lunes, octubre 26, 2020

Ese Gran Final... Super Mario Galaxy




Reactivada la sala de máquinas, la nave ya tiene operativas todas sus funcionalidades, y Estela nos permite viajar al centro del universo a pesar de no haber recuperado la Maxiestrella de la zona recién reactivada.

La nave de Estela se recubre de un campo de energía, y parte hacia el centro del universo con la apariencia de un cometa. A su paso, destruye todas las naves de Bowser que se cruzan en su camino, y finalmente ayuda a Mario a acceder al castillo de Peach creando un puente de energía entre el castillo y la nave.

Super Mario Galaxy es, sin duda, el género de plataformas llevado a su máximo exponente, utilizando todos los trucos posibles para jugar con la gravedad y llevar la experiencia a lo más alto. Es el momento la pantalla final, y veremos si está a la altura del juego, reservándonos para este último trago, las situaciones más inverosímiles y sorprendentes que hayamos podido imaginar.

Comenzamos la pantalla con un juego de gravedad en el que debemos andar por el suelo y las paredes del castillo. En las pantallas normales, el núcleo del astro suele estar en el interior, de manera que, sin importar la pared por la que caminemos, tiene gravedad propia y si te caes, será solamente al núcleo. Aquí, nos presentan unos focos de luz que tienen gravedad. Fuera del foco, la gravedad se mantiene en el suelo. Dentro del foco, la gravedad va hacia donde alumbre el foco, así que cambian las cosas. Bien.

Poco después, cambiamos a una zona más convencional en términos gravitatorios. Una zona de lava con plataformas móviles, lenguas de fuego y zonas que se hunden en el magma. Aunque a priori no parece gran cosa, las lenguas de fuego están muy colocadas para que te las comas con patatas, y las plataformas están muy bien llevadas para intentar complicarte las cosas todo lo posible y que termines cayendo. Bien también.

La siguiente zona es helada, parece que será pantalla multielemental. Aquí la plataforma se genera a media que avanzamos. Tan sólo unos cuantos bloques por delante, y el resto vacío. No es algo que no hayamos visto antes, pero también tiene una vuelta de tuerca. Los bloques no aparecen si vas hacia detrás, es más, desaparecen al cabo de unos pocos segundos, así que debes ir con diligencia por todo este suelo resbaladizo. No resulta una complicación demasiado grande, a menos que intentes coger todas las vidas, que básicamente están ahí para eso, para que pierdas tiempo y haya alguna posibilidad de que te caigas, pero lo importante es el detalle de haber querido ir un paso más allá con la jugabilidad, que es la regla básica que gobierna este título.

Tercera zona elemental. De tierra. Esta es la más sosa de todas. Le han puesto unos paneles de fuego giratorios y una plataforma móvil en la que tienes que avanzar a contracorriente, pero no hay nada realmente destacable.

Terminadas las zonas elementales, volvemos al puro espacio, de nuevo, con las plataformas que van apareciendo según avanzamos. De hecho, fijaron en la imagen, que tienes que ir saltando de pared en pared, y a pesar de haber hecho ya el salto, todavía no ha aparecido la plataforma en el otro lado.

También le dan una vuelta de tuerca más combinándolo con paneles de fuego giratorios y un pasillo en el que la gravedad va hacia arriba o hacia abajo en una distancia muy estrecha, pudiendo pasar de una a otra con un simple salto.

Vamos entrando ya en zonas con una destacada apariencia de castillo de Bowser. Un túnel lleno de lava, misiles, fuego, y los bloques de piedra enormes esos que te hacen instant kill. Encima, las plataformas se hunden con tu peso, complicando la cosa todavía más.

Al final de esta zona nos sorprende Baby Bowser, que lleva a la princesa en su barco volador. Pensaba que iba a ser primera batalla final, pero no. Simplemente, se dedica a bombardear las escaleras que nos separan de Bowser, pero no hay peligro alguno, porque a pesar de los impactos, no se hunden de inmediato.

Llegamos al encuentro final con Bowser, donde nos informa de que se está construyendo su propio planeta, el Astro Rey, desde donde gobernará el universo… junto a Peach. Que manía con la puta princesa. ¿Pero para qué coño la quieres? Si no tiene poderes especiales de los que te puedas aprovechar, tampoco te la puedes follar porque no sois de la misma especie, ni parece que te interese demasiado su patrimonio. Es un absurdo seguir con este recurso para justificar el argumento de cada juego.

Comienza el combate final, que no es que sea igual que los anteriores que libras contra Bowser a lo largo del juego, sino que es más fácil todavía. Bowser se envuelve en roca por todo el cuerpo menos la cara, y comienza rodar por ahí. Sólo hay que darle un golpe con el giro en la parte no cubierta de roca para atontarle, y un segundo giro para darle oficialmente un toque.

Tras un par de toques, cambiamos de planeta. Aquí la cosa se pone un poco más interesante, porque Bowser se pone a girar envuelto en su caparazón, en plan Sonic, y no podemos tocarle directamente, pero tan solo hay que utilizar las planta a nuestro alrededor para conseguir darle el toque que le atonte y ya poder darle con Mario.

Volvemos a cambiar de astro, donde ya se reproduce el combate exactamente igual que en los enfrentamientos anteriores, jugablemente hablando. Hay alguna bola de fuego más rondando por ahí y alguna onda de choque más, pero es lo mismo. Atraemos a Bowser para que de un culetazo en la zona en la que el cristal es débil, para que lo rompa, se queme la cola y le demos por todos lados.

