jueves, octubre 21, 2021

Ese Gran Final... Le Fruit de la Grisaia



En este título no hay ni true route ni true ending. Todo se considera igual de importante. Eso sobre el papel, claro. Si es realmente cierto o no, lo descubriremos sobre la marcha.

Hay una ruta con cada una de las chicas, y todas tienen good y bad ending. Acabo de hacer el primer bad ending para ver cómo iba, y realmente es un game over. Escena rápida y fuera, sin créditos ni nada. Así, que vamos a ver el good ending de cada ruta.

Empezamos con la rubia, Chiruchiru, porque es la más fea y la más tonta, para quitárnosla de encima xD Aunque bueno, la ruta no hay quien se la crea. Para justificar que Yuuji se interese por ella, primero te dicen que tiene doble personalidad, que es una tía bastante más interesante que la original. Luego, que se intenta suicidar para matar a su otra personalidad, y finalmente, te dicen que cuando estaba en el hospital, se tropezó y los otros pacientes se rieron de ella, así que realmente no es tonta perdida, sino que es un papel que interpreta desde entonces. Vamos, un despropósito todo, ya lo estáis viendo xD

Después de su último intento de suicidio, Yuuji convence a Michiru para que acuda a un hospital a recibir el tratamiento necesario (entiendo que psicológico) para su total recuperación. Ella acepta, y se despiden en la puerta del colegio. Da la casualidad de que Sachi también está presente, y nota que las palabras de despedida de Michiru han sonado raras, como si fueran para siempre.


No tardamos en descubrir la verdad. Limpiando la habitación de Michiru, descubren un diario. Lo curioso es que la gracia del diario no está en sus intimidades, pues al final, todo lo que cuenta ya lo hemos visto a lo largo del título. La gracia está en que utiliza el diario para comunicarse con su otra personalidad (como en Remember11 xD) escribiendo cada una cuando tiene el control del cuerpo.

Leyendo dicha conversación, descubrimos que Michiru ha decidido unilateralmente dejar el control de su cuerpo a su otra personalidad y desaparecer, convencida de que ella no se merece vivir por culpa de sus limitaciones. Prefiere que viva su otra personalidad, porque se desenvuelve mejor socialmente, académicamente y en resumen, en todos los ámbitos.


A la llegada de Michiru, todo parece normal. Nadie nota nada raro, pero Yuuji sabe que realmente no es ella. La verdad, no nos dejan mucho rato con la intriga, porque pronto la otra personalidad le confiesa a Yuuji que, en efecto, no es Michiru, sino que está interpretando un papel de cara al resto de personajes.


Yuuji se niega a dejar las cosas tal y como están, así que toma cartas en el asunto. Como no puede hacer que Michiru tome el control de su propio cuerpo, opta por otra opción, hipnotizar a su otra personalidad para conseguir hablar con Michiru a través de ella. 

Cuando consiguen entrar en contacto, Yuuji le pregunta qué quiere. Michiru responde claramente. Quiero morir.


Tras escuchar esas palabras, Yuuji decide aceptar el deseo de Michiru. De hecho, va más allá con su siguiente declaración. Él mismo cumplirá su deseo.


Juas. No olvidemos que, supuestamente, esto es el good ending de Michiru. Y está siendo más bestia que el bad jaja

En la siguiente escena, Michiru está metida dentro de un ataúd, y podemos ver el velatorio desde el punto de vista del difunto. Ella escucha lo que ocurre en el exterior, pero no puede moverse. 


Se escuchan los lamentos del resto de personajes, que de despiden de ella, cada una a su manera. Acto seguido, Yuuji se lleva el cuerpo para enterrarlo en la pradera con vistas a la playa, que era el lugar favorito de Michiru.

Mientras está cavando la fosa, Yuuji reconoce que realmente no está muerta, sólo bajo los efectos de la hipnosis, pero que no durará mucho más.


¿Mucho más qué? ¿Su vida o los efectos de la hipnosis? Porque a mí me parece que estás haciendo el paripé para que Michiru se de cuenta de que hay gente que la valora y necesita.

Ya enterrada, Michiru se despierta de la hipnosis, pero poco puede hacer. Está dentro de un ataúd a dos metros bajo tierra. Puede que no esté muerta todavía, pero la han enterrado viva, no hay tanta diferencia.

De pronto, le suena el móvil. Cosas de los nuevos tiempos, ya necesitas el móvil hasta después de que te entierren xD Es Yuuji. Le da una última oportunidad para escoger entre la vida y la muerte. Había visto la vida, ahora ha visto lo que sucede si se muere. Ya tiene toda la información para tomar una decisión de manera justa y racional. ¿Qué hará?


En lugar de llamar a Yuuji para que la saque de ahí cuanto antes, se pone a usar la luz del móvil para leer las cartas que le han escrito sus compañeras... hasta que el teléfono se apaga por falta de batería...


Ahora es cuando se acojona de verdad xD Yo creo que se le va un poco la olla porque empieza a hablar con su otra personalidad conscientemente, sin ir cambiando de mente, ni por la mediación del diario ni nada. Su otra personalidad, lejos de animarla, la echa la bronca, y la pregunta que de qué se queja, si esto era lo que quería.


Cuando acaba la conversación cara a cara, le suena el teléfono (supuestamente sin batería). Lo coge, y es otra vez su otra personalidad. Vale, se le ha ido la olla completamente jaja Ahora sí, su otra personalidad la anima y le dice que la quiere.


La paranoia continúa. Ahora se le aparece su amiga muerta, la cual se alegra de que Michiru también vaya a morir, porque así podrán estar juntas para siempre.


Pero Michiru ya tiene su decisión tomada. Dice a su amiga que no la olvidará nunca, pero que no puede irse con ella. Acto seguido, sale del ataúd, y ahí Yuuji está ahí para recibirla.


11 horas ha estado la rubia enterrada viva xD Joder Yuuji, eres muy extremo xD Pero parece que ella no se lo tiene en cuenta, porque tras explicarle la situación, se confiesa y le pide que sean pareja de verdad, no fingida, como al inicio de la ruta.


Cualquiera podría pensar que con esto ya hemos terminado, pero no es así. Hemos salvado a Michiru, pero todavía quedar salvar a su otra personalidad. Lo primero que hacen es contarnos su vida. Esta chica sufrió un atropello volviendo a casa que la dejó en estado vegetativo. Ella podía ver y escuchar todo lo que pasaba a su alrededor, pero no podía moverse ni hablar. Sus padres al principio cuidan de ella, pero terminan agotados hasta el punto en que su madre sufre una caída mientras la cuida y se abre la cabeza. Esa fue la gota que colmó el vaso. Así que, cuando unos doctores aparecen buscando un corazón para un trasplante, el padre firma el consentimiento para que maten a su hija y utilicen el corazón.


