lunes, diciembre 10, 2018

Ese Gran Final... The Legend of Heroes: Trails in the Sky the 3rd Evolution





Quería empezar con un pequeño preámbulo, como de costumbre, pero, tras ver la encerrona que me acaban de hacer al final del juego. En la última mazmorra, te obligan a usar a los 16 personajes, dividiéndolos en cuatro grupos de cuatro personajes cada uno, y afrontar un ala de la mazmorra con cada uno, con un jefe al final de cada sección. Hasta ahí genial, me gusta que todos vayan a formar parte del final. El problema viene cuando te encuentras con el primer jefe, y en lugar de combatirlo, cambias al siguiente grupo, y lo mismo pasa con todos los demás. Es decir, voy a tener que hacer cuatro combates finales seguidos con equipos diferentes sin saber realmente a lo que me voy a enfrentar. Que sí, que el jefe lo ves, pero lo ves cuando ya está todo el grupo separado y no hay vuelta atrás. Como haya hecho un sólo party ligeramente desequilibrado o que uno sólo de esos jefes empiece a darme la lata con estados alterados a saco, a tomar por culo toda la partida... Es emocionante, sí, pero igual demasiado, jaja. 

Y ahora sí, este juego va claramente de menos a más. Cuando empiezas, parece de relleno, y en cierta medida lo sigue siendo. No deja de ser un reciclaje de todo el mapa y personajes tanto buenos como malos, sólo con la excusa de explicarte a Kevin. El problema es precisamente ése, que lo explican tan bien, y aporta tantas cosas todo el rollo de las puertas... Te dicen que Anelace es la nieta del maestro de Rean, te explican todo el organigrama de los Gralsritter, mandan a cada personaje a una parte del continente para que sepas en que título van a volver a salir, incluyendo personajes que mandan a Calvard y por tanto saldrán en juegos no anunciados todavía, y lo que más me ha servido a mí, te dejan claro que los Anguis no son lo mismo que los Enforcer, que yo pensaba que eran los primeros números de los Enforcer, en plan como Vasto Lorde de Bleach, y no, en la última puerta me dejaron claro que tienen numeración propia. Ya decía yo que Campanella no podía ser el más fuerte de todos jaja

Dicho todo, vamos a empezar. En la última sala del último grupo, Rufina aguarda nuestra llegada. Lo primero que se nos explica es cómo funciona el mundo en el que están ahora. Lleva muchos siglos alimentándose de los deseos de la gente, y está llegando a su propio límite. De continuar así, se rompería la barrera que lo separa del mundo real, al que comenzaría a influir y dominar.



Después, nos revelan que Rufina no es ella realmente, sino el núcleo del mundo de las sombras donde están ahora, una copia de su estigma.




A ver, por partes. Lo de que no es Rufina, ¿es una sorpresa de verdad? Si todos los personajes que nos hemos encontrado no eran ellos realmente, y todos los reconocían abiertamente, eran copias. Era lógico que ella lo fuera también, más estando muerta. Y lo otro, pues bueno, un poco más de lo mismo. Es otra copia, que sea de su estigma o de otro personaje, tampoco me parece de lo más relevante.


Ya descubierto, el estigma adopta su forma original, nos revela que se llama Anima (tiene nombre, sí) y nos recuerdan que hay cuatro combates simultáneos, y que si perdemos tan sólo uno de ellos, se acabó. 




Empieza el combate, pero con el party del primer turno, que este caso son Joshua, Kloe, Anelace y Schera contra el prototipo de Pater Mater acompañado de un par de foes normales de la mazmorra.




Acabo de empzar y ya me toca desdecirme, porque los foes de normales no tienen nada. Tienen casi 50.000 de vida, cuando los oiginales tenían 10 o 15, si mal no recuerdo. Además, por lo que veo, están ahí exactamente para lo que me temía. Causar estados alterados. Empiezan atacando ellos y ya tengo uno petrificado y dos ciegos. Por suerte llevo magia para curar a todos sin problemas mientras me quede uno habilitado.

Viendo que los foes tienen esa vida, no sé cuanta tendrá el robot. Vamos a ver... 250.000... ¡Doscientos cincuenta mil! ¡Que burrada! Si Cassius Tenía 217.000 en el Coliseo. Y lo peor de todo es que es el primero de cuatro seguidos así que los siguientes tendrán como mínimo lo mismo.




