viernes, febrero 17, 2017

Ese Gran Final... MegaTagmension Blanc + Neptune vs Zombies




Siguiendo las indicaciones de Uzume (la Dreamcast, para quien no lo sepa), las chicas encuentran el escondrijo de Hachimajin, que para sorpresa de todas, se encontraba en el interior de la propia escuela.


Hay una brevísima conversación en la que no se ve la cara de nuestro futuro enemigo, sólo se escucha su voz, y enseguida empieza el combate. Ha sido raro que no se hayan parado a hablar un rato teniendo en cuenta que nos encontramos frente a un título de la serie Neptunia, pero la verdad, casi lo agradezco. Para que se pongan a decir gilipolleces en un spinoff que casi se puede decir que carece de argumento, mejor que no digan nada.

El combate comienza con una secuencia de presentación para Hachimajin, que tiene un diseño bastante extravagante (atención a los billetes de dollar pegados a la ropa) y para nada acorde con su nombre. Hachimajin significa textualmente ocho demonios. Me imaginaba un bicho de estos con ocho cabezas que una le sale del pecho, otra del hombro y cosas así. Algo mucho más terrorífico, no que fuese exactamente lo que yo pensaba, pero por lo menos que encajase con el título de zombis que estamos jugando.


Hachimajin combina ataques físicos de sus brazos estilo Rayman, con rayos láser que se disparan desde los cañones que tiene detrás. También te tira hacia atrás con una onda expansiva en plan Dragon Ball, o dispara muchos rayos al cielo que luego caen forma de lluvia.


Por nuestra parte, el juego nos permite enfrentar la batalla final con el personaje que queramos. No nos impide ir con Blanc o con Neptune, aunque yo la he cogido como miembro del party voluntariamente. Luego, cada personaje se transforma, aunque las que no son CPUs no sufren un gran cambio, y tienen sus propios movimientos especiales, un EXE Drive en solitario y otro combinado con la compañera que siempre es igual sin importar la pareja que escojas.


Sobre el combate final en general, no es difícil, pues ahora que ya hemos podido desarrollar a los personajes no supone un problema, pero sí tiene bastante vida y tardará un poco en caer. Tras ganar el combate, su cuerpo se desvanecerá lentamente mientras lamenta su derrota. 


Comienza la presentación final, donde descubrimos que Hachimajin son en realidad dos personas distintas, Hachima y Jin. Ambos empiezan a conversar entre ellos lamentando su derrota, que se suma a la humillación de que les utilicen para rodar una peli barata.


Realmente esto de que sean dos es simplemente para hacer la gracia e intentar convencernos de que el combate estaba igualado porque nosotros nos cogemos a dos personajes para cada batalla, pero que en ningún momento se separan o actúan de manera aislada ninguno de los dos. Es todo el rato un solo enemigo.

Blanc aprovecha que van rematarlos para rodar la última escena y terminar la película, ¡Acción!


Blanc y Neptune (ya rodando la escena, bajo la piel de los personajes que interpretan) salen al exterior del colegio y ven que sigue habiendo zombis por todas partes. Derrotar a Hachimajin no ha servido para que el resto de zombis desaparezcan. Para colmo, Neptune se ha contagiado y su cuerpo está empezando a pudrirse. Pronto será un zombi más.


Blanc declara su amor a Neptune y le pide un beso. Ella acepta, pero pide confirmación porque, como acaba de decir, su cuerpo se está pudriendo y no está en su mejor momento. Blanc contesta decidida lo poco que le importa ese detalle.


Se besan (no se ve el beso, sale la pantalla en blanco). Al separarse, mágicamente, el cuerpo de Neptune se ha recuperado milagrosamente (solo ella, los demás no). Ahora que están las dos bien, pueden escapar juntas y ser felices. Fin (de la película).

A partir de ahí, nada fuera de lo normal. Terminan la película y la presenta al concurso colegio, donde recibe matrícula de honor. La suben a Internet y sirve para que lleguen alumnos nuevos, salvando así la escuela. Fin.


Bueno, es difícil intentar tomarse un final de un Neptunia en serio cuando ni los desarrolladores parecen tomarse en serio su propio juego. Estamos de una historia que comienza rodando una peli de zombis, que luego aparecen zombis de verdad, y al final es que la verdad, ni a mí me ha quedado claro si por lo menos los zombis de verdad desaparecen y quedan solo los de la peli (entiendo que sí, pero no estoy seguro al 999%). Lo peor, el enemigo final, que es pura figuración, no aporta nada y está erróneamente diseñado o nombrado, una de dos Al menos la peli queda bien, yo la vería jaja, y eso que a mí los zombis no me van nada.


Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

2 comentarios:

  1. Creo que hasta la fecha, el único final que he podido tomarme "en serio" es el Conquest del MK2...y yo también vería ésa película, aunque tampoco me gusten mucho los zombis, seguramente sería un éxito en taquilla (?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que ese es el mejor final de todos los juegos de Neptunia que he probado hasta la fecha. Lo hubiera metido en la entrada de no ser porque el juego tenía 9 finales y todos no podían ser. Había que quedarse con el true.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.