, dos personajes al mismo tiempo.



No voy a detallar el sistema de combate en estas circunstancias. Ha habido muchos cambios, y la mayoría de ellos dan una mayor diversidad a los personajes y te animan a jugar con unos u otros en función de la situación o tus gustos personales. Por tanto, no tiene sentido hablar de ello cuando sólo tienes cuatro, que ni siquiera has elegido tú. Si luego la cosa cambia, ya lo hablamos después.

El battle theme de este encuentro es Accursed Tycoon. Otro motivo para no hacer nada. Es el battle theme del combate contra el otro dragón. No hay battle theme propio, ni uno nuevo, ni uno de los grandes reciclado. Penoso. Es como si el propio juego no identificara esto como un combate final. 


El dragón se dedica a hacer magias poderosas y ataques de área de diferente potencia. Puede llegar a matar a un personaje de un golpe, pero es simpático, nunca te hace eso con todos a la vez, ni te deja agonizando. Es como si el juego fuera consciente de que estás muy limitado con este party y soltase un poco el acelerador cuando las cosas se tuercen.




A pesar de tener casi 300K de vida, es bastante asequible, y jugando normal, es decir, sin estar insistiendo en poderosos ataques o grandes estrategias, te das cuenta de que ha volado ya más de la mitad de la vida. Ahora todos los jefes tiene un modo enhanced en el que les sube mucho la defensa y encima recuperan vida durante unos cuantos turnos en los que los combates se complican, pero superada esa parte no habrá problema.

Terminado el combate, sólo hemos conseguido debilitar a la bestia, puesto que no podemos matarlo. Toca combate con el robot. Lo curioso es que te dejan elegir de support a cualquier miembro de la clase VII, incluida Millium que ahora mismo está con el enemigo, Altina que está inconsciente, y Ash, que además de inconsciente, está en otro lugar.



Pero para que no cante que es repetir el combate con el mismo enemigo, los ojos de su cuerpo se abren, otorgándole un nuevo y más fiero aspecto.


¿Y para qué sirven todos esos ojos? ¿Tienen alguna función más allá de lo estético? Pues sí, sirven para esto. La verdad es que este combate es todo lo contrario al anterior. Aunque es cierto que no puedes utilizar el robot de Ash por razones obvias, no hay una diferencia abismal entre unos y otros, todos se manejan básicamente igual y hacen las mismas cosas. De hecho, es más importante el personaje de support que el propio robot. Así que podemos decir que este combate sí es en plenas facultades.




Es más, es el combate de robots más complicado que he jugado nunca. El dragón tiene un ataque que podríamos decir equivalente a un S-Craft (sólo que no sale su artwork jaja) y en la segunda mitad de vida abusa mucho de él y de otros que hacen mucho daño a todos los personajes al mismo tiempo. Como le dejes, que yo soy muy de dejar en paz a los enemigos, para que ambos podamos hacer gala de nuestras habilidades, en lugar estar anulándonos mutuamente, que no me va nada... Y bueno, pues al final me ha terminado matando a un robot por que me reventaba más deprisa de lo que podía curarme, cosa que no me ha pasado jamás. Así que eso, paciencia, y tirar mucho de impede o te da por todos lados.


Y por si no fuera suficiente, también un craft de evasión total. Mientras está activo, da igual donde le ataques, que te hace counter continuamente. Todas las partes de su cuerpo tienen cero de unbalance.



Por nuestra parte, ahora el party es de tres robots, en lugar de uno o dos que vimos en juegos anteriores. El problema es que son robot un poco random sin demasiado carisma. De hecho, cuando me toca un combate de estos, nunca me aclaro con la UI porque en los iconos me parecen todos iguales, y como está el personaje de support al lado que sale su cara, mi mente piensa que es el piloto, y no lo es. Tengo que fijarme bien en qué icono está iluminado para saber a qué robot de mierda estoy controlando en cada momento...

El ataque combinado vuelve, pero como son tres personajes, los artwork en pantalla quedan un poco mal al no repartirse el espacio de manera uniforme. El ataque combinado sigue siempre el mismo patrón. Los tres personajes hacen siempre el mismo ataque, y el que ha ejecutado el comando de activación realiza un cuarto a modo de remate. Dado que lo inicial es siempre igual y que ese segundo ataque no es nada del otro mundo, no he grabado todas las combinaciones posibles, sólo una.


Como he comentado antes, me han matado a un robot. Cuando eso ocurre, el de support salta a escena inmediatamente. El personaje de support es el que estaba vinculado con Altina y he podido verla actuar. La ventana aparece como si estuviera actuando su espíritu o si estuviera encerrada en el mundo digital o algo así, pero vamos, es como si estuviera despierta.



Segundo combate terminado. Pero seguimos sin doblegar al dragón. De un alarido, consigue tumbar a Juna, Kurt y Musse, quedando solo Rean para defenderse como buenamente puede de sus fauces. Mientras tanto, el Corageous, comandado por Victor Arseid, Toval (Naruto para los amigos xD) y Olivert, llega al lugar.



Ya estaba yo soñando con que el padre de Laura se uniera al party para un siguiente combate, cuando de pronto, el padre de Alissa activa un control remoto y el Corageus revienta. George había colocado bombas en su interior. A destacar que esto ocurre con el beneplácito del hijo de puta de Cedric, que da permiso para que maten a su propio hermano mayor... Pero vamos que al gordo de mierda de George también le quiero reventar cuanto antes. Se ha sumado a la lista.



