sábado, diciembre 31, 2016

Ese Gran Final... Rayman Advance





Siempre intento cerrar el año con un juego especial. A veces lo consigo y otras no. Con especial no me refiero a más famoso ni con mejor final, pues la inmensa mayoría de títulos es la primera vez que me los paso, sino que tengan un significado especial para mí.

En el caso de Rayman, empecé este juego en 1999, la versión de PC en mi 486 a 16Mhz (con turbo a 32) 512Mb de HDD y Windows 95 que terminó subiendo a 98. Todo iba bien hasta que mi hermano y yo descubrimos que a pesar de terminar todas las pantallas no son daban acceso al Jefe Final. A alguno se Ubisoft se le había ocurrido la gran idea de exigir el 100% del juego, es decir, todas las jaulas, para dar acceso al enfrentamiento con Mr. Dark. 

Como en aquellos tiempos no teníamos medios para acceder a tantos juegos como hoy en día, aceptamos el reto. Cada uno en su partida, iba rejugando zonas una y otra vez en busca de secretos, y poco a poco, la cosa iba avanzando. En concreto, ya en el año 2000, llegué a tener el juego al 98%, a falta de dos míseras jaulas, cuando eufórico, mi hermano me avisó de que había encontrado la penúltima, pero yo nunca pude sumarla a mi palmarés, porque aquel 486 decidió que ya no se encendería más, llevándose consigo todo nuestro esfuerzo.

Un año después llegaba al mercado Game Boy Advance, con Rayman Advance como juego de lanzamiento, un port de la versión de PC para la portátil de Nintendo. Cayó de salida tanto consola como juego, pero empezar de cero algo que estuve a punto de terminar pero no pude, después de tanto tiempo, sabiendo que no recordaba ni la mitad de las jaulas y que no estaba por la labor de volver a pasar por el suplicio de repetir zonas que ya había completado en su momento, mas ahora que tenía consola nueva, dejaron el reto en el olvido...

...Hasta este año. A pesar de haber pasado tantos años, sigo teniendo tanto la GBA como el juego, aunque ninguno de los dos es el que compré originalmente, pero nunca se me había olvidado aquella cuenta pendiente. Comentando la situación con cierta persona, y existiendo a día de hoy cosas como Youtube, no había razón para seguir demorando más la espera, así que me puse manos a la obra, y con la inestimable ayuda de los walkthroughs que hay colgados, acabo de sacar todas las jaulas. Después de 17 años, es la hora de ver este final. Puede que no merezca la pena la espera, puede que no vaya a ser gran cosa, pero hace mucho que no hago las cosas pensando en lo que voy a obtener a cambio, las hago porque considero que es lo que tengo que hacer, ¡vamos allá!

Al conseguir la última jaula, una nueva zona se desbloquea. El Castillo del Dulce. Empezamos mal jaja Para un tío que se llama Mr. Dark, que viva en el Castillo del Dulce, pues la verdad es que le pierdes el respeto, por lo menos parcialmente. Cabe destacar que la huevera que aparece en el mapamundi señalando cada nivel, y donde se van señalando cuantas jaulas vamos consiguiendo en dicho nivel, ahora aparece tapada por la figura de Mr Dark, lo que significa que en estas últimas pantallas NO hay jaulas, cosa de la que me alegro profundamente, que estos son capaces de exigirme las 6 jaulas de esta misma fase para cruzar la puerta final o algo así jaja


Comienza la pantalla. Rayman aparece sobre una sartén, deslizándose por una cuesta de chocolate cubierta de nata. No sé si cuenta como skate o como surf jaja. Toca carrera de obstáculos. Bien, algo animado para abrir boca. Empezamos con cambios de rasante y algunos saltos de una montaña de chocolate a otra, nada del otro mundo, hasta que me caigo en un río de caramelo y muero...


Vale, no estaba bien señalizado. Como era amarillo no interpretaba que fuese líquido. Todo lo contrario, pensaba que sería tierra firme porque ya no tenía nata por encima. Pero bueno, volvemos otra vez y solucionado.

Vaya... La cosa no es tan sencilla. Si no haces nada, hay un cambio de rasante que primero se pone cuesta arriba y después en llano, frenando nuestra velocidad. Si lo permitimos, aunque se intente saltar el río de caramelo, no tiene fuerza suficiente para llegar al otro lado y uno muere igual. Interesante.


Conociendo ese dato, ya la pantalla no tiene complicación alguna, y justo después del río de caramelo viene un segundo río que tiene la meta detrás.

Pasamos a la siguiente pantalla, donde se nos plantea un nuevo reto. Mr Dark invoca a un clon oscuro de Rayman que copia todos nuestros movimientos, pero va un segundito por detrás nuestro.