Pero lo que no se esperaba, es que su consciencia también se transfiriese al cuerpo de Michiru junto a su corazón. Aunque ella sabía que no era su cuerpo, sentir se nuevo la posibilidad de moverse y hablar, como antes del atropello, fue una gran alegría para ella. Es por eso que decidió ayudar a Michiru y mejorar su vida en lo que buenamente pudiese.


Pero ahora no estamos hablando de Michiru, sino de ella. Así que Yuuji le pregunta directamente qué es lo que ella quiere hacer, cuales son sus deseos y lamentos. Ella responde que lo único que querría es volver a ver a sus padres, pero que es imposible porque viven en America.

Cinco minutos después, está en un avión con Yuuji de camino a America, hasta llegar a casa de sus padres. Allí, la recibe su madre, la cual, creyendo que es una extraña, comienza a conversar con ella y descubre que su padre murió el año pasado.


No es lo único que descubre sobre su padre. Su madre también le confiesa que el padre se puso a hacer un montón de origami para ella mientras estaba en el hospital, pero que nunca tuvo el valor de llevárselos. También le cuentan acerca del sufrimiento que han padecido sus padres por no haber sido capaces de salvarla.

De pronto, ella se echa a llorar. Su madre no entiende nada. Ella quiere decirle la verdad, quiere decirle quien es, pero no encuentra las palabras. Sabe que no la va a creer, así que se queda en blanco. Es entonces cuando Michiru toma el control del cuerpo para decir que es una amiga de su hija y salvar la situación. Además, también le pide seguir en contacto a través de cartas.


Finalmente, vemos a la otra personalidad escribiendo la carta para su madre. En un descuido, Michiru toma y añade que busque encima del techo de la habitación de su hija, porque ha descubierto que ese lugar era su favorito para esconder cosas. La madre recibe la carta, y siguiendo las instrucciones, encuentra un dibujo. Fin.


Muy bonito, pero no me olvido de ciertas cosas. En primer lugar, el hecho de que dijeran que Michiru estaba haciendo un papel cuando se hacía la tonta. Con eso te están diciendo que es imposible enamorarse de una tía que es tonta perdida, y me parece muy mal. A estas alturas, uno ya sabe que te puedes enamorar de cualquier persona, sin importar su físico o personalidad, porque estas cosas no se eligen.

Por otro lado, está muy bien que hayan salvado no sólo a Michiru, sino también a la otra chica, pero joder, nos podrían haber dicho al menos como se llama. Lo ideal hubiera sido ver su aspecto, pero claro, para eso hay que currarse un artwork nuevo y no les apetecía, pero el nombre no era tan difícil...

Y sobre Yuuji, pues es una cosa muy rara, porque por un lado es un tío maravilloso por lo mucho que se preocupa por ambas chicas y lo que está dispuesto a hacer por ellas, y por otro lado, al principio de la ruta, se besa con Michiru mogollón de veces sin sentir nada por ella, que está muy bien, pero solo cuando la otra parte está jugando a lo mismo, y se ve claramente que Michiru está enamorada. No es hasta el final de la ruta cuando Yuuji la corresponde.

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending

Vamos ahora con la siguiente chica. Toca Sacchin, la maid. Es una tía que es mona y agradable, pero totalmente manipulable por su irrefrenable deseo de servir a los demás. Al menos yo, cuando busco una pareja, busco una persona, no una marioneta para hacer con ella lo que me de la gana, así que tampoco me tira nada esta chica.

A lo largo de la ruta hemos conseguido que deje de ser una marioneta y actúe por sí misma, pero eso no es suficiente. Tiene pesadillas diarias porque se siente culpable por la muerte de sus padres. Curiosamente, el problema es que no murieron ambos. Su madre sobrevivió y quedó en coma, y teme que se despierte y le eche la culpa de todo. Es entonces cuando Yuuji le ofrece la solución. Matar la fuente de las pesadillas.


Recalcar que usa expresamente el verbo matar, así que, aunque ahora explicará los detalles, está hablando de matar a su madre. Si no, hubiese usado otros verbos como eliminar o suprimir, pero no, usa el verbo matar, que tiene claramente connotaciones referidas exclusivamente a quitar la vida a seres vivos.

Por desgracia, no lo desarrolla mucho. Es más, todo lo contrario. Sachi le pregunta si le está proponiendo que mate a su propia madre, pero él contesta que sólo hablaba de matar, no a quien. La decisión la debe tomar ella.


Cinco días después, Sachi llega a su pueblo natal para visitar a su madre por primera vez. En su cabeza hay dos opciones, matarla a ella, o suicidarse.

Todo va bien cuando llega al hospital, pero en el momento en el que se encuentra frente a la puerta de la habitación de su madre, toda su determinación se tambalea. Los fantasmas del pasado acechan su mente, pero consigue sobreponerse y entrar. 

El paso de los años en estado vegetativo ha pasado factura al cuerpo de la madre de Sachi, ahora prácticamente irreconocible y descrita por la propia Sachi como un cadáver. Al verla, vuelve a derrumbarse, pero consigue sentarse en una silla y quedarse toda la tarde observándola, sin decir una sola palabra.


Estando allí sentada, se da cuenta de que no puede escapar a su pesar. Aceptar los recados de otras personas, venir al hospital, o sufrir las pesadillas, da igual, sea bueno o malo, nada puede revertir lo que ha ocurrido. Su padre no resucitará, y su madre no despertará del coma. Es entonces cuando debemos decidir entre las dos opciones que Sachi tenía en la cabeza. Matar o morir.


Joder... ¿En serio una de estas dos opciones lleva a un good ending? Me cuesta imaginarlo, la verdad jaja Otras veces se ve claramente cual es cada opción, pero ahora, no hay manera de saberlo, así que voy a mirar la guía, hago el bad ending y ahora seguimos con el good, si es que se le puede llamar good a lo que toque... xD

Sorprendentemente, la respuesta que lleva al good ending es matar a tu madre :o Aunque bueno, no cantemos victoria tan pronto porque acabo de hacer el bad ending y ha sido un timo. En lugar de suicidarse, lo que hace es matar la parte de sí misma que la hace sufrir (vamos, que no hace nada) y luego al salir del hospital la atropella un camión como a sus padres xD

Sachi duda sobre si llevar a cabo el asesinato o no. Valora la situación de su madre y las posibles consecuencias penales, llegan a ver la cárcel cómo el castigo ideal por haber arruinado la vida de sus padres cuando era pequeña. Finalmente, se decide y lleva las manos al cuello de su madre. 


Pero en el momento en que lo hace, se le vienen a la cabeza todos los buenos recuerdos que ha pasado con sus padres, y termina derrumbándose. Es entonces cuando aparece Yuuji para ayudarla., invitándola a ir al lugar donde está aquello que debe matar.


Por el camino, Yuuji se imagina cómo sería la famosa frase que dijo su madre antes de morir, de la cual sólo conocemos que empezaba con ¿Por qué...? Teniendo en cuenta que era el cumple de Sachi, Yuuji deduce que tratarían de decirle. ¿Por qué esa cara tan larga? Tenemos una sorpresa para ti.