Encima el cabronazo tiene un ataque que te coge a un personaje y lo destroza, que puede causar estado muerte... Al menos tuve la suerte de que las dos veces que e ha matado a un personaje, acababa de usar su S-Craft.




De estos cuatro personajes no tengo nada que comentar. Ninguno de ellos aprende nada nuevo así relevante. Es curioso como puede haber personajes con tres S-Craft como Joshua y luego otros con apenas uno como Anelace. De verdad esperaba que aprendiera un segundo ataque especial, y fue una decepción ver que aprendía la versión mejorada del primero. Eso sí, el arma más poderosa del juego, con +1600 de ataque, es exclusiva de ella.


El robot puede invocar más foes tocapelotas, pero lo hace de uno en uno y los puedo matar antes de que toquen demasiado las narices. Despacito y con buena letra, pero parece que todo está bajo control, y lo peor que tiene el combate es que va acompañado de una de esas canciones asquerosas orquestales con sus coros en latín que es tan tan tan tan tan horrible, que estaba ahora mismo comparándola con la de jefe final del SC y me estaba gustando de lo espantosa que es ésta. Lo peor de lo peor que he escuchado en mucho tiempo. No me extraña que defendierais la del juego anterior, si mola y todo comparada con ésta.




Por lo que parece, será la misma canción para los cuatro jefes, porque acabo de pasar al segundo combate, y la música sigue... En esta segunda ronda seremos Agate, Tita, Josette y Renne, contra el jefe final del primer juego, que vuelven a reciclar. Es lo raro de este juego, reciclaje de relleno mezclado con spoilers, así que uno no sabe muy bien qué opinar exactamente.




La dinámca es la misma. Pero antes, vamos a comprobar la vida. De nuevo, 250.000 así que doy por hecho que el siguiente tendrá también esa cantidad, y el último ya tendrá más, pues te avisan de que ese combate será mucho más difícil que los anteriores.




Tocan más las narices los pequeños que el grande. El robot tiene exactamente los mismos ataques que en el FC, por un lado los rayitos que cerca la zona y producen una explosión que daña a todos.




Y por otro lado un ataque de objetivo único que no es muerte instantánea, pero como si lo fuera, porque las dos veces que me lo ha hecho ha ido a por los personajes que menos vida tenían y ha quitado más que su vida máxima.




Pero aunque no haya nada que comentar del jefe, esta vez sí que podemos hablar de los personajes. Josette, aunque es otro de los personajes condenado a un sólo S-Craft, la versión mejorada cubre todo el escenario, y baja la defensa del objetivo, por lo que es muy interesante utilizarla en primer lugar. Renne aprende un ataque nuevo en el que invoca al robot y arrasa con sus cañones, y por último, el más interesante es el de Tita. No aprende un tercer S-Craft, sino un craft normal que gasta 100 CP y que invoca a un Orbal Gear que aumenta su vida máxima (fijaros en la diferencia entre una captura y la otra) y además la vuelve inmune a estados alterados. El problema es que Tita tiene un craft que cura mucha vida y además cura estados alterados por sólo 25 CP, así que, si no tienes a alguien que cure para sustituirla, es un tanto arriesgado usar el Orbal Gear, que tiene crafts propios, por interesante que sea y lo mucho que aporte. De hecho yo lo he usado sólo para enseñarlo, y es una pena.




Tercer combate. Ahora tocan Mueller, Olivert, Julia y Zin contra el dragón sagrado, pero de color rojo, y la compañía habitual.




Aquí ya se nota una subida clara de dificultad, a pesar de que tenga la misma vida que los anteriores combates. Como todo buen dragon, su aliento quema, además de que es capaz de reducir los stats, dificultando mucho la batalla cuando tu ataque y tu defensa caen tan drásticamente.




Julia tiene un craft que sube el ataque y la defensa de todos los personajes en batalla salvo ella, sin importar lo lejos que estén, pero gasta 60 CP y al final el dragón me lo anula continuamente. Olivert es el único que tiene un craft que cure, pero gasta mucho a cambio de subir 20 CP, el área de efecto se proyecta en torno a él mismo, no como la de Tita que se dispara con el cañón y puedes ponerla donde quieras, y no es tan efectivo como otros. Por último, ninguno de los personajes de este equipo tiene un S-Craft que cubra todo el área de combate, por lo que me está costando mucho librarme los otros foes. Así que, puedo concluir de que este party es el peor elegido y que dicha elección también me está pasando factura en combate.