Si tu andas, él anda, si tu corres, el corres, si tu te paras, él también, pero como va un poco por detrás, no hace la misma acción que nosotros hasta que alcanza el punto en el que nosotros la hemos hecho. Esto quiere decir que no puedes dejarle atrás porque va haciendo lo mismo que tú, por lo que darte una prisa enorme no tiene sentido, pero si te retrasas, te alcanzará, ya que no se parará hasta que llegue al sitio en el que tú estás parado. Por cierto, si te toca, no te daña, es instant death.

A esto hay que añadir que la pantalla está hecha muy a mala idea, con callejones sin salida, nubes y otras plataformas que no aparecen si no vas de un extremo a otro de la pantalla, y cosas por el estilo, obligándote muchas veces a tener que dar la vuelta para volver por donde has venido y, ¡sorpresa! Te chocas con Rayman oscuro y mueres irremediablemente.

Por supuesto, puedes esquivarle saltando, pero como buen jugador que está en la pantalla por primera vez, hay veces que no queda claro lo que hay que hacer, y al dar un par de vueltas por el mismo sitio por no encontrar la salida, he intentado esquivarle saltando otra vez sin recordar que ya le había esquivado antes de la misma forma, dando como resultado que hemos saltado los dos, nos hemos chocado y he muerto.

La maldita pantalla llega hasta el punto de obligarte, justo al final del todo, de meterte en un callejón sin salida, ir hasta el final y volver por encima de una plataforma para que aparezca la meta, haciendo que quedes cara a cara con Rayman oscuro, que la primera te caza casi sin remedio.


Si consigues evitarle, saltar la plataforma y alcanzar la salida, Rayman oscuro cae al suelo derrotado y desaparece, tras haber fallado en el cumplimiento de su cometido.


Parece que esto sigue. Nueva pantalla y nueva restricción. Ahora, Mr Dark nos lanza un hechizo que invierte los controles de izquierda y derecha. Por suerte, esta vez no hay nadie persiguiéndonos. Aunque lógicamente es bastante molesto que intentes ir hacia delante y vayas hacia detrás y viceversa, si no tenemos prisa, es una pantalla en la que se avanza, con calma, pero sin demasiados sobre saltos. Además, tenemos la oportunidad de conocer a los enemigos normales de este último mundo, como uno que vuela sobre ti y te bombardea (nunca alcancé a ver qué forma tiene, sólo veía las bombas cayendo) o un payaso con un martillo que con que te al suelo te deja inmovilizado unos segundos.


Pero, ¿de verdad pensáis que con lo a mala idea que estaba hecha la pantalla anterior, ésta se iba a quedar así? Por supuesto que no. La inversión de controles no iba a ser suficiente si no va acompañada de una situación en la que de verdad eso suponga un problema. Llegados a cierto punto, tenemos que cruzar por una serie de nubes de las que se desvanecen tras posarnos sobre ellas. Para colmo, las siguientes nubes van apareciendo según avanzamos, por lo que sumado a que tenemos poco tiempo para pensar porque la nube sobre la que estamos desaparece, tenemos el hecho de no saber realmente donde puede aparecer la siguiente. Conclusión, te haces un lío y tú solo y acabas cayendo por un motivo u otro.


A esto tengo que añadir dos cosas. En primer lugar, que la dificultad no viene tanto por el juego en sí sino por la versión que he jugado yo. Esas capturas que estoy poniendo no son de la versión de GBA, pero son más idóneas para la entrada por su calidad. En la versión de GBA, la cámara es mucho más cerrada, apenas se ve un poco más allá de tus narices y la mitad de las veces tienes que hacer un salto de fé sin estar seguro realmente de a dónde irás a parar, lo que ha aumentado considerablemente el número de veces que he muerto.

En segundo lugar, me he debido meter por algún sitio extraño y he acabado en una zona en la que las nubes ibas subiendo en zig zag y luego pasabas a unas plataformas muy estrechas con los bichos azules volando alrededor para tocarte todavía más las narices. Además, esas plataformas también estaban repartidas a distintos niveles de altura, requiriéndome de nuevo saltos de fé para pasar de uno a otro y una sucesión incontable de muertes. Al final del todo estaba Mr Dark en un callejón sin salida, y al tocarle se ha acabado la batería de la GBA Micro (así, en plan como en las pelis y en las series, justo en el momento crítico) y cuando he vuelto a jugar después de cargarla no he vuelto a pasar por ahí. No sé si es que la pantalla tiene varias rutas o si era una parte secreta que al final hubiese una vida o algo, pero el caso es que no es necesario pasar por ahí para completarla y ha sido un poco decepcionante que no fuese obligatoria, la verdad.