A mí no me encaja nada, sinceramente xD Si se la hubieran dicho antes de que se escapara, vale, pero se la dice su madre, ensangrentada, después de haber sido atropellada por un camión. Es completamente imposible que estuviese pensando en eso. Yo me inclino más por un ¿Por qué no huyes? en el sentido de que estaría Sachi también en mitad de la carretera y podrían atropellarla a ella también, o como mucho, algo como ¿Por qué tengo que morir sin darle el regalo a mi hija? en plan arrepentimiento final, pero nunca lo que piensa Yuuji.

El lugar al que Yuuji lleva a Sachi es el taller donde trabajaban sus padres. Ha conseguido la llave a través del tío de Sachi, su tutor legal ahora mismo, y le cuenta además que nadie ha entrado allí desde el accidente. Todo debe estar tal y como lo dejaron los padres de Sachi.

Al entrar, encuentran que todas las máquinas que había originalmente en el taller han desaparecido. En su lugar, hay una serie de carteles colgados en la pared. Una fiesta sorpresa para celebrar el cumpleaños de Sachi.


Es ahora cuando nos revelan lo que Sachi debe matar. La imagen de unos padres resentidos que buscan su sufrimiento. Una imagen que no es más que una ilusión en la mente de Sachi, nada más lejos de la realidad.


Encima de la mesa, Sachi encuentra una caja de música y una carta. En dicha carta, sus padres le piden disculpas por haber priorizado el trabajo frente a pasar más tiempo con ella. Querían tener más dinero para darle a Sachi una mejor calidad de vida, pero finalmente se dieron cuenta de que Sachi no quería eso. Es por eso que en la carta anuncian que van a cambiar de trabajo para poder dedicarle el tiempo que se merece. Ese era su regalo de cumpleaños.


También le dan una caja de música, con la ilusión de que la escuche junto a la persona que ame, y le traiga la misma felicidad que ha traído a sus padres. Así que, Sachi inmediatamente pregunta a Yuuji si quiere escuchar la melodía con ella. Créditos.


Después de los créditos, vemos que Sachi está visitando a su madre de manera regular, contándole sus experiencias a pesar de no recibir respuesta. También vemos el regalo de cumpleaños que le hace Yuuji, jugar en el parque donde se conocieron durante todo el día hasta que Sachi decida parar. Es entonces cuando Yuuji, recordando la carta de los padres de Sachi, le pide que se case con ella.


Pero Sachi rechaza la propuesta, porque Yuuji todavía no es capaz de lanzar el zapato desde el columpio más lejos que ella. Fin.


Muy bonito todo, pero también mucho timo con las decisiones. En House podían despertar a una persona en coma inyectándole una movida para que pudiera despedirse antes de desconectarla. Si hubieran hecho eso, Sachi podría haber escuchado de los labios de su madre que no la odiaba, y también la frase completa que no pudo decir antes de quedarse en coma. Después podrían haberla desconectado perfectamente y no habría pasado nada.

Sobre Yuuji, es una pena, porque al principio de la ruta es él quien se interesa por ella en primer lugar, precisamente porque el rollo de obedecer sin cuestionar las órdenes es algo que él también hace en su trabajo. Por eso creo que fue un error poner que se conocían de niños. Yuuji ya estaba interesado en ella, no necesitaba un segundo motivo. Aunque bueno, al final la ayuda, que es lo que importa.

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending

Vamos ahora con la tercera ruta, que será la de Makina. También es una chica muy mona y muy alegre, pero es una niña. No ya solamente por su aspecto físico, que también, sino también por su personalidad. Se pasa el día jugando con las demás y viendo la serie del hombre atún... Se supone que tiene la misma edad que Sachi, pero parece que se lleven cinco años... Sinceramente, me va a costar creerme que Yuuji se enamore de ella.

Desde luego, esta ruta ha sido diferente. Primero, en lugar de liarse con Makina, Yuuji se convierte en su padre, digamos, adoptivo. Luego, cuando crees que la ruta va a quedarse así, se lían y se la folla, y después de eso, Makina sigue llamando a Yuuji papá. Vamos, que entre el aspecto infantil de Makina y el rollo incesto da bastante asco la ruta jaja

La trama viene de que esta chica es la heredera de una familia de mafiosos que controla un zaibatsu, y tienen movida entre ellos sobre quien tiene que heredar. Total, que al final el grupo de agentes secretos en el que trabaja Yuuji le encarga matarla. Para evitarlo, huyen, pero en una de las escapadas, Makina se deja olvidada una maceta que le da Sachi antes de fugarse. Una maceta con un pequeño manzano. Sí, a esto viene lo del título del juego. Así que, a pesar de que Yuuji le insiste es que es una locura ir a recuperarlo, ella una noche se escapa y vuelve al escondite anterior. Vamos a ver cómo le sale...

Makina llega al lugar donde habían estado escondidos anteriormente, pero la maceta no está. Es raro, porque justo en la escena anterior hemos visto cómo recomiendan a JB que devuelva la maceta a su sitio, ya que podría desencadenar algo. Lo normal es que les hubiesen tendido una emboscada, pero no parece.


Aunque eso no significa que el lugar esté desocupado. Un par de agentes descubren a Makina merodeando por el lugar, per ella los reduce con gran facilidad. Pero cuando parece que lo tiene todo bajo control, uno de los agentes que Makina creía haber derrotado está en pie y le pega dos tiros por la espalda.


En ese momento, Yuuji aparece para rematar a los agentes. Sin ningún esfuerzo, termina con ambos, y cuando va a matar a uno de ellos, vemos un pequeño flashback que nos explica que mató a su padre porque, de no haberlo hecho, él habría matado a su madre. Ver a Makina herida le había hecho perder el control, como el día que mató a su padre.


Lo interesante de esto es que en la ruta de Sachi, cuando son pequeños, Yuuji le cuenta que dejaron de verse porque murió su padre y se cambió de casa, pero claro, no nos cuentan que le mató él mismo, y que esa mudanza fue más bien un arresto e ingreso en prisión.

Makina grita para impedirle matar al agente. Yuuji recupera el control de sí mismo y comienza a examinar a Makina. Parece que las heridas no son fatales.


Pero cuando se disponen a marcharse, aparece JB, que venía a devolver la maceta. Aunque podría aprovechar para arrestar a ambos, en su lugar, ayuda a Yuuji para que Makina sobreviva.


JB ofrece su coche para llevarla al hospital, pero Yuuji no acepta acompañarlas. Sabe que si va, le capturarán, y no podrá ver a Makina nunca más. En un instante, huye, sin que JB pueda hacer nada por evitarlo.

Pasan dos semanas. JB charla con su asistente y nos cuenta que Yuuji sigue desaparecido, que la orden de asesinato sobre Makina ha sido suspendida indefinidamente, y que hoy, después de dos semanas, finalmente su madre se va a dignar a visitarla en el hospital.


Qué puto asco la madre, ¿verdad? Pues eso no es nada, porque durante la visita, le desea que se quede en coma durante tres años, el tiempo que falta para que expiren sus derechos de sucesión al zaibatsu.


