miércoles, noviembre 17, 2021

Ese Gran Final... Metroid Prime



Antes de nada, estoy usando un pack de texturas HD para el juego a través del Dolphin. Así que, no, el traje de phazon no se veía así de bien en el juego original, ni los enemigos, ni los efectos de las distintas armas en el brazo de Samus, ni nada, tu memoria no te está jugando una mala pasada xD

Reunidos los doce artefactos chozo, accedemos a la zona final del juego, el cráter del impacto, que como su propio nombre indica, es el lugar donde se estrelló la criatura del espacio que trajo el Phazon a Tallon IV.


Como todas las zonas finales de Metroid, no es un área extensa, pero sí muy peligrosa. La mezcla de la lava del cráter con el phazon crea una variante naranja del mismo que nos causa daño, a pesar de llevar el precioso y resistente traje de phazon. También hay otra cosa, ¡Metroids blancos!


Los Metroids blancos, además de ser los mejores por ser de ese color jaja tienen la capacidad de hacer mitosis celular, dividiéndose en nuevos seres, todos igual de letales.


En este juego, los Metroids se pueden matar con cualquier arma. Aunque, claro, no tardas lo mismo xD Y cuando te vienen varios a la vez, yo prefiero dejarme de líos y usar la super bomba de energía, que te barre todos los que estén revoloteando por ahí.


Avanzamos un poco a través de unas plataformas, hasta encontrarnos a una criatura diferente. Una especie de araña gigante que servirá de Jefe Final.


Vamos a analizarlo, a ver qué nos cuentan. Metroid Prime. Ah, ¿qué esta cosa es un Metroid? Se aleja bastante del diseño tradicional. Supuestamente, es la forma evolucionada. Será el Warp Shinka del Metroid normal xD También te dicen que tiene mogollón de armas, que es invulnerable a casi todo y que solo su cabeza es el punto débil. Vamos, que es el puto amo el bicho éste xD


Comienza el combate. El Metroid Prime, como buen anfitrión, te saluda como es debido, con su ataque más poderoso, un rayo láser que si te alcanza, causa interferencias en tu traje, anulando el HUD, y con ello, tu capacidad de fijar al enemigo.


Pero lo verdaderamente importante es que ha cambiado de color. Se ha vuelto de color morado. Está claro lo que hay que hacer. Cambiamos al rayo de ondas y ya podemos causarle daño.


El rayo de ondas mola un montón. Además de su singular forma, puede paralizar al enemigo, y su rayo recarga persigue al objetivo. Es sin duda el más útil cuando tienes delante un combate que requiere cierta estrategia.

Enseguida, el Metroid Prime vuelve a cambiar de color, esta vez a naranja. Cambiamos nosotros al disparo normal.


Está claro que el disparo normal es el peor de todos, por eso es el normal. Al menos es medianamente rápido, pero el enemigo se está moviendo continuamente, y eso nos impide usar con eficacia su rayo recarga, que va el línea recta y casi nunca da en el blanco en este combate.

Ahora, cambia a color blanco. Toca usar el rayo de hielo.


El rayo de hielo mola porque puede paralizar a un enemigo completamente, pero a cambio, es el más lento de todos y visualmente es una basura, simple aire helado. Si aciertas con el rayo recarga, salen cristales de hielo alrededor para compensar un poco, pero también es muy difícil acertar con él. En este combate no vale la pena.

Por último, cambia a color rojo. Usamos al fin el mejor de todos, el rayo de plasma.


Sin duda, este rayo es el más rápido y el más poderoso. Si el enemigo es vulnerable a este arma, es la que hay que usar, porque da igual si te viene uno, diez o treinta, los vas a reventar a todos sin necesidad de estrategia alguna. Además, si usas el rayo recarga, los enemigos se calcinan y les ves desintegrarse. Es una pasada. Que pena que el juego sea plenamente consciente de ello y el enemigo no pase a color rojo casi nunca, para que no puedas usarlo.

Aprovechando la imagen anterior, vamos a comentar un poco sobre el enemigo. Efectivamente, el Metroid Prime tiene mogollón de armas. Además del rayo con el que se presenta al inicio del combate, tiene misiles, gas venenoso, embestidas, y mucho más. Pero también te ayuda. Esas bolas que salen a su alrededor, siempre son del mismo color que tenga en ese momento, pero se pueden destruir con cualquier arma. Son de esas que te siguen hasta que impactan contra ti, así que no vale evitarlas, pero al destruirlas, te dan vida o munición.


Es una mierda que no podamos derrotar al jefe con el arma que nos de la gana, pero peor sería que el juego nos obligase a usar una en concreto porque funcionase ésa y nada más que ésa. Es algo que me cabrea un montón. Aunque con condiciones, podemos usar todas las armas a lo largo del combate, y eso incluye el ataque especial de cada una de ellas, que surge al combinar el uso de misiles con cada una de ellas, y que también es efectivo cada vez que coincide el color. En el arma normal sería el super misil.


Aunque el super misil es un arma muy poderosa, no sólo durante el juego, sino en general en toda la saga Metroid, cuando nos acercamos al final de este título, la cosa se pone tan bestia que consiguen dejarlo atrás. Un rayo recarga del rayo de plasma es más poderoso que un super misil, y encima no gasta nada. Pero te seguimos queriendo, super misil xD

El siguiente ataque especial es el látigo de ondas. Enganchar a un enemigo con el látigo de ondas ya lo paraliza, pero es que encima causa daño hasta matarlo, y cuando lo mata, en caso de haber varios, automáticamente va a por el siguiente hasta que no queda ni uno en pie. O eso, o hasta que se te acaben los misiles, porque al ser un ataque continuo, está chupando munición constantemente hasta que deja el depósito vacío.


