lunes, diciembre 04, 2017

Ese Gran Final... Captain Toad: Treasure Tracker



Tras una primera aventura con Toad y una segunda con Toadette, nos aparece un tercer volumen en el que vamos usando a los dos personajes en diferentes tramos, que se van buscando el uno al otro, caminando hacia un final prometedor, siempre dentro de las posibilidades del título, por supuesto. Sin embargo, esa promesa se ve truncada tras finalizar la pantalla 27 de este tercer y último volumen, donde Toadette es secuestrada por Wingo, abocándonos a repetir el final del primer volumen, en el que Toad tenía que salvarla, con seguramente pocos matices de diferencia. Esperemos que el juego tenga guardado algún as en la manga y no sea así.


Bien, vamos allá. Comenzamos la pantalla 28, titulada: Duelo final contra Wingo. La situación es la misma que en los libros anteriores. Hay que subir una serie de plataformas, mientras Wingo nos toca la narices revoloteando alrededor, levantando vendavales cada vez desde una dirección.

Aunque el viento, según la dirección, o bien frena nuestro avance, o nos avoca a caer más allá del límite de la plataforma, también tiene una función práctica dentro de la propia pantalla. Ciertos objetos o estructuras son sensibles al viento, y provocan cosas como que se mueva una escalera o que unas cajas cubran un camino de pinchos, abriendo o bloqueando el camino en función de la dirección en la que sople. Por tanto, en muchas ocasiones, debemos esperar a que Wingo sople desde una determinada dirección para poder avanzar correctamente o coger los diamantes.


Tras una primera parte ascendiendo, un cañón nos lleva a otra sección de la pantalla, donde un trío de Toads nos recibe. Uno de ellos nos de un champiñón por si hemos sufrido daños, otro está leyendo un mapa, y el tercero se está echando la siesta jaja Con lluvia y un pájaro enorme al acecho, durmiendo tranquilamente xD


La pantalla se desarrolla de la misma forma en esta segunda etapa, combinando ahora el viento con una plataforma giratoria, y un poco más adelante, el viento vuelve a ser protagonista para que logremos salvar las distancias en una plataforma elevada con cajas apiladas que se mueven de un lado a otro.


Tras esto, encontramos otro cañón, que nos lleva a la cima de la torre, repleta de monedas por doquier, donde libramos el enfrentamiento final. Aunque mínimas, hay novedades. Además de lanzar los boniatos enormes sobre Toad, ahora también lanza rayos. El tema está en que tras caer, la electricidad se queda en la zona del impacto, y tenemos tres círculos eléctricos en la plataforma que no podemos pisar, pues tardan bastante en desvanecerse. Además, Wingo intentará empujarnos a ellos levantando el viento con sus alas.


Vaya, acabo de descubrir una cosa. Si cuando tira los rayos, hay verduras en el suelo, si cae un rayo encima de una, la revienta, así que esto es sensiblemente más difícil que las veces anteriores, pues ahora hay más riesgo tanto al coger la verdura, como al tratar de tirársela.

Vale, llevo dos toques, queda uno, y parece que la cosa se anima. Wingo lanza un grito en el aire, en plan como si se fuese a transformar en Super Saiyan, y la cosa cambia, ya te digo cambia. Ahora se mueve mucho más rápido, lanza, ¡cuatro rayos! también con mucha menos diferencia de tiempo entre ellos, lo que hace más difícil evitarlos, y lo mismo pasa con las verduras. Todo va a mucha más velocidad, y ya me ha costado un toque. Espero que se quede en eso y no muera.


Tras lograr esquivar los rayos, aguantar el viento, evitar que te aplasten las verduras gigantes, lograr coger una y alcanzar a Wingo con ella, le hacemos, literalmente, lo que se conoce como un, ¡Zas! ¡En toda la Boca!


Wingo se traga el boniato, y se le infla la tripa tanto que no puede volar, por lo que termina hundiéndose. Toadette cae de boca y su cuerpo se hunde entre monedas y lingotes. En cuanto Toad la saca, vemos que estaba agarrando la última, que ahora elevan entre ambos. Créditos.


Toad y Toadette vuelven a casa en un pequeño vagón, pero al llegar, una estrella verde cae del cielo, y Toad se baja inmediatamente para salir a buscarla. Jaja, mola, tiene personalidad, se entrega a sus pasiones y no a sus instintos primarios ;)


Creía que acababa ya todo, pero no. Ahora, aparece la escena inicial del Mario 3D World, donde arreglan el tubo, sale Bowser, y van todos tras él. La estrella verde cae también dentro del tubo, y Toad se mete a por ella, dejando claro que esto es una precuela. Fin.


Bueno, dentro de lo que cabe, no ha estado mal. Aunque el final ha caído en la repetición, al menos han tenido el detalle de darle un hueco en la cronología al título, pero no se le puede perdonar que durante todo el tercer volumen vayamos con los dos personajes y al final no. Una batalla con los dos contra Wingo, por fases, por supuesto, al estilo Donkey Kong 64, le hubiese dado mucha vidilla.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.