¡Pues eso TAMPOCO es todo! La hija de la gran puta de la madre, ahora dice que maten a Makina para coger sus órganos y dárselo a su hermanastra, que sufrió un ataque terrorista con un coche bomba por parte del sector del zaibatsu que estaba a favor de Makina. Total, como Makina está en estado vegetativo, pues, ¿qué más da?


Claro, por eso suspendieron la orden de asesinato. No era que la familia hubiese entrado en razón. Tampoco era un plot twist gratuito para que todo acabase bien. Era por esto...

La madre sigue en su línea, llegando a sugerir si puede apagar la máquina que mantiene a su hija con vida. Menos mal que JB la detiene y la recuerda que es un crimen.

Terminada la horrible escena con la madre, vamos a lo importante. ¿Qué ha sido de Yuuji? Sabemos que está desaparecido, pero lo que no sabíamos, es que tiene controlada a Makina hasta el punto en que se ha colado en su habitación para hablar con ella varias veces :o


Acto seguido, nos descubren otro dato importante, que aunque lo habían dejado caer, no era oficial. Yuuji tiene doble personalidad. Sí, otra vez... No sé qué pasa que la mitad de las VNs que he elegido para este año van de lo mismo... O tengo muy buena puntería, o es un recurso demasiado recurrente. Ya lo descubriremos en el futuro...

Durante la conversación que Yuuji mantiene con su otra personalidad, básicamente le anima a que mate a todo aquel que se encuentre a su camino, y lo que es más importante, le termina convenciendo. Yuuji no quiere matar a nadie porque sabe que si lo hace, él tampoco saldrá con vida, así que su otra personalidad le llama débil y le hace despojarse de esa excusa. 


Esa noche, Yuuji se cuela en la habitación de Makina para contarle sus intenciones. Va a matar a su madre.


También descubrimos que Makina no está en coma, sólo finge estar dormida. Los médicos decían que había señales de que recuperaba la consciencia a mitad de la noche, pero que no había nadie de guardia para comprobarlo. Ahora sabemos por qué. Sólo abría los ojos para hablar con Yuuji.

Además de declarar sus intenciones, Yuuji le pide que se reuna con él al día siguiente por la tarde en la estación para que vuelvan a fugarse y vivir felices, porque entonces su madre ya no podrá perseguirla más.


Esto... ¿hola? Que le han pegado dos tiros por la espalda xD Vale que no se esté muriendo, vale que no esté en coma, pero de ahí a poder coger y largarte por tu propio pie con tan solo dos semanas de ingreso en el hospital es otra historia...

Yuuji se cuela en las oficinas centrales del zaibatsu, reduce a la secretaria de Kiyoka, y después va a por ella. Ella intenta zafarse, pero acaba en el suelo suplicando por su vida.


A pesar de que Yuuji parece tener la firme intención de matarla, Kiyoka continúa rogando, suplicando, negociando y negociando con todo lo que le viene a la cabeza para salvar su vida. La conversación continúa y el disparo no se termina de producir, así que la otra personalidad de Yuuji aparece en escena para presionar.


Es entonces cuando nos aparece la decisión final. Apretar o no el gatillo. Por supuesto, le he dado corriendo a apretar el gatillo, pero lamentablemente esa opción lleva al bad ending (muy bueno, por cierto), así que vamos a ver lo que ocurre de la otra forma.


Al tener delante a la madre de Makina y estar a punto de matarla, Yuuji recuerda cuando mató a su propio padre, y como ese remordimiento le está persiguiendo de por vida.


Aprovechando que Yuuji duda por unos instantes, Kiyoka aprovecha para dar la alarma. La sala se llena rápidamente de agentes de seguridad. La hija de la gran puta que hace escasos instantes estaba suplicando por su vida, ahora pide a los agentes que maten a Yuuji. Como siga así, va a llegar un punto en el que no voy a poder inflar más los insultos para referirme a ella xD


Se produce un enfrentamiento y, aunque Yuuji consigue escapar finalmente, no lo hace indemne. Una bala alcanza su hombro. Su vida no corre peligro, pero sí que se complica mucho su situación.


Al día siguiente, vemos una reunión de JB con su asistente. Saben lo que ha ocurrido, pero como el cuerpo de Yuuji no ha sido encontrado, dan por hecho que está vivo. También nos cuentan cosas interesantes. Kiyoka quería llevarse al extranjero a Makina y Sarina, pero como Yuuji la intenta matar, sólo se lleva a Sarina. JB recalca que se van en busca de un donante para Sarina. Es decir, se quería llevar a las dos simplemente a un país en el que le permitiesen matar legalmente a Makina. Lo dicho, ya no puedo inflar más los insultos.

También que Makina cuenta a JB todos los secretos del zaibatsu de su familia. Ahora, todos sus chanchullos, corrupción y demás serán expuestos.


Tal y como había prometido, Makina se escapa del hospital poco después de que acabe su reunión con JB, con el objetivo de reunirse con Yuuji y fugarse. Aunque tarda, finalmente se presenta. Montan en el tren con el fin de encontrar casa en la playa. En mitad de la conversación, Makina se da cuenta de que Yuuji está herido. Hay un río de sangre bajo sus pies, y termina perdiendo la consciencia. Créditos.

El tiro fue en el hombro, así que la herida no debería ser mortal, pero se ve que no pudo contener la hemorragia y está en peligro de morir desangrado.

Tras los créditos, pasa un año. Makina ha abierto una panadería en la playa. Yuuji ha sobrevivido, pero ha perdido un brazo por no ir al hospital. Eso sí, llevará uno como el de Full Metal Alchemist, porque en la foto no se ve nada raro.


Vale. Enseguida confirman que lleva un brazo artificial. También sabemos el precio que han tenido que pagar por llevar esa vida. Como Yuuji ha quedado inhabilitado de por vida para su trabajo de agente secreto, ahora es Makina quien lo hace. JB la llama para una misión. Makina se queja porque no la dan tiempo ni para desayunar, pero acepta, porque proteger la vida que lleva ahora mismo es su prioridad número uno. Se oye un disparo. Fin.

Este final es complicado... Lo primero porque el good ending es casi igual que el bad. En el bad, efectivamente, matan a la madre, Yuuji recibe más disparos y no se recupera. No te dejan claro si muere o se queda en coma, porque Makina hace como que habla con él, así que igual ciuda su cuerpo inmóvil. Además, está embarazada. Lo demás es todo exactamente igual.

Me ha molestado que no salga el árbol. En la escena del tren te cuentan que llevan la maceta con ellos hacia su nueva vida. Tan importante que era por ser regalo de Sachi, y no lo muestran. Quería que la foto final fuera el manzano con una manzana. Os parecerá una gilipollez, pero es el título del juego, ese fruto que tanto llevábamos esperando, y no lo sacan... Ni una triste mención en la última escena de la playa...

