domingo, noviembre 26, 2017

Ese Gran Final... Metal Slug 5



Comienza la última misión, y lo hace de una forma bastante original. Vamos en un vehículo, en este caso, un coche normal, un simple turismo, pero equipado con los cañones habituales. Lo distinto frente a otras ocasiones reside en el hecho de que al morir no perdemos el vehículo. Independientemente de que caigamos en alguno de los saltos o que nos lo destrocen los enemigos, al hacer respawn el vehículo vuelve con nosotros, por lo que durante toda la fase, la diversión está asegurada.


Como ya he comentado antes, no se trata sólo de disparar a los misiles y enemigos que nos acechan. Esta fase tiene un pequeño plataformeo. De vez en cuando hay saltos en la carretera que te obligan a estar atento a algo más que los objetivos a destruir, pues si no realizamos el salto correctamente, caemos al vacío y morimos.


Finalmente, aparcamos el coche y seguimos a pie, entrando directamente al metro. Allí, en mitad de las vías, encontramos, ¡otro vehículo! De estos con tentáculos y una cápsula en el centro. De hecho, se parece al del Sonic Mania jaja 


Eso sí, ahora vuelven las reglas normales. Si te lo destruyen, fuera. A cambio, puedo ver que caen varios tipos de armas interesantes de los enemigos, como la S y la L, para que si caes del vehículo, no decaiga la diversión.


Al final de las vías del metro, el vehículo no puede continuar, por lo que toca bajarnos y salir al exterior. Nos encontramos la ciudad en ruinas, con incendios al fondo, y enemigos más poderosos de lo normal. De pronto vemos como nos atacan mobile suits, y también oficiales que sin llevar armadura ni nada, aguantan varios tiros.


Continuamos avanzando, entramos en la base del enemigo, y nos topamos con unos brujos enmascarados que lanzan proyectiles con forma de moléculas que van a cámara lenta, como los de los aliens del Metal Slug 2.


Finalmente, llegamos al pie de una torre, donde, desde dos cabinas, dos brujos nos atacan con unos tentáculos raros que lanzan rayos láser y nos echan encima bichos venenosos.


Las cabinas son enemigos separados, puedes destruir primero una y luego la otra. Eso me tranquiliza porque si fuera todo una única estructura podría significar que esta mierda es el Jefe Final, pero ahora creo que no será así.


Al terminar, aparece una plataforma que nos eleva a lo más alto de la torre. Bien, ¡esto sigue! Allí, entre las nubes negras, un relámpago ilumina el lugar, y vemos, ¡la sombra de un dragón!


Bueno, cuando vi a los brujos con la batamanta me percaté de que esta entrega tendría elementos más tirando a fantasía que a guerra militar, pero no me imaginaba que llegaríamos hasta este punto. Vamos a ver cómo sigue para ver si encaja apropiadamente dentro del universo Metal Slug.


Cuando el dragón se acerca, vemos su cuerpo y sus ojos. Un cuerpo más bien simbólico dado su aspecto, que parece una ventana al cosmos. El punto débil es una calavera en el pecho, a la cual podemos disparar libremente, mientras el dragón genera bolas de luz que se abalanzan contra nosotros.


Pero el dragón no está ahí todo el rato. Tras unos segundos vuelve a los cielos, y la ofensiva de bolas de luz se intensifica, haciendo que sea complicado evitarlas todas.


Después, todavía a lo lejos, se ve al dragón con una guadaña, blandiéndola en el aire. Acto seguido, un haz de luz con la forma de la hoja de la guadaña aparece en nuestra posición, y por si nos da tiempo a salir corriendo antes de que nos alcance, también lanza ascuas de fuego azul que llegan bastante lejos, y si nos coges, morimos calcinados.


Después, se repite el mismo patrón una y otra vez hasta que lo derrotemos. Tras ganar el combate, no matamos al dragón, sino que huye.  Créditos y fin.

Bueno, está más trabajado que el Metal Slug 4, pero sigue sabiendo a poco, y menos todavía cuando no derrotamos realmente al Jefe Final, sólo conseguimos que nos deje en paz. Y argumentalmente, esto ha perdido ya todo el sentido, el True Ending fue el final del 3.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.