El dragón no parece tener S-Craft, pero tiene una magia que tira una bola de energía roja que revienta todo y hace bastante daño.





Y poco más. Ninguno de estos personajes tiene nada especial ni aprenden nada al final del juego que merezca la pena mencionar. 

Termina el combate y, ¡nos dejan guardar! ^^ Eso debe significar que me prepare para la paliza que me van a meter jaja Anima se transforma, adoptando la forma ya casi genérica de los jefes finales de los JRPG. Iba a decir de esta saga, pero es que he visto cosas muy parecidas en muchos sitios.




Y parece que no es lo único que cambia, ¡porque también tenemos nuevo battle theme! Tiene unos segunditos orquestales al principio para despistar, pero enseguida cambia y vemos que se trata de un arrange de Cry for your Eternity, de los pocos battle theme que merecen la pena de este título. 




No es que esta canción sea el final battle theme definitivo, pero da la talla mucho mejor que cualquier pseudo ópera de las que nos tenían acostumbrados. Se ve que fue en este título cuando Falcom decidió realmente el rumbo de la franquicia.


En este combate lucho con los personajes que quedaban por nombrar. Kevin, Ries, Estelle y Richard. Siendo ya el cuarto combate seguido, dudo mucho que haya un quinto, así que me lo voy a tomar como si supiera que es el último. Vamos a ver cuánta vida tiene...




400.000... Cuatrocientosmil... ¡¡¡Cuatrocientosmil!!! Me espera 300, 320, una cosa así, pero no esta burrada. Me voy a tirar aquí la vida peleando... Pero bueno, para eso he formado a este equipo. Kevin y Ries tienen ambos crafts que suben el CP. El de Kevin sube 60 a cada personaje menos a él mismo, y el de Ries sube 50 a uno sólo, pero también cura y si hace falta resucita y todo. Además, cada uno está equipado con dos de los cuatro accesorios que aceleran el crecimiento de CP. Uno es el que da un poquito de CP cada turno, y otro el que aumenta el CP que consigues cuando atacas. Los dos accesorios tienen una versión normal y otra mejorada, así que tienen uno de cada, no recuerdo cual tiene cada uno, y da igual, suben ambos como la espuma. 


Por otro lado, Estelle tiene el craft que sube el ataque, y tanto ella como Richard tienen ambos S-Craft de objetivo único, son los que más daño causan, y además tienen ambos los accesorios que más suben el ataque. Así que el plan es inflar el CP y curar con los dos primeros, y reventar con los dos segundos. Y vamos a empezar ya. S-Craft con todos, para presentarnos.




Ries y Richard tienen además la peculiaridad de ser los dos únicos personajes nuevos que aprenden dos S-Craft, y los dos una pasada. El de Richard es en plan Kenshin, y el de Ries es una invocación que tira una Genkidama.




Kevin también aprende dos S-Craft, pero son el mismo cambiado de color, y bueno, no es un personaje que lleves en el party por primera vez en este juego, por lo que se coloca junto a Estelle y Joshua con tres.

Le toca al monstruo, pero no ataca. En su lugar, invoca unos pilares a su alrededor, cada uno de un color, y además, ¡le otorgan invulnerabilidad!




Como odio los combates basados en la invulnerabilidad. Me recuerdan al capítulo del anime de Pokémon llamado Metapod contra Metapod, que el Metapod de Ash y el del otro están todo el rato haciendo Fortaleza sin causar ningún daño al otro. Vale que sólo tiene invulnerabilidad Anima, pero como cuando acabe con las columnas, tenga un mísero turno para atacar otra vez con todos los S-Craft y luego las vuelva a invocar, este combate va a ser lo más aburrido del mundo. Prefiero mil veces un combate como el de Cassius, que entras y te revienta sin que te des cuenta, y tienes que mejorar como jugador para poder superarle.

En fin, vamos allá. Ataco a la primera columna, y le quito uno de vida... Son resistentes a ataques físicos, aunque no sean invulnerables también. Echando un ojo a su estado, empiezo a comprender. Cada una está ligada a un elemento, y tienen debilidad a dicho elemento. Otra cosa que tienen, es 60.000 de vida cada una. Pufff para quitar toda esa vida con magia, además una a una...