Por lo demás, muy bien. Es lo más parecido a un true ending, desde luego. Involucra a Yuuji personalmente, tiene jefe final, te explican el título del juego, hay muchos plot twists... También tiene cosas inverosímiles como lo de irte del hospital tan tranquila después de dos tiros en la espalda, pero poco más. Gana lo bueno claramente, aunque en esta ocasión me ha gustado más el bad.

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending

Vamos ahora con Yumiko, que aunque es una chica físicamente atractiva (aunque con un cuestionable gusto para vestir) no deja de ser el personaje que intenta agredirte en numerosas ocasiones con un cutter al principio de la aventura. Lo más divertido es que se lo cuentas a la directora y no le da ninguna importancia. Dice que está marcando su territorio. Anda, que si fuese al revés...

La ruta es muy similar a la de Makina, con matices, pero el mismo recorrido. Aquí el malo es el padre en lugar de la madre (aunque la madre también tiene tela, pero por suerte en el final parece que no nos tocará tratar con ella). También se fugan, pero por un motivo distinto. El padre ha encargado matar a Yuuji por tratar de impedir que Yumiko vuelva a casa, así que se ven obligados a desaparecer los dos.

Estando fugaos, viven en una espiral de sexo y pobreza, donde ella está confinada y él trabajando, porque realmente a quien buscan es a Yumiko. Un día, por tratar de ayudar, ella se pone a hacer las tareas del hogar, pero al no estar acostumbrada, le sale todo mal, se empieza a sentir culpable, después una carga, y termina con la feliz idea de llamar a su padre desde un teléfono público para ofrecer su entrega voluntaria a cambio de dejar en paz a Yuuji.


Yumiko espabila en el último momento, al darse cuenta de que haciendo eso estaría traicionando a Yuuji. Sin embargo, lo que hace es colgar nada más escuchar la voz de su padre al otro lado del teléfono. Demasiado tarde. El padre de Yumiko ordena que localicen la llamada, pero por suerte les da tiempo a huir otra vez antes de que los matones del padre de Yumiko encuentren la casa.

Inmediatamente, parten hacia al norte en tren. Yumiko se queda dormida en el trayecto. Yuuji se da cuenta de que hay un parque de atracciones que les pilla de paso, así que decide parar para darle una sorpresa a Yumiko, que siempre quiso ir a uno. Además, como bien señala Yuuji, nadie les va a buscar nunca en un lugar así. Están a salvo, es un win-win.


Una a una van montando en todas y cada una de las atracciones, hasta terminar en el tiovivo. Allí, Yumiko nos cuenta que cuando su padre tenía el día libre, solía llevar a su madre y a sus abuelos al parque de atracciones, pero nunca la llevaban a ella también. Recordemos que sufre abandono por parte de sus progenitores por no haber nacido varón. Es por eso que rompe a llorar de lo feliz que está :)


Esto es lo de siempre. Todo el mundo quiere lo que no tiene. Si de peque sus padres en lugar de irse a un parque de atracciones se hubieran ido a pescar, pues la escena sería distinta. Somos así. Lo que nos prohíben u ocultan nos llama todavía más la atención.

Por supuesto, Yuuji también se desnuda emocionalmente. Tiene un complejo de inferioridad muy común, en el que piensas que por tu forma de ser, es imposible que alguien se enamore de ti nunca, pero Yumiko lo ha hecho, así que le da las gracias por nacer.


Usa esa frase a propósito, porque como ella ha sufrido ese abandono y esas carencias por nacer mujer, muchas veces se ha estado preguntando la razón de su existencia. Ya no tiene que volver a hacerlo.

Tras esta apasionante velada, finalmente el parque de atracciones cierra y se ven obligados a marcharse. Pero, ¿a dónde? Es el momento de tomar la decisión final. Fugarse o enfrentarse al padre.


Como no podía ser de otra manera, el ending bueno es enfrentarse al padre, así que, ¡vamos a por él! La base de operaciones para planear el ataque no es otra que la propia academia Mihama. Un año después de fugarse, Yumiko y Yuuji vuelven a estar en el lugar en que se conocieron. La sorpresa viene cuando encuentran allí al resto de alumnas recibiéndoles como si no hubiera pasado nada. Yumiko, desconcertada, pregunta qué esta ocurriendo, pues la escuela fue creada para encerrarla a ella.


La respuesta es la opción más sencilla. Cuando Yumiko y Yuuji se fugaron, se anunció el cierre de la escuela, pero la directora fue capaz de frenarlo aludiendo a la posibilidad de que, en caso de regresar, Yumiko iría allí, así que había una razón para mantenerla abierta, por si acaso, para poder tenderles una trampa si volvían.


Aclarado este punto, vamos con el plan. Como el padre de Yumiko quiere una herramienta para poder controlar la empresa incluso después de jubilarse, la idea es destituirle. Como era de esperar, con su carácter, no le faltan enemigos, pero no era tan fácil. Por eso, durante todo este año que han estado fugados, entre todas, ayudadas también por JB, han estado convenciendo a gran parte de Consejo de Administración para que voten a favor de la destitución.

Todo está preparado. Han convocado una Junta General de Accionistas para mañana, así que Yuuji llama al padre de Yumiko para hablar con él en la academia. De esa forma, no podrá asistir a la reunión ni impedir su destitución.


Hala, está chulo el plan. Es original. Queda un poco forzado que coincida exactamente la fecha en la que se han asegurado la mayoría de los accionistas para echarles con el momento en el que localizan su paradero por la llamada de Yumiko, pero bueno, eso pasa en todos los lados.

Cambiamos de escena. El padre de Yumiko convoca a JB para pedir explicaciones tras la llamada de Yuuji. A pesar de que ya han investigado a JB, él no se fía, así que manda que la apresen hasta que se arregle la situación. Además, señala que tiene el permiso de los superiores de JB.

A la mañana siguiente, el padre de Yumiko se presenta a la hora acordada. La Junta General de Accionistas ya ha comenzado. Al mismo tiempo, Yumiko y su padre también comienzan a conversar. El padre empieza subidito, en tono condescendiente, a decir que si se vuelve a casa ahora, todavía pueden solucionar las cosas por las buenas. Sin embargo, ella responde con claridad. Ha venido a romper sus lazos con él.


La conversación se caliente, y al fin sabemos que el padre de Yumiko sufrió los mismos abusos por parte de su padre, el abuelo de Yumiko, que le utilizó para expandir la empresa sin tener en cuenta su propia voluntad. Lamentablemente, no es capaz de empatizar con su hija a pesar de todo, e insiste en que le aguarda el mismo destino.


Durante la conversación, también revelan el plan, pero algo no va bien. El padre de Yumiko no se sorprende ni asusta al escuchar que están intentando destituirle de su puesto. Esa reacción, o mejor dicho, la ausencia de la misma, estremece a nuestros personajes, que no saben a qué atenerse.

De pronto, Sachi recibe una llamada. Su cara se queda pálida. No tarda en informar. Ninguno de los accionistas a los que habían convencido ha apoyado la moción de censura.