Es un poco triste que con todo lo que se han currado el juego en general, y con la de jefes interesantes que hay por el título como la roca fantasma, no se hayan dignado a diseñar una batalla final en condiciones. Oficialmente están respetando el estilo de los juegos anteriores, como en el 64 que pasa exactamente lo mismo, pero vamos, que pongas como excusa que fuiste un puto vago en los 90 para defender que lo sigues siendo ahora… A mí me daría vergüenza…

Derrotado Bowser, le arrojamos a la lava, y obtenemos la última Maxiestrella (aunque yo todavía no he cogido la anterior… xD)

Presentación final. Mario rescata a Peach y ambos vuelan por el espacio, mientras suena mi canción favorita del juego, la de la primera pantalla Good Egg Galaxy.

Bowser aparece caminando, notablemente debilitado, mientras su planeta se consume. Apenas le da tiempo a lanzar una frase reivindicativa cuando su Astro Rey explota, generando un potente agujero negro.

La situación pone en peligro las vidas de Mario, Peach y Estela. En mitad del caos, el destello que Mario utiliza durante el juego sale de su cuerpo y se posa delante de él. Todo se detiene, y el pequeño mueve la manita disimuladamente. Se está despidiendo.

Acto seguido, todos los destellos de la zona no lo dudan ni un instante y se lanzan para contener el poder del agujero negro con su propia energía, generando otra explosión.

Esta segunda explosión desemboca en el nacimiento de nuevas estrellas, tantas como las que se han sacrificado. Estela habla acerca del ciclo de vida de las estrellas, y como éstas se reencarnan, pero nunca vuelven a ser las mismas, cada reencarnación es diferente.

Acto seguido, devuelve a Mario, Peach y Bowser a su planeta, pero también les confirma que ahora ellos también son parte de la galaxia. Fin.

¡Increíble! ¡Un Mario en el que muere un personaje importante! Te lo intentan disfrazar con eso de que se reencarnan en nuevas estrellas, pero morir, muere. Que vergüenza… Que todos esos destellos tengan que morir para salvar al tonto de Mario, a la tonta de Peach y al subnormal de Bowser que encima es quien la lía… Puto Nintendo… xD

Resumiendo, la pantalla final bien, aunque algo corta para lo que hay por ahí, el combate final un desastre y el ending muy bien también. No sólo es el mejor Mario y la elevación a la máxima potencia del género plataformas, sino que además también es el Mario con mejor final de todos los que he visto. Nunca llegué a jugar al 2 pero sólo he oído que supera al original. A ver si lo sacan también :)

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending



¡Pero no hemos terminado! ¡¿A quién le importa la historia de Mario estando la de Estela y Destello?! Todavía queda por saber el verdadero final de este juego, el del cuento que Estela lee en la biblioteca, y que todavía no nos han dejado terminar. ¡Vamos!

Recordemos que la historia trata de un destello que se estrella en la Tierra con su nave, y se queda esperando a su madre. Estela le encuentra y como la madre no llega nunca, deciden irse al espacio a buscarla. Salen al espacio, crean la nave con todas las habitaciones, encuentran muchos más destellos y terminan viviendo todos juntos. La niña recuerda que su madre, antes de morir, le dijo que siempre estaría con ella, que por el día sería el sol, por la noche la luna, y las noches sin luna una estrella. Al recordarlo, coge el telescopio e intenta buscarla, pero en su lugar, encuentra la Tierra, y logra dar exactamente con el punto en el que ella vivía. Es en ese momento cuando a la niña le entra un brote de madurez, se da cuenta de que todo eso de la estrella era una milonga y que su madre lo que está es muerta y enterrada, así que le da el bajón y rompe a llorar.

Su amigo el destello intenta consolarla con frases hechas, pero lógicamente, no cuela. La niña, lejos de calmarse, empeora.

Viendo que con palabras no hay nada que hacer, el destello decide pasar a los actos. Se estrella contra el suelo con todas sus fuerzas para fusionarse con el astro sobre el que están viviendo.

Básicamente hace lo mismo que el destello de Mario. Se suicida para renacer como algo más grande. En este caso, fusionarse con el astro le permite renacer como una estrella.

Gracias a ese gesto, el destello se convierte en la estrella que su madre le contó antes de morir, apaciguando el llanto de la pequeña.

Pero esto no era suficiente para llenar completamente el corazón de la niña, que todavía extrañaba su hogar.

Así que ahora, en el recorrido del cometa durante toda su órbita, se incluye también la Tierra, por la que pasa una vez cada cien años, para que la niña pueda ver su hogar, al menos, durante una noche. Fin.

Pues van a estar guapos sus familiares si los ve una vez por siglo. Ahora en serio, es curioso como el cuento da un plot twist a mitad de camino. Empieza con la trama de la madre del destello, y termina con la madre de Estela. Además, el plot twist se produce al mismo tiempo en que madura el personaje, descubriendo la dura realidad y el verdadero significado de la muerte, que vuelve a coger protagonismo con el sacrificio del destello, que da su vida para que su amiga recupere la sonrisa. Además, esto es algo que sabemos gracias al final normal del juego. Leyendo el cuento sin ver el otro final, uno pensaría que el destello, al fusionarse, sigue siendo él mismo, pero gracias a lo claro que te dejan que no lo es, este segundo final se termina de convertir en  una auténtica maravilla ^^

Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending



2 comentarios:

  1. excepto por super mario oddysey parece que en todos los juegos bowser secuestra a la princesa porque esta obsesionado con el pastel de durazno/melocoton que ella hace que aparentemente nadie lo hace tan delicioso como Peach (por cierto, peach es durazno en ingles pero seguro sabes eso xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía lo del pastel. Muy Nintendo ese argumento. Y por qué la secuestra en Odyssey?

      Eliminar