En el último tramo de la pantalla, Mr Dark vuelve a lanzarte un hechizo, que ahora te impide parar de correr. Estás en carrera continua y no puedes detenerte, ni tampoco activar el helicóptero, sólo ir hacia delante y saltar. En principio, no es complicado, pero hay que tener cuidado porque hay zonas con nata que son resbaladizas y te dan impulso a la hora de saltar, pudiendo producir que te pases de largo la siguiente plataforma si no calculas bien y acabes cayendo al vacío.


Antes de terminar la pantalla, Mr Dark te vuelve a lanzar otro hechizo. Yo pensaba que desactivaba los anteriores, pero no podía estar más equivocado. Pasar de pantalla me dio la respuesta. El combate final da comienzo, pero Mr Dark nos ha robado el puño con el último hechizo y no podemos atacarle.


Si intentamos coger el puño perdido, él tira de la cuerda, alejándolo de nuestro alcance. Después, nos encierra entre dos poderosas llamas, que si tenemos la osadía de tocarlas o intentar sobrepasarlas, volvemos a experimentar una instant death. Mientras tanto, nos seguirá lanzando hechizos, aunque por suerte, sólo causan daño normal, no matan de un golpe.


Después de hacernos bailar alrededor de las llamas, Mr Dark se cansa de jugar y ordena a las dos llamas juntarse, pero acercándose lentamente, para hacernos sufrir mientras vemos como llega nuestra hora, y así saborear su victoria al máximo. Es entonces cuando un par de bichos de los que rescatamos de las jaulas vienen en nuestra ayuda, recuperan el puño y nos lo devuelven.


Al recuperar el puño, las llamas se extinguen misteriosamente y comienza el combate. Mr Dark toma la forma de nuestros antiguos enemigos, pero fusionados. En primer lugar, se presenta como una fusión entre el escorpión y el hombre de piedra.


Es sumamente fácil. La fusión se dedica a lanzar la garra del escorpión una y otra vez, y en ese momento queda desprotegida. Sólo hay que arrearle una y otra vez hasta que caiga.

Acto seguido viene la fusión entre la astronatuta y el mosquito. Curiosamente, son dos gemelas esta vez, que se ponen una a cada lado de la pantalla y empiezan a disparate sin cesar.


A cambio de la lluvia de disparos, no tienes que golpear en un momento específico en el que estén desprotegidas. En cualquier momento vale, y con que te cargues a una de las dos es suficiente ya que la vida es conjunta. Así que rapidito para quitarlas de en medio.

En tercer lugar tenemos a la fusión entre el mosquito y el saxofón. Además, con nueva restricción. Nos vuelven pequeños. Esto se debe a que esta tercera fusión se dedica únicamente a saltar de un lado para otro para tratar de aplastarnos, tal y como hacía el saxofón originalmente, pero claro, el saxofón era mucho más grande que nosotros, así que nos vuelven pequeños para que tenga sentido.


El punto débil es la cabeza, como lo era del mosquito originalmente. Le reventamos a golpes hasta que caiga, y luego... Luego... ¡Se acaba el juego! ¡Rayman sale con sus amigos feliz de la vida haciendo una fiesta! Estaba convencido de que habría un combate contra Mr Dark en su forma normal, y no ha sido así... Que mazazo... Con lo bien que iba todo... No pasa nada porque recicles jefes anteriores si luego está el jefe final real, pero si lo sustituyes totalmente al final das a entender que es relleno barato. No es que durante estas últimas pantallas Mr Dark no haya estado ahí, pero sin enfrentarle directamente no es lo mismo...


Ha sido toda una sorpresa este final. No esperaba que molase tanto. Ha tenido sus fallos y podría haber sido mucho mejor, pero ver cómo han aprovechado las plataformas para plantear auténticos retos y se han roto la cabeza para hacer las pantallas lo más puñeteras posible me ha gustado. Lástima que con el Jefe Final no hayan tenido el mismo esfuerzo y dedicación, pero bueno, el balance es positivo. No me arrepiento de haber tenido que esperar tanto para verlo. Existen más juegos perdidos como éste que nunca llegué a terminar. Sería una alegría poder cerrar cada uno de los próximos años con uno de ellos.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

2 comentarios:

  1. Bua, si esto no es un juego especial, dime tú qué. Me alegro mucho de que te hayas quitado esta espinita, es tope de satisfactorio (^o^) Me parece una historia súper entrañable, jajaja. De verdad, los juegos son maravillosos.

    Un besito muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Curioso, esto me recuerda a mi situación con shining force 2 y phantasy star 4. Los juue hace mucho en emulador, amvos me encantaron pero...

    En el primero quede atoeado sin saber que hacer cuando en el segundo el emulador crasheaba avanzada la partida.

    Tiempo despues los pude terminar al fin (enfasis en shinibg force 2 en este punto porque sin guia era jodido darse cuenta...). Fue muy satisfactorio terminarlos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.