El padre de Yumiko ya estaba al corriente del golpe, y se había encargado de evitarlo. Por eso estaba tan tranquilo. Todo parece estar perdido, cuando de pronto, el padre de Yumiko recibe una llamada del mismísimo Ministro de Infraestructuras de Japón.


Para sorpresa de todos, el ministro le comunica que ya no puede seguir cubriéndole, y que se despida de su presidencia. Acto seguido, Sachi recibe una nueva llamada en la que informa de que la destitución ha sido un éxito, con un apoyo del 80% de los votos.


Nadie entiende nada. Yo tampoco, sinceramente xD pero Yuuji no tarda en aclarar las cosas. Efectivamente, nadie podía imaginar que un grupo de estudiantes pudiesen convencer a nadie para destituir a un alto cargo con tanto poder, pero JB tenía contactos con el ministro, y si se encargaba él, que también era poderoso, sí era posible. La maniobra de Yuuji y las chicas no era más que una mera distracción para alejar al padre de Yumiko del verdadero líder de la moción de censura.


Muy Detective Conan. Parece que has caído en la trampa pero en realidad sabías que el enemigo te iba a tender una trampa y tú le tendiste una trampa de la trampa... No suele quedar creíble casi nunca, y ésta vez tampoco es una excepción. Si a eso le sumamos lo rápido que ha sido todo, pues la verdad, no deja muy buen sabor de boca. Cuando la rubia está enterrada viva o cuando nos batimos contra la madre de Makina, el climax es mucho más largo, y sobre todo, más intenso.

Finalmente, el padre de Yumiko asume su derrota y se marcha, dejando a su hija libre al fin. La persona que colocan en su puesto es de perfil bajo, que abandona la estrategia de continua expansión por una de reducción del riesgo. 


Recordemos que el padre de Yumiko no es el dueño de la empresa, como pasaba con la ruta de Makina. Simplemente, es su puesto. Tiene un porcentaje de las acciones, es decir, tiene algo de poder, pero ya. Y la sorpresa viene cuando Yumiko recibe una llamada en la que la informan de que su padre le ha transferido la totalidad de sus acciones en la empresa.


Pasan tres años. La Academia Mihama cierra sus puertas. Intentaron convertirlo en un colegio normal, pero dada su ubicación geográfica, no iban a conseguir alumnos suficientes para que mereciera la pena. El padre de Yumiko, a pesar de haberse despojado de todo, obtiene un nuevo puesto de trabajo decente, que le permite vivir sin complicaciones.

En cuanto a la propia Yumiko, tras meditar durante mucho tiempo sobre qué hacer, decide aceptar las acciones, venderlas, y costearse una carrera en una de las universidades más prestigiosas del país, llegando a crear su propia empresa (aunque no nos dicen de qué), y terminar haciéndose famosa por sus gestas.


Qué irónico, ¿no? Al final acaba como el padre quería, simplemente en una empresa diferente xD

Parecía que ya se iba a terminar todo, pero no. Yuuji realiza una llamada a JB, hablando sobre un último favor. Acto seguido, lleva a Yumiko a un hospital, donde nos cuentan que la madre de Yumiko falleció, hace dos años.


Pero esa no es la noticia. Lo realmente importante es que hay una persona que lleva visitando la habitación frecuentemente, ¡el padre! Sin embargo, Yumiko se queda fuera, y quien entra es sólo Yuuji. Allí, descubrimos que no solo ha estado visitando la habitación de hospital donde murió su esposa, sino también el barrio donde vivieron Yumiko y Yuuji cuando se fugaron, y otras ubicaciones. Investigar el paradero del padre era el favor del que hablaba con el JB.


Lo más triste de todo es que comenta que a pesar de haber visitado todos esos lugares, no le sirvió de nada, porque aunque su mujer y su hija estuvieron allí, ya no estaban. Y ni siquiera se puso triste a descubrirlo.


Ahora se pone a contarnos su vida, que a estas alturas nos importa una mierda xD pero ahí está. Como su padre le empezó a manipular desde los nueve años para convertirle en su sucesor, anulando su propia voluntad, etc... Nada que no sepamos ya, sólo que con más detalles. 


Cuando Yuuji se dispone a marcharse, le pide que haga feliz a su hija. No obstante, la respuesta de Yuuji sorprende, porque también le atribuye esa misma responsabilidad, ya que Yumiko todavía le sigue viendo como a un padre. 


Al salir de la habitación, Yumiko ya no está, pero sabe donde encontrarla. En la azotea, donde se puede ver el cielo. Allí, la encuentra llorando, y se confirma lo que veníamos hablando. Yumiko quiere recuperar la relación con su padre y enseñarle a ser mejor persona, para lo que pide ayuda a Yuuji.


De nuevo, parece que se acaba, pero tampoco. Ahora pasan cinco años. Cinco más, es decir, llevamos ya ocho de diferencia con el momento del enfrentamiento contra el padre, y nueve desde el inicio de la aventura, pues se fugan durante un año.

Hay una conversación entre JB y su ayudante, en la que básicamente nos dicen que Yuuji y los demás no han conseguido nada. Quitar de en medio al padre de Yumiko realmente ha sido por obra y gracia de las altas esferas, que simplemente han utilizado a todos los que estaban por debajo.


Finalmente, vemos una escena en la ribera del río donde Yumiko solía dibujar, solo que ahora, lo que están haciendo es enseñar a dibujar a su hija Yuma entre los dos. Hablan sobre el padre también, que está en el hospital, pero le van a dar el alta, así que ya se han reconciliado. Yumiko termina dando las gracias a Yuuji por ayudarla a conseguir la vida tan maravillosa que tiene, y una nueva persona a la que proteger. Fin.


¡Al fin! Parecía que no se iba acabar nunca... La verdad es que no ha merecido nada la pena. Aunque el plan era original, se resuelve de forma muy sencilla, para luego además negar todo el mérito de los personajes en favor de las altas esferas. El padre se vuelve bueno de la noche de la mañana, después de gastar una vida entera ignorando a su hija por no nacer varón, y Yumiko al final termina como quería su padre, aunque llega al mismo sitio por otro camino.

Lo bueno, la relación entre Yuuji y Yumiko es la más creíble de todas y una de las más bonitas, rematando en la escena del parque de atracciones. Es la única ruta en la que el resto de personajes tienen un mínimo de importancia y protagonismo. Por último, el mensaje de que todos estos workaholics que se creen lo más por el puesto de trabajo que ocupan, al final son unos pobres desgraciados que lo que de verdad les pasa es que no tienen nada más en su vida más allá del trabajo. Ni familia, ni amigos, ni aficiones, ni nada. Y cuando pierden esa posición que ellos creen privilegiada, pierden también la razón de su existencia.

