viernes, junio 26, 2015

Ese Gran Final... Project X Zone



Que poder tiene en mi lista de prioridades el anuncio de una secuela. El título en cuestión sube como la espuma...

Tras derrotar a los clones y recuperar la reliquia robada, aparecemos en una extraña dimensión únicamente con Kogoro y Mii. Recordemos que aunque la base de este juego son personajes de varias licencias diferentes de las tres compañías, también hay originales creados para el propio juego, y los protagonistas son dos de ellos.

Del mismo modo, rápidamente vemos que Due, Eins y Drei entran en escena, acompañados de su jefe Meden, también todos personajes originales del juego. Pensaba que el último capítulo iba a ser con todos los jefes de todos los juegos, pero después del suplicio que ha sido matar a los clones en el capítulo anterior debido a su elevada vida, casi que me alegro de haberme cargado a Selvaria, Riemsiance y demás poco a poco. 

Meden y sus secuaces han activado la piedra que controla los portales y ahora van a mezclar todos los mundos de todos los personajes. Un propósito bastante extraño la verdad, no sé qué ganan con eso.


Por lo que se ve, necesitaban que la piedra y Mii (un nombre muy Nintendo xD) estuvieran en el mismo lugar para activarla, por eso al terminar el capítulo 40 la piedra se activa y a la vez le sale un aura roja a Mii, aunque ella no hiciese nada.

Ahora que Mii ya sabe la verdad y cómo la han utilizado, usa sus poderes para rescatar a parte de los personajes desparecidos. De acuerdo a la conversación, se ve que no lo hace del todo conscientemente, pero el caso es que ahora vuelven a nuestro lado los personajes de Street Fighter, Tekken, Virtua Fighter, entre otros (que causalidad todos los de juegos de lucha, ¿vendrán luego todos los de JRPGs del tirón?).

Recuerdo a Iwata hace unos días, en el Nintendo Direct, echándose flores porque los tres juegos de lucha más importantes, (SF, VF y Tekken) iban a estar representados en el Smash Bros gracias a los nuevos DLCs. Me río yo de Iwata ahora, con un juego de hace dos años y sin sacacuartos :p


Enseguida comenzamos la pantalla, de momento con los personajes que han aparecido. Primer objetivo, alcanzar la posición de Meden para anular la barrera que le protege. Límite de 15 turnos. Normalmente suele haber tiempo de sobra cuando te exigen resultados a contrarreloj, pero también suelo utilizar la habilidad de alcance +2 para todos los personajes que la tiene la Solo Unit del Tales, y ahora no lo tengo. La tiene algún personaje más pero no sé si será uno de los que me han dado.


Aunque Meden y Due estén dentro de una barrera, todavía quedan Eins y Drei. No tengo nada en contra de ellos pero hay algo que me cabrea bastante cada vez que los veo. Se supone que Sonic y Tails (o Sonic y Knuckles, o Shadow o con quien le hubieran puesto) no sale porque querían utilizar personajes de apariencia humana, sin embargo, tanto Eins y Drei como varios enemigos más que encontramos a lo largo del juego son animales antropomórficos que no cumplen esa condición. No es nada justo que una regla se aplique para un bando sí y para el otro no.

Empezamos a avanzar hacia el punto indicado, y los pocos enemigos que hay nos cierran el paso. Aprovecho para recordar que la dificultad de este juego es bastante baja, por el simple hecho de que no puedes hacer grind, no puedes repetir zonas, es decir no puedes aumentar de ninguna manera el nivel con el que avanzas a lo largo del juego. De hecho, lo normal es que sea más bajo de lo que podría haber sido, porque en más de una pantalla para terminar hay que derrotar a un enemigo concreto y luego a todos los que haya en el mapa, pero otras se acaban al derrotar a ese enemigo, y pierdes la experiencia que podrías haber ganado derrotando a todos los que quedaban en pie.

