jueves, junio 18, 2015

Ese Gran Final... Super Mario 3D World





Después un final truncado en el Mundo Castillo de Bowser, llegamos al Mundo de Bowser, donde 170 estrellas nos separan de la pantalla final. Por suerte, me daba para acceder directamente, así que no hubo necesidad de recolectar estrellas extra.


La pantalla se llama Torre Gatuna, y nada más empezar, aparece nuestro personaje mirando hacia arriba, contemplando la altura del edificio que le toca escalar. 

Como ya sabéis, en este título disponemos de cuatro personajes. Mario, Luigui, Toad y Peach, y podemos jugar cualquier pantalla con cada uno de ellos desde el principio. En mi caso, en este momento me encontraba jugando con Toad.


Me ha sorprendido mucho que lo que es pantalla en sí es muy corto. Un par de plataformas, una lluvia de bolas de fuego y poco más. Enseguida, aparece Bowser, portando una campanita de las que transforman en gato.


¿Qué hará? ¿La habrá robado para que no la utilicemos? No creo, no es un objeto único, hay cientos por todo el juego. No será qué... Bowser se coloca la campanita en el cuello en plan colgante y... ¡Se transforma en gato!


He revisado los finales de los Marios de NES y SNES por si había algún antecedente, pero no he encontrado nada parecido, lo que significa que esto es una novedad importante. No el hecho de que se transforme en sí, sino que lo haga utilizando un mismo objeto que usamos nosotros.

Contrario a lo que cabría esperar, en lugar de enzarzarnos en una batalla contra Bowser, sigue la pantalla como si tal cosa (hacia arriba, escalando la torre). Eso sí, hay ciertas dificultades. Bowser salta y trepa por las paredes de la torre de un lado a otro, y con su tamaño, evitarle es complicado. Además, nunca sabes por donde va a aparecer. Por otro lado, es una de esas pantallas que van avanzando por sí solas (sobre raíles creo que llamaban) por lo que si te entretienes mucho la pantalla te traga y pierdes. También puede pasar lo contrario. Si vas muy rápido, hay tubos para avanzar de una parte a otra, y meterte en uno demasiado pronto te eleva demasiado por encima de la pantalla, con el mismo resultado (me ha pasado).


Seguimos subiendo y llegamos a una terraza con un POW. Al activarlo, Bowser se cae por la pared del edificio, pero no muere. Unos extraños focos de luz roja iluminan la zona desde abajo, y de pronto, aparece Bowser de nuevo, pero no está solo, ¡se ha multiplicado!


Aunque no se ve de manera explícita, está claro que ha utilizado la cereza para multiplicarse, y no una vez nada más. Hay momentos en los que no sabes cuantos Bowser hay alrededor. Simplemente aparecen y aparecen sin cesar, desde arriba, abajo, y sobre todo, desde el interior del edificio, rompiendo la pared. Que yo, como un tonto, vi una grieta en la pared, me pensaba que estaba en el Zelda y que iba a haber un tesoro oculto al otro lado, cuando de pronto aparece Bowser y me destroza jaja

Continuamos ascendiendo, con algo más de dificultad que antes, hasta llegar, ahora sí, a la cima del edificio. Allí podemos comprobar que en total son cinco Bowser los que nos acechan, pero hay un nuevo POW aguardando nuestra llegada. No creo que haga falta contar el resto.

 
Tras activar el POW, que podemos golpearle varias veces, todos los Bowser falsos son eliminados, y el original se pierde por el firmamento nocturno. ¡Hemos ganado! Ya sólo queda alzar la bandera para que todas las hadas finalmente sean libres.


Ya sólo queda celebrarlo con una fiesta en el Reino Champiñón, donde los cuatro protagonistas portan sus disfraces de gato, y en la que no faltan los fuegos artificiales de todos los personajes, y termina dibujando en el cielo las caras de las que más han sufrido, las hadas. Fin.


En fin, muy Mario el final. Jugablemente ha sorprendido, pero historia nula, como siempre. Supongo que esto es lo máximo que se puede esperar.


Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

7 comentarios:

  1. Pues poco hay que añadir a este final, la verdad. Que Bowser se convirtiera en gato fue toda un sorpresa, pero esperaba algo más de dificultad, sobre todo si lo comparamos con fases finales de otros juegos de la saga... De todas formas, aunque esto sea el final, ya sabes que aún hay bastante más por hacer, ¿no? ;)

    Me ha extrañado que no comentaras lo de la nave de Estela en los créditos... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja cuando te lo comenté todavía pensaba que tenía algún significado argumental que podría enlazarlo con una futura entrega o algo así. Ya después descubrí que tiene un significado puramente jugable y por tanto no era necesario mencionarlo aquí.

      Ahora que lo dices es cierto lo de la dificultad, la pantalla es muy corta y nada complicada. Todavía recuerdo en el Sunshine lo delicado que era el control de la barca en el lago de lava. Si chocabas contra algo se hundía sin remedio arrastrándote con ella.

      Eliminar
  2. Para cuando reviews sobre los Mario roleros clásicos? Superstar saga? Paper Mario? Super Mario RPG? si todavía no los tenías en mente, ya te lo recomiendo yo, socio.
    Brutal blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No los tenía en mente la verdad, pero les echaré un ojo. Toda recomendación es bienvenida ;)

      Eliminar
  3. y no se menciona nada a cerca de los niveles secretos q devienen luego del final? no se si tenga q ver, pero es un grandisimo extra q se suelta tras "concluir" el juego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se muestra el final del "modo historia" de cada juego. La inmensa mayoría tienen extras para aumentar su duración, pero en eso queda. Imagínate que tuviera que detenerme a comentar todos los jefes y mazmorras secretas de cada RPG, o mundos/misiones extras de plataformas o aventuras. Nunca acabaría xD

      Eliminar
  4. El juego super mario rpg legend of seven stars de snes me parece uno de los mejores rpg de mario. Nintendo y square enix hicieron un buen juego. Te lo recomiendo xD

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.