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending

Después de sufrir a estas cuatro locas, queda la mejor, ¡Amane! Es la que está más buena, la que tiene las tetas más grandes, la única que manifiesta interés por Yuuji desde el principio, también es una tía que va de frente, que te dice las cosas a la cara en vez de engañarte, que es buena persona y siempre trata de ayudar a las demás, en especial a Makina por ser la más pequeña, y a pesar de todo esto, lo único que consigue a cambio es que las otras chicas la estén llamando todo el rato bitch y slut. Ellas sí que son unas putas, unas putas envidiosas para ser exactos. Por eso hemos dejado su ruta para el final. Esperemos que esté a la altura.

Con todo el dolor de mi corazón, tengo que comunicar que esta ruta es una estafa. Ya al principio, se nota que algo no va bien, porque es todo sexo. Es una de esas relaciones que no tienen nada en común, llegando al punto en el que ni siquiera tienen un maldito tema de conversación, así que hala, a darle al tema desde el primer día. Y no se queda ahí. Va escalando más y más... Que si me bajo a cantar al karaoke y me hago una foto mientras te hago un trabajito, que si no llevo ropa interior para estar preparada para hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar, que si vamos a probar en un sitio público... Así todo el rato. Encima, como las versiones de consola están censuradas, te pierdes todo lo interesante jaja

Pero cuando llegan al flashback, entiendes lo que pasa. Es tan sencillo como que esta no es la ruta de Suou Amane, es la ruta de Kazami Kazuki, la hermana de Yuuji. Todo el flashback gira en torno a ella, y en como se sacrificó para que Amane sobreviviera al accidente. Amane simplemente es testigo presencial de todo el suceso como el resto de sus compañeras. Quien protagoniza el flashback es Kazuki.

Pero es que termina el flashback y todo sigue igual. Siguen hablando de Kazuki. Cuando la ruta está a punto de terminar, finalmente han encontrado un tema de conversación jaja Quieren ir al lugar del accidente porque Kazuki enterró algo que a día de hoy sigue ahí y no saben qué es. También, Yuuji deja caer la posibilidad de que Kazuki siga viva, porque como todos los cuerpos estaban desmembrados y su cabeza no apareció, es difícil asegurar que los restos no fueran de otra persona. Así que allá vamos.

Pufff... Es que lo estoy viendo venir... Kazuki recibió un golpe en la cabeza y se quedó inconsciente. Fue recogida por un granjero, pero cuando despertó, había perdido la memoria, y ahora vive una vida tranquila de una niña normal plantando arroz, lejos de la civilización. En estos casos siempre resuelven de la misma forma... Ojalá esta vez no sea así...

Tras varias horas caminando por el bosque, Yuuji y Amane llegan al lugar del accidente. Lo primero que llama la atención es que el autobús en el que viajaban sigue ahí, a pesar de haber pasado seis años. La explicación es bien simple. No merecía la pena sacarlo de allí abajo. El coste, tanto humano como económico, excedía todos los límites.


Amane deja una ofrenda floral en el monumento que construyeron por las víctimas. Cuando ella huyó, todavía quedaban algunas compañeras vivas, pero finalmente no sobrevivió nadie más. Ella se imagina cómo fueron sus muertes, pero está claro que no fueron en paz. Les pide disculpas una última vez, y anuncia que a partir de ahora sólo dará las gracias.


No tiene que pedir disculpas por nada. No jugó sucio, no dejó tirado a nadie, sino todo lo contrario. Contribuyó todo lo que pudo dentro de sus propias posibilidades, cosa que otras personas no hicieron. Y encima luego intentaron matarla... Ni disculpas ni gracias.

Por su parte, Yuuji nos cuenta la información que tiene del incidente. Gracias a que es agente secreto del gobierno, tuvo acceso a un informe confidencial en el que se detalla que las últimas chicas que quedaban vivas murieron por infecciones digestivas, pero no quedaba claro si se infectaron cuando se comieron al perro, o cuando se comiendo los cadáveres de las que habían muerto primero. Teniendo en cuenta que tanto Amane como Kazuki comieron perro pero no comieron humano, la respuesta está bastante clara...


Yuuji lee detenidamente los nombres de las trece personas que están escritos en el memorial, incluido el de su hermana. Pero no es Kazuki quien le llama la atención, sino Chiaki Sakashita, porque su apellido coincide con el del hombre que le habló esta misma mañana cuando iban a salir hacia el lugar de accidente.


Al darse cuenta de la relación, Yuuji tiene un mal presentimiento, y rápidamente se abalanza hacia Amane. Se escucha el sonido de un disparo, que recibe Yuuji en el hombro, salvando la vida de Amane. El hombre del que hablábamos hace acto de presencia, armado con una escopeta, revelándose como el padre de Chiaki, la capitana del equipo de baloncesto. Ya tenemos Jefe Final de ruta.


Estaba claro que la aparición repentina de ese hombre no era casual, pero ni idea de quien iba a ser realmente. Aunque la pista del apellido es clara, si no me aprendo los nombres de los personajes principales, mucho menos con los secundarios xD

Su motivación no es ninguna sorpresa. Nos cuentan toooda su vida, desde que era joven, pasando su matrimonio de conveniencia, su vida laboral, el nacimiento de Chiaki, y luego cómo lo perdió todo después de que su hija muriera. Necesita culpar a alguien de su desgracia para aliviar la pena que le abruma. Es un mecanismo de defensa psicológico básico, la proyección.

Quiere matarlos a los dos para vengarse. Primero a Yuuji, para que Amane sienta su dolor, y luego a la propia Amane. Pero quiere saborearlo. Les da la oportunidad de jugar al cazador y la presa. Ellos intentan huir, y él los persigue, aunque claro, con Yuuji herido, muy rápido no pueden ir. 


Siendo conocedores de su plan, Yuuji propone la opción más lógica. Dividirse, para que no pueda cumplir su propósito de matar a Yuuji delante de Amane. Pero claro, eso hace que se enciendan todas las alarmas en la cabeza de Amane, que cree que le están haciendo el lío otra vez para morir por ella, como ya pasó con Kazuki.


Así, que ante su insistencia, se nos presenta la decisión final. Aceptar su propuesta y continuar huyendo juntos, o forzar la de Yuuji y separarse.


Efectivamente, la respuesta que lleva al good ending es aceptar su propuesta. Si se separan, sale un bad ending impresionante, que si viene el caso ya comentamos luego por encima.

A Sakashita, el padre de la capitana, le llama poderosamente la atención la actitud de Yuuji, firme y desafiante, a pesar de haber estado apuntándole con un arma. Empieza a buscar en su memoria, y comienza a recordar una historia sobre una una escuela que entrenaba asesinos que luego se enviaban a misiones al extranjero. Continúa analizando el estado físico y mental de Yuuji, y cuanto más reflexiona, más encajan las piezas en su cabeza.


Vaya, esta era la última ruta en la que esperaba que nos contasen algo sobre el pasado de Yuuji en sí, más allá de su hermana.