El tercero es el difusor de hielo. Esta es la primera partida en la que lo consigo (y porque me chivaron su localización xD) así que es nuevo para mí. Compensa todas las deficiencias del rayo de hielo. Es un ataque rápido y fugaz, que congela todo a su paso, enemigos, escenario, y también al Metroid Prime. Sin duda un gran hallazgo a pesar de la gran cantidad de misiles que gasta en cada disparo.


Por último, el lanzallamas. Es todo lo contrario al rayo de plasma. Es lento, no tiene demasiado alcance, y encima es continuo como el látigo de ondas. Estoy seguro de que será con creces el más poderoso de todos, pero para todos los riesgos de munición y de exposición a los que tienes que hacer frente para usarlo, prefiero seguir usando el rayo de plasma normal.


A medida que va bajando la vida, los cambios de color se van haciendo más y más frecuentes, tratando de complicarte la situación. También hace algún ataque nuevo, como este rayo láser que te atrapa y arrastra hasta el enemigo, para que pueda golpearte con su cuerpo.


El único problema que tiene el Metroid Prime es lo asquerosamente fácil que es. A pesar de todas las armas que tiene, y de que he estado sacando las capturas, que eso conlleva comerte muchas hostias, ni por esas ha sido capaz de matarme. Es cierto que se ve como van bajando las barras de vida a lo largo de todas las imágenes, pero ha sido terminar las capturas y ya no han bajado más jaja Una pena que todo ese arsenal no sirva para ponerte en un aprieto.

Derrotado, el juego no ha terminado. Un nuevo jefe se presenta ante nosotros. Diría que es el clásico cerebro viviente que hay en muchos jefe finales, pero los Metroids ya son esa clase de enemigo de forma natural, así que mejor lo escaneamos y ya está.


Esencia del Metroid Prime. Invulnerable a todas las armas. Genial, justo lo que hablábamos antes. Que conste que ya de esta parte no me acuerdo casi. Recordaba que había un segundo jefe, pero no su forma ni sus características, así que no ha sido preparado xD


Pues nada, a esperar. En este tipo de combates, el enemigo siempre hace algo que lo deja en un estado de vulnerabilidad o expone un punto débil oculto. 

Al final ni una cosa ni la otra. De pronto, la Esencia del Metroid Prime hace un charco de phazon, y al ponernos encima, voilá!


Que pasada! No me acordaba para nada de esto. Ha sido como verlo por primera vez. El cañón de phazon, es cierto. Ahora sí, con esto ya podemos reventarle.


El charco apenas dura unos segundos y desaparece, limitando la cantidad de daño que podemos causar. La cosa se complica un poco más cuando desaparece y tienes que usar el visor de rayos x para localizarlo y poder seguir causando daño.


Si un visor tiene protagonismo, el otro también debe tenerlo, eso está claro, y es cuando descubrimos que a veces se ve con el de infrarrojos. Tampoco te puedes dejar un vistor puesto todo el rato por si acaso, porque cuando se ve a simple vista, no se ve con ninguno de los otros visores. Lo tienen todo pensado xD


Por desgracia, no tiene nada más. Sólo hace un ataque, una onda expansiva de fuego por toda la sala, pero con saltar es suficiente. Incluso cuando tienes un visor activado que hace que no sea visible el ataque, el enemigo hace un sonido concreto cuando lo ejecuta, así que es tan sencillo como saltar cada vez que lo escuches y fuera.


Es una pena que un combate así no esté mejor aprovechado. Si en lugar de que fuera invulnerable, necesitases atontarle con ataques normales para que saliera el charco de phazon y darle con el arma final, aunque al final el objetivo es el mismo, la sensación que te queda como jugador es mucho mejor. Es super triste que el Jefe Final del juego tenga un miserable ataque, fuera de algún golpe con los tentáculos que te puedas llevar si cometes el error de acercarte demasiado.

Al derrotarlo, no se da por vencido. Está a punto de morir, pero quiere llevarse a Samus con él. A pesar de sus intentos de evitarlo, finalmente consigue enganchar a Samus con uno de sus tentáculos.


Por suerte para ella, al final lo único que ocurre es que absorbe el phazon que había en su traje, dejándola de nuevo con el traje color morado Game Cube. Que pena, con lo que molaba el traje de phazon... :/


Tras esto, el Metroid Prime explota, causando graves daños al cráter del impacto, que comienza a derrumbarse. Samus debe escapar de inmediato, pero por suerte, todo es una escena, no hay que hacerlo manualmente xD Sale del cráter, sube a su nave, y vemos el templo chozo en ruinas. Fin.


Ha estado bien. Argumentalmente han dado respuesta al origen del phazon y hemos eliminado su fuente. Jugablemente, tenemos dos jefes completamente opuestos. Uno con mogollón de ataques y que puedes usar casi cualquier arma para combatirlo en función del momento, y otro super simple sin gracia ninguna, cuyo único punto positivo es ese cañón de phazon que utilizamos para destruirlo. A ver que tal el 2. Ojalá me acuerde de tan pocas como en este primero.

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending


No hay comentarios:

Publicar un comentario