Al menos, parece que no atacan. Cuando llega el turno de las columnas, cargan magia. Pensaba que me iba a soltar cada una un ataque de su elemento, pero Anima también está cargando, y además, puedo atacar como dos o tres veces sin problema del delay que tienen, así que tiene mala pinta, muy mala.

Finalmente le llega el turno, y es una magia combinada. Cada pilar suelta un rayo hacia el centro, y al final explota todo, causando una enorme cantidad de daño, ¡y vaciando por completo mi barra de magia! ¡¡¿Quééééé?!!


Esto mejora por momentos... Yo que venía con mi plan genial infalible con el que iba a arrasar con todo, y me sueltan un jefe con invulnerabilidad, que se apoya en siete pilares con debilidad elemental, cuyo ataque conjunto me deja por los suelos, y además me quita la posibilidad de hacer magias. Vale, ¿y ahora qué hago? xD

Además, en la captura no se ve porque la vida no había terminado de bajar, pero un personaje ha llegado a quedar con apenas 1.014 de vida de un total de 30.247 combatiendo con nivel 148. Menos mal que me curado la trophy fever, porque si tuviera que pasármelo con nivel 140 como me pedía el trofeo, esto habría sido un instant kill. Bueno, también tengo equipado un quartz que sube el ataque un 50% a cambio de bajar la defensa en la misma cantidad. Igual hay dos factores... jaja

Estaba claro que esto no podía ser un callejón sin salida. He hecho un S-Craft, porque ya no me quedaba otro tipo de ataque por probar, y causa daño a los pilares. Unos más que otros, pero al menos tengo algo a lo que agarrarme. Y con la cantidad de turnos que tengo entre un ataque y otro, puedo curarlos y recargar todo el CP sin problema. En media hora o así he reventado los siete :p


Otro detalle que noto es que, según derroto pilares, sale un mensaje de que la barrera se debilita. Evidentemente, la invulnerabilidad sigue ahí, pero sí que noto que cuando hacen el ataque combinando, cada vez me quita menos. Además, los pilares no son invulnerables a los cambios de estado. Algunos de los S-Craft bajan ataque y defensa, lo que facilita la tarea.


La otra cara de la moneda es que cada vez tardan menos turnos en hacer el ataque combinado. Aunque sigue dando tiempo a curar y demás, y el daño del propio ataque es otro empujón más para subir el CP.

Al fin he conseguido destruir los siete pilares, y de paso hacerle otra ronda de S-Crafts. Ahora toca descubrir si esto sólo es el comienzo de un nuevo ciclo. Le toca a Anima, carga energía en plan SSJ, el fondo cambia de color, ¡e invoca dos pequeños foes! ¡La dinámica cambia! ¡Los pilares no regresan! ¡¡Bieeeeen!!



Como ahora mismo mi estrategia se basaba en S-Craft, he pasado de los bichos pequeños, porque total, ya iban a volar en pedazos en el próximo ataque. Craso error. A cambio de los pilares, ahora tanto Anima como los pequeños causan estados alterados, y el que causan los pequeños es Vanish. Al no tener CP suficiente, no he podido matarlos antes de que atacaran a los cuatro personajes, y aunque no les matan, que desaparezcas del terreno de juego es como si no te presentaras a un examen. Game over... Hala, a volver a empezar... T_T




Ya con la lección aprendida, ahora sí, reviento lo primero a los bichos pequeños, y continuamos. Cuando los matas, explotan, causando daño, pero bueno, se soportan. El problema viene cuando empieza a cargar un Craft que le baja la defensa. Eso es un aviso de ataque especial revienta planetas de toda la vida, y no me equivocaba. Ahí lo dejo.




El ataque, una pasada, sus consecuencias, no tanto. No me ha matado casi de milagro, pero me ha quitado todo el CP. Se va a regenerar rápido gracias a los accesorios, pero ahora mismo estoy vendido, y tampoco puedo usar magia. Me parece que ha llegado la hora de los zeram powder. No suelo usarlos, pero están ahí, y es que tampoco es que tenga otra opción. Necesito 50 CP para curar con el craft de Kevin, si no, al próximo ataque esto se acabó.



Anima continúa divirtiéndose. Ahora hace un ataque que me baja todos los stats, sigue llamando a los bichos que hacen vanish de vez en cuando, y por si fuera poco, el terreno se va haciendo cada vez más pequeño, hasta el punto que Richard se ha quedado sólo en una casilla aislada de la que no se puede mover. Al menos puede atacar...