A partir de ese momento, el hombre se empieza a rallar de una manera terrible. Ahora que sabe con quien se está metiendo, comienza a medir sus pasos cuidadosamente, e incluso a pensar que podría ser víctima de una trampa. Poco después, se calma, y comete un gran error. Pensar que su mente le está jugando una mala pasada y que Yuuji es un chico normal.


Que pena de hombre. Para una vez en su vida que estaba acertando en algo... xD No hace falta decir que en ese momento Yuuji se abalanza contra él y lo revienta hasta dejarle fuera de combate.


Y que de gracias, porque Yuuji tiene la decencia de no matarle jaja. Se conforma con atarle y dejarle abandonado en el bosque. Y ni eso, porque al final llama a JB para informar de lo ocurrido y que se encarguen de él.

Pues ya ves si se encargan... Cuando JB llama a Yuuji para echarle a bronca por lo ocurrido, también le informa de que Sakashita está muerto. Pero no le han matado directamente, se ha tirado por la ventana del hospital, porque le hicieron una propuesta que era peor que la muerte... jaja


Bueno, ¿y ahora qué? Porque no se me olvida que al final no hemos recogido lo que Kazuki dejó desenterrado. De momento nos cuentan como avanza la vida de Yuuji y Amane después de graduarse en la Academia Mihama.

Yuuji consigue dejar de ser un trabajdor activo en su empresa, quedando relegado a reserva para casos de emergencia. Mientras, decide ser profesor en la misma Academia Mihama. Amane, puesto que con el sueldo de Yuuji no tienen necesidades económicas, decide ser ama de casa y dedicarse a su familia. Pronto se casan y tienen una hija, pero es como si tuvieran dos, porque durante todos esos años Makina se les acopla en casa xD


Parece que no tienen mucha intención de recuperar lo que enterró Kazuki, porque esto sigue para adelante. Y muy para adelante. Llegamos al punto donde llevan 20 años casados. Al menos, también te dicen que Makina se va de su casa y se muda a Alemania. Algo es algo jaja


Y seguimos para adelante :o Ahora llevan, ¡cuarenta años casados! ¿Hasta dónde va a llegar esto? A pesar de todo el tiempo que ha pasado, Amane sigue sin haber superado el incidente. Sigue sintiéndose culpable por haber sobrevivido nada más ella.


Pero eso no es todo. Los médicos detectan cáncer a Yuuji. Al parecer, llevaba bastante tiempo encontrándose mal, y el gilipollas se había callado... Claro, cuando se lo encuentran, ya está avanzado...


Los médicos le dan cinco meses de vida, y pasado ese tiempo, muere una mañana de domingo, rodeado de toda su familia... u_u


Se podría haber terminado ahora perfectamente, ya que el prota ha muerto, pero esto es la ruta de Souou Amane, y ella todavía está viva. Así que seguimos adelante, ahora cinco años después de la muerte de Yuuji, cuando se cumplen 50 años desde que se conocieron en la Academia Mihama.


Amane siente que éste va a ser su último verano. Así que quiere quitarse la última espinita que queda en su corazón. Recuperar lo que Kazuki dejó para enterrado para ella.


¡Al fin! Estaba claro que no nos podían dejar sin resolver ese asunto. Amane le pide a su yerno que la lleve a la montaña para visitar el memorial, pero ya es demasiado tarde. Su anciano cuerpo ya no le permite soportar la caminata exigida para poder alcanzar el lugar del accidente, al que no se puede acceder en automóvil.


No me jodas... ¿Nos vamos a quedar sin ver el contenido por esto? ¿De verdad no has tenido tiempo de venir en cincuenta años? ¡¡CINCUENTA AÑOS!! 

Resignada, se sienta a descansar en una parada de autobús. Allí, tiene una conversación con su nieta, que le da un regalo póstumo que hicieron entre Yuuji y ella. Un ticket para ir al cielo cuando se muera.


Vale, puede parecer de mal gusto, pero hay que entender el contexto. Se lo hacen porque Yuuji sabe que ella va a seguir castigándose incluso después de que él muriese. Y lo hace. Pero no es lo único que su nieta tiene reservado para ella, porque después del ticket, le da las gracias por ser su abuela, es decir, le da las gracias por existir.


Esa frase ya rompe a Amane completamente por dentro, que rompe a llorar desconsoladamente. Es en ese preciso instante cuando su alma por fin encuentra la paz y se siente perdonada, después de más de medio siglo de sufrimiento.


Al fin en paz, Amane deja este mundo, para reencontrarse con Yuuji, que la recoge desde el cielo. Fin.


Es increíble que con lo mala que ha sido la ruta (dejando el flashback aparte) el final haya podido ser tan bueno. Al principio dije que la ruta era una estafa porque parecía que Amane estaba sirviendo de telonera para presentar a Kazuki, pero gracias al cielo el final ha sido Amane, Amane, y Amane una vez más. Hasta el final de todo. Hasta el final de sus días. Kazuki es que ni ha salido xD

Sigo pensando que Amane no tiene nada de qué disculparse, ni tienen nada que perdonarla, pero claro, es muy fácil decir eso desde fuera. Ver como los amigos y familiares de todos los que han muerto te miran con recelo preguntándose por qué tú sí y su ser querido o no, tiene que ser muy duro. Pura envidia, pero así es la gente.

Pero bueno, ya que le debes tu vida a otras personas, o al menos, crees que se la debes, tu deber es tener una vida larga y feliz, para que el sacrificio de los que se han quedado atrás no haya sido en vano. Por eso el juego se va tan lejos en el tiempo. Amane logra entenderlo en el último momento, y sobre todo, logra entender algo mucho más importante. Que ha conseguido que su vida sea importante para otros.

Sobre el contenido de lo que Kazuki enterró, realmente no pasa nada porque sale en el bad ending. No es para tanto, eran botellas de agua, un cuchillo y una nota de despedida. Quería que saliese aquí, pero que el contenido fuese distinto. Algo que valiese la pena encontrar después de haber esperado cincuenta años, pero parece que eso era demasiado pedir para Frontwing y por eso decidieron dejarlo sin abrir aquí. Si llega a subir la montaña para encontrar la misma nota de despedida pidiendo que cuide de su hermano Yuuji, cuando ya lleva cinco años muerto, pues sería una decepción total...

Es curioso, porque en el bad ending, Amane también muere, en esta ocasión a manos de Sakashita, agarrada a su pierna para inmovilizarle lo que pueda y permitir escapar a Yuuji. Da muy mal rollo porque te cuentan que Amane sigue enganchada a la pierna incluso después de muerta, llegando Sakashita a pegar otro tiro al cadáver porque cree que sigue con vida, y ni por esas. Y ahí es cuando Yuuji aprovecha y lo mata con su propia arma. Es la única ruta en la que la chica muere en los dos endings. Si es que Amane mola hasta para morir. Un placer que haya dado la casualidad de haber dejado esta ruta para el final, y despedirme de este primer Grisaia con tan buen sabor de boca. 

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending


1 comentario:

  1. estaría interesante que hablaras sobre el de Xenogears, que este da tanto de que hablar en muchos sentidos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.