Además, cada vez que atacas, el juego se enrolla y te da una poción o un éter. Mayoritariamente de recuperación del 10% de vida o de magia, pero de vez en cuando suelta una del 30%, del 50% e incluso del 100% Además hay pociones que sirven sólo para el personaje que estás controlando en ese momento, otras para cualquier personaje, y otras para todos a la vez. Teniendo en cuenta la cantidad de pantallas, de personajes, de enemigos y lo largo que es, os podéis imaginar el arsenal de pociones con el que llegas al final del juego, incluso aunque te hayas visto en la obligación de utilizar unas cuantas por el camino. Así que ahora, (si quieres, claro) toca aprovechar todo lo guardado para que no se pierda, mientras cantas Dime que te gusta dilo nena, te voy a dar salami aquí en la arena.

A los dos turnos, otra oleada de personajes hace su aparición. En su mayoría son personajes en los que pegar tiros es una de las bases del juego, pero cada uno a su estilo. Resident Evil, Devil May Cry, Resonance of Fate o Megaman son algunos de los juegos cuyos personajes se unirán a la lucha.


Due contrarresta nuestros refuerzos con nuevos enemigos, algo que era de esperar. De pronto, el escenario se llena de nuevos enemigos, pero no criaturas cualquiera, sino clones de todos los jefes que hemos derrotado hasta ahora.


¡Jajajaja! Hala, por hablar... Mi predicción incumplida se ha vuelto real justo cuando he agradecido que no se cumpliera. La verdad esto complica mucho las cosas. Cuando un enemigo se pone delante de ti no puedes pasarle de largo hasta que no lo derrotas, incluso aunque tengas espacio, funciona así el juego. Si se me ponía delante un soldaducho barato de los que mueren de un golpe no hay problema, pero como uno o dos de estos se pongan delante de Kogoro y Mii voy a tener un serio problema, no por la dificultad sino por los 15 turnos de margen que me han dado. Va a tocar dopar mucho con los objetos, no me apetece quedarme a las puertas de la barrera por un turno y tener que repetir todo esto otra vez. Encima siguen sin darme un personaje con la habilidad que aumenta el alcance a todos.

Seguimos subiendo, ahora con la estrategia centrada en cubrir a Kogoro y Mii para que ningún antiguo enemigo se cruce en su camino. De todas formas, ahora que lo recuerdo, existe una habilidad que anula el bloqueo de paso que te hacen los enemigos. Kogoro y Mii no la tienen, pero es tan sencillo como ponerles una Solo Unit que la tenga, y son varios. Con eso solucionamos la mitad del problema. Igualmente es mejor seguir limpiándoles el camino, pues todavía pueden recibir daños o incluso llegar a ser derrotados (caso muy, muy, pero que muy hipotético).


Una vez conseguimos poner pie en la plataforma más elevada, aparecen el resto de personajes (a buenas horas, ya no me hace falta la habilidad de alcance +2). En su mayoría son de JRPG, pero ya son todos los que faltaban. Tales, .hack, Sakura Taisen, Shining Force, Valkyria Chronicles... Ahora ya tenemos el party al completo y podemos desatar nuestra furia contra nuestros enemigos.


Al ver que están todos reunidos, Meden decide que es la hora de actuar. En primer lugar, acusa a Mii de que su clan intentó mezclar los mundos en el pasado. Ella no lo cree, pero Kogoro confirma la versión del enemigo, añadiendo además que fue su clan el que detuvo al de Mii. Por si no fuera suficiente, Meden se fusiona con la piedra, adquiriendo una nueva forma, y explica que tanto él como sus aliados (los que son originales del juego) han nacido de la piedra para cumplir su voluntad. Como ella es descendiente de los que intentaron usar la piedra en el pasado, está conectada a ella y era la clave para reactivarla.


Vaya, no está mal... Para ser un juego de argumento nulo en el que el 95% del tiempo te están mareando de un lado para otro sin explicarte casi nada para alargarlo lo más posible, es más lo que hubiera pensado.

De nuevo, Due llena el campo de enemigos, tanto normales como jefes, y comienza el último asalto.


Cuando conseguimos llegar a la barrera con Kogoro y Mii dentro del límite de los 15 turnos, Mii utiliza sus poderes para anularla. En ese momento, Due y Meden entran en combate. Una vez deshecha la barrera, desaparece el límite de turnos y tienes todo el tiempo del mundo para acabar la pantalla a tu ritmo. El objetivo cambia y ahora te exigen simplemente derrotar a Meden.