Le queda ciento y pico mil de vida, esto está hecho ya. Está cargando de nuevo para el ataque especial, pero sabiendo lo que viene, me puedo cubrir con la invulnerabilidad del S-Craft de Kevin. O eso pensaba yo, porque, ¡¡se lo pasa por el forro y me daña igual!!

Estas cosas, de verdad que no las entiendo. Con el anterior pasó con un estado alterado que no lo cubría el accesorio, y ahora una invulnerabilidad que no funciona. Yo tengo que pagar un precio para tener ese efecto, y además está limitado. No me parece nada justo que me lo nieguen.

Lo más divertido ha sido ahora al buscar el vídeo del ataque especial en Youtube para ponerlo, y descubro que en la versión de PC el jefe tiene sólo 150.000 de vida, ni te quita la magia con el primer ataque, ni el CP con éste, ni se para la invulnerabilidad por el forro y alguna otra cosa más. También los personajes tienen menos vida y causan menos daño. En fin, Evolution version a tope. Pues nada, a reventarlo, que ya le queda poca vida y esto se acaba.

Derrotado el jefe, el estigma de Kevin vuelve a su forma original y se torna de color azul, instantes antes de desvanecerse. Rufina vuelve a escena, ahora libre, pues antes estaba siendo controlada por el estigma. Pero Rufina dice que sólo es temporal, y que para que acabe, al igual que han hecho con todas las personas que se han encontrado durante su aventura, también tienen que acabar con ella.



A Kevin no le hace ni puta gracia tener que matar a Rufina por segunda vez, pero entiende que no hay otra opción. Ries se niega a que Kevin vuelva a pasar por lo mismo solo, así que decide compartir su carga, y juntos disparan la ballesta contra Rufina.



Con Rufina, la copia del estigma también se desvanece, lo que provoca que Celeste recupere su poder y sea capaz de abrir una puerta al mundo real, que además señala, les dejará en una posición cercana a donde estaban cuando fueron abducidos. Lo dicho, parece de relleno esto, se queda todo tal cual.



Los personajes empiezan a despedirse por parejas. Ninguno dice nada especial. Cuando sólo quedan Estelle, Joshua, Renne, Kevin y Ries, Estelle y Joshua ofrecen a Renne vivir con ellos. Tras una dura negociación, Renne contesta que les odia y les ama por igual, y sale corriendo sola, atravesando la puerta entre lágrimas. Lo tomaremos como un sí :p



Estelle y Joshua salen poco después. Cuando sólo quedan Kevin y Ries, aparece Gilbert, que también aprovecha para escapar. Por último, se despiden de Celeste, que avisa de que el cubo perderá todas sus funciones al salir. Aclarado todo, finalmente, salen por la puerta. Créditos.



Tras los créditos, hay una pequeña escena en la que Kevin habla con su jefa, quien le confirma que están todos bien, y le pregunta si puede cambiarse el título Heretic Hunter por otro aún por decidir. Da un par de ideas, pero son tan malas, que la única condición que le ponen es que Ries le ayude a escogerlo. Fin.



Espero que ese VII en la pantalla de ending no signfique que el Prophecy of the Moonlight y los otros dos también entran en todo esto, porque ya sería demasiado. 

Por un lado, nos encontramos con un final completo, en el que manejas a todo el party disponible, con un jefe final, salvo el diseño, en condiciones, con un planteamiento interesante, cambios que vuelven el combate más dinámico, que pone a prueba tus habilidades, y un battle theme decente. También cierra cosas importantes como el cambio de bando de Renne, y anticipa cosas todavía mejores.

Pero por otro lado, no se te quita ese extraño sabor de boca al preguntarte si todo esto que ha pasado tiene de verdad algún sentido o si han cogido todas las escenas descartadas de los juegos anteriores que debían haber completado la historia en su momento, les han añadido el pasado de Kevin y han armado un juego con ello. Es una respuesta que todavía no se puede contestar. 

Es resultado es satisfactorio, pero hasta que no vea a Kevin en Crossbell, Erebonia, Calvard, o donde tenga que salir, aparecer en escena totalmente desarrollado psicológicamente, sacando el máximo partido de su estigma, controlandolo a voluntad, reventando a todos, y por supuesto, con un título nuevo, no voy a descansar en paz.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.