La cosa llega a tal punto que hasta Campanella y Duvalie cuestionan la acción. Es increíble... Pero dejando eso al margen, ya no sé que pensar. Me cuesta creer que el padre de Laura haya muerto sin que lo controle. Y los otros dos tampoco, aunque ya los haya controlado. Entre Azure, Rudger, el padre de Alissa, Arianhrod, Roselia y todos los demás que deberían estar todos muertos por uno y otro motivo, ya no me fío... Pero bueno, si siguen vivos, con que haya una explicación igual de buena que la de cómo Osborne sobrevivió al disparo de Crow, me vale.

Las cosas se ponen feas. Laura se derrumba al ver morir a su padre. Alissa se retuerce por dentro, el dragón rompe la espada de Valimar de un mordisco y, al no tener cómo defenderse, se le echa encima como un depredador sobre su presa.



Aprovechando la confusión, Cedric trata de estrangular a Altina para acabar con su vida, con el fin de que se convierte en la Sword of End. Desgraciadamente, ninguno de los otros personajes puede hacer nada para detenerle.



Por suerte, Altina se despierta, y utiliza su robot para zafarse de Cedric. Propina un golpe al dragón para que suelte a Rean, colocándose entre ambos. Despliega una barrera de energía, pero le avisan de que no será suficiente para contener el poder del dragón. Es entonces cuando Millium entra es escena y aparta a Altina, llevándose ella el golpe.



Un tremendo zarpazo destroza su robot y le asesta un corte letal a lo largo del torso. Valimar recoge su cuerpo, pero sólo da tiempo a verla morir.



Otra... En situaciones normales, esto sería una pasada, pero es que a Crow también le vimos morir en primera persona... Entiendo que no van a ser todos así, espero que varios de los que han muerto, aunque no hayan sido todos, hayan muerto de verdad, pero claro, ya lo ves con escepticismo y no te produce la misma sensación.

Como Millium y Altina son idénticas, cualquiera de las dos servía para crear la espada, la cual, nace del cuerpo de la pequeña a los pocos segundos.



Rean enloquece, como no podría ser de otra manera, y adopta una nueva forma. Se podría decir que entra en estado Berserk.



Pero realmente la sorpresa no es ésa, sino que Valimar coge la espada, y responde al cambio de Rean, modificando su aspecto también. Inmediatamente, comienza un nuevo combate.



Todas las ventanas muestran ahora a Rean con su nuevo y terrorífico aspecto.



Llamar a esto combate es exagerar, sinceramente. Esto no es un combate, es un paripé. Todos los ataques hacen crítico, y no te da tiempo ni a llenar la barra de BP. Tampoco importa, porque siendo un personaje nada más, no puedes hacer combinado. Puedes hacer el ataque especial individual, que gasta 2BP, que iba a grabar, pero la PS4 no me deja, sólo capturas, nada de vídeo. En cualquier caso, es igual que siempre pero con el fondo morado oscuro. 



Tras los cuatro golpes que tardas en liquidarlo, ocurre. La maldición se libera y se extiende por Erebonia. Enhorabuena Rean, lo has vuelto a hacer. Le has hecho el trabajo sucio a tu padre...



Los efectos de la maldición no tardan en notarse. Una a una, nos van mostrando todas las zonas de Erebonia, y cómo se transforman sus habitantes. Peleas, discusiones, incluso niños que deciden tratar mal a sus mascotas. Y lo que quería Osborne, gente que culpa a Calvard de lo sucedido y canaliza su odio hacia ellos.



Hay que decir que no afecta a todo el mundo. También se ve gente feliz que sigue con su vida sin problema. Entiendo que esto va como el hechizo que Babidí echa sobre Vegeta, que sólo funcionaba con él porque había oscuridad en su corazón. Vamos, que a mí me afectaría jaja

Y cuando ya nadie lo esperaba, de pronto, ¡Azure se quita la máscara!



Parece que realmente no recordaba nada. Yo pensaba que estaba jugando con todo el mundo. Es Crow al fin y al cabo... podía estar jugando con todos perfectamente. Pero bueno, ya nos contarán más...



Crow, Rutger, Arianhrod y Cedric se montan en los robots. Entre todos, reducen a Rean. No consiguen pararlo del todo, pero al menos le sujetan y desarman con éxito.



Y eso no es todo, porque Osborne tiene también su propio robot. Cosa que a estas alturas era más que evidente siendo el antagonista de la saga. Se supone que es el negro, pero negro tiene más bien poco.



Finalmente, es el propio Osborne es que reduce del todo a Rean, informándole de que es el momento de escribir el final de esta historia. Pantallazo en negro y final.



Créditos. Suena la última canción que entrará en la playlist de mi coche en bastante tiempo :/ Nageki no Refrain, ending del juego.



Por último, vemos una escena en la que Valimar está sellado, y nos sale un mensaje de ánimo de despedida. Descansa por ahora, para resurgir una vez más, y ver esta historia hasta el final. FIN. 



Puff... vaya final. En lo argumental, espléndido y maravilloso. En lo jugable, vulgar y patético, salvo ese combate con los robots. Subjetivamente, lo argumental compensa por goleada esos tristes duelos, pero claro, digo subjetivamente, porque estoy dando por hecho que todo lo que nos han contado es verdad, es decir, ha ocurrido realmente, y/o en caso contrario, tendrá una explicación igual de buena que lo del corazón de Osborne, que puede ser perfectamente, pero también puede que no. En este juego nos han dado respuesta a muchas cosas, y en el final también, pero otras tantas siguen en el tintero, y para muchas de ellas, la última oportunidad de explicarlo en el próximo juego.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


No hay comentarios:

Publicar un comentario