En ese momento también empieza oficialmente el capítulo 41, con una panorámica del campo de batalla, relleno de enemigos por tercera vez (las mismas veces que se ha rellenado de aliados también, así que es justo).


Como buen Jefe Final, Meden tiene características únicas que no hemos visto en ningún otro enemigo. En primer lugar tiene 277.000 de vida, que la verdad, me parece poco. No es ni el doble de los 140.000 que tienes los jefes en las últimas fases del juego. Pensaba que iba a tener medio millón, pero cuando le vea atacarrme, tal vez agradezca que no tenga más vida.

En segundo lugar, tiene un alcance demencial, nunca antes visto en ningún personaje. Básicamente no necesita moverse del sitio para atacar a cualquier personaje, pues llega prácticamente a todos los rincones de la plataforma superior. Por último, en combate tiene una barrera defensiva de mayor resistencia que los demás enemigos.


Ahora que ya están todas las cartas sobre la mesa, hablemos de lo que ofrece el juego cuando hemos llegado hasta aquí. No hace falta señalar que el título goza de una gran espectacularidad desde el primer momento, con multitud de personajes, ataques, habilidades y distintas combinaciones que hasta dan lugar a conversaciones distintas entre ellos según los agrupes. Cuando empiezas con un nivel de espectacularidad tan elevado, te pasa como al Resonance of Fate, lo normal es que no lo puedas subir más a medida que avanza el juego. No obstante, en este caso no es exactamente así. Hacia la mitad del juego los personajes aprenden el ataque especial de objetivo múltiple. Los enemigos lo tienen desde el principio, pero los personajes que controlamos no, empiezan con el de objetivo único. Por tanto, existe una mínima evolución de los personajes, fuera de que cada vez te dejen hacer los combos más largos con los movimientos básicos.

El siguiente vídeo recoge los ataques normales y especiales de todos los aliados y enemigos del juego, incluido Meren, y deja bien claro el nivel de espectacularidad:


Dicho todo, ya sólo queda lo más importante. Disfrutarlo. Es un buen juego, con sus virtudes y sus defectos, al que hay que dedicarle muchas horas, y cuando se acaba, una parte de cada jugador se va con él, así que a darle duro a Meren hasta que muerda el polvo. Como cualquier otro Jefe Final, cuando le queda poca vida se pone tonto y hace mucho más daño, pudiendo eliminar a su objetivo de un ataque incluso con el 100% de la vida.


Una vez derrotado Meden, simplemente se deshace su fusión con la piedra, y los cuatro enemigos que han nacido de ella se desvanecen. Por la conversación que tienen, da a entender que no se mueren, sino que regresan a formar parte de la piedra como lo fueron originalmente, así que no sería raro verlos en la secuela.


Después, lo normal. Todos los personajes se despiden y regresan a sus respectivos mundos. El problema es que alargan innecesariamente la presentación sólo para que los 60 personajes del juego tengan por lo menos una frase cada uno y acaba siendo un poco aburrido escuchar todo el rato lo mismo pero con distintas palabras. Como relleno cuentan que les compran regalos a sus amigos que les esperan en sus mundos, se preguntan si se volverán a ver e incluso invitan a los demás a visitarles. Nada del otro mundo (nunca mejor dicho). Encima no se van todos a la vez, se van yendo por grupitos y la cosa se alarga más todavía.


Finalmente, cuando todos ya se han ido, Kogoro y Mii regresan a su casa. Cabe resaltar que Mii señala la posibilidad de que vuelva a ocurrir todo mientras ella tenga el poder de moverse entre dimensiones, pero seamos sinceros, aunque me hubiera pasado el juego antes de que anunciaran la secuela no habría interpretado esas palabras como una señal. Fin.


En conclusión, muy buena jugabilidad hasta el final, utilizando todos los personajes, tanto amigos como enemigos, historia simple pero que al menos cumple y presentación final infumable con muchos diálogos pero nulo mensaje.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


2 comentarios:

  1. ¿Te has fijado, socio, en la cantidad de guiños que hay en el juego?
    http://retrozumbaos.blogspot.com.es/2014/04/project-x-zone-y-la-fuente-de-las.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he dado cuenta de algunas, claro, pero hay que ser un maestro para darse cuenta de todas.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.