miércoles, mayo 18, 2016

Ese Gran Final... Ragnarok Odyssey



Aunque tengo Ragnarok Odyssey Ace, dentro del juego te vienen los dos. Puesto que fueron vendidos como dos juegos distintos y tienen historias distintas, también tendrán entradas distintas (eso si Ace tiene modo historia propio claro), a diferencia de un mismo juego con una misma historia pero con diferentes finales.

Como siempre hago en este tipo de juegos, lo primero es presentar a mi personaje. No es tan guapa como la de Freedom Wars, pero el editor del Ragnarok no da para más jaja Ahora mismo está con el job de mago, con el que empecé el juego, pero he estado utilizando los seis trabajos a lo largo de toda la aventura, unos en mayor medida que otros, y es posible que a lo largo de las batallas me vea en la obligación de cambiar, según las circunstancias.


Al mismo tiempo que nuestro ejército hace un ataque masivo sobre Utgardar, los pueblos de los gigantes deciden atacarnos al unísono. Por un momento, nos vemos en la obligación de frenar la invasión de los gigantes de tierra, huelo y fuego, pero una vez frenada su ofensiva, podemos retomar la nuestra. Es la hora de derrotar al líder de cada uno de los pueblos de gigantes.

El primer líder es el del pueblo de los gigantes de tierra. Sus líderes son Fenia y Menia, dos brujas a las que ya nos hemos enfrentado antes, tanto por separado como juntas, y ahora vienen al que será su último enfrentamiento.


Personalmente, pensaba que el líder de los gigantes de tierra sería Grendel, ese que parece sacado de Shingeki no Kyojin, pero la verdad, mejor así. Fenia y Menia son un espectáculo. Tal vez no sea el mejor combate del juego, pero desde luego sí el más divertido. Tienen cada una un martillo con una rueda que sobresale ligeramente, de manera que después de dar un martillazo al suelo, continúan la ofensiva utilizando la rueda para deslizar el arma por el suelo y atropellarte.


El arma es demasiado pesada para ellas, y muchas veces al golpear con fuerza al suelo se quedan suspendidas en el aire, colgando del mango. También hacen combos dando volteretas que son una pasada, y por supuesto, tienen su ataque especial dando vueltas a toda caña con el martillo mientras van a por ti, que además genera un campo de atracción, así que ya puedes correr porque como te cojan te enganchan y puedes no salir de ahí.


Está claro que la táctica más eficiente es atacar a una de ellas todo el rato para quedarte lo más pronto posible contra un solo enemigo. Como ya he comentado un poco más arriba, el arma es demasiado para ellas, y muchas veces se resbalan y se caen, dejándote unos segundos valiosisimos, y después de hacer el remolino con el martillo se quedan atontadas unos segundos. Teniendo todo eso en cuenta, y con algo de paciencia, no tardaremos en acabar con ellas, habiendo derrotado definitivamente a los gigantes de tierra.


El siguiente es Surt, líder de los gigantes de fuego. Tengo mucha curiosidad por combatir contra él, porque es el único de los tres líderes contra el que no hemos combatido previamente. Ponemos la misión, pantalla de carga, y nos encontramos esto.


Mola, no es muy diferente al de hielo en aspecto, pero la ambientación sí que es única. Nos encontramos en una sala cerrada, circular, con él en el centro, medio sumergido en un charco de lava. De momento, parece que no sale de ahí, pero a cambio, nosotros también tenemos limitados nuestros movimientos. 

No es necesario que me recuerden que no hay que acercarse al charco de lava, así que eso de correr a los pies a pegarle como un loco queda descartado (me gusta). Pero por algo este juego tiene salto prácticamente infinito en los jefes, y me parece una ocasión ideal para sacarle más partido que nunca.


Es el típico jefe grandote y lentorro, pero que si te engancha tienes un problema. Además, si te acercas y te da, al caer al suelo caes en el charco de lava, y es más daño más quemadura así que te puedes olvidar.

Por otro lado, sus manos están echas de lava. Las va metiendo y sacando del charco, y cada vez tienen una forma distinta. Pueden ser manos normales, cuchillos de lava o bolas de pinchos, y por cada forma ataca de una manera distinta.


Pero como ya he dicho, es lentillo y se le ve venir muy fácilmente. Después es atacar al torso sin para hasta que caiga. Al morir, se hunde en su propio charco en plan Terminator II. Le pillé con las manos en forma de maza, pero seguro que si le pillas con manos normales hace el mismo gesto que Schwarzenegger jaja


Con esto ya hemos derrotado a dos de los tres pueblos de gigantes. Queda el líder del último, Hrungnir, líder de los gigantes de hielo.


Hrungnir es el mejor. es el más grande, es el que tiene el diseño más elegante, y es el que más variedad de ataques tiene. Te lanza tornados, pinchos de hielo que te rodean y te atacan a la vez, tiene un hacha que vuelca contra ti con todo su poder, además de usarla como lanza de vez en cuando, y bueno, también da manotazos, claro.


Pero su ataque más devastador es cuando salta perdiéndose en el aire y cae con el hacha en picado. Si te cae encima no es un golpe mortal, pero además de que es fácil de evitar, no es el verdadero problema. La onda expansiva que genera esa caída, tres olas de energía de gran altura que en este escenario tan reducido ocupan toda la pantalla y si te pillan es muerte directa.


El punto débil de Hrungnir es su cabeza, es donde más daño causamos. Sin embargo, está protegida por una barrera de energía que se activa nada más acercamos, nos manda volando en dirección contraria y encima causa un daño importante. Si logramos atontarle, esa barrera se desactiva durante unos instantes que debemos aprovechar para atacar. Sin embargo, Hrungnir es enorme y podemos dañarle por multitud de sitios, aunque sea en menor medida.


Pero bueno, Hrungnir y yo nos conocemos desde hace muchos quest y no me voy a preocupar porque ahora quite, por tercera vez, una barbaridad, o tenga otro montón de vida.


Derrotados todos los pueblos de gigantes, ya sólo queda el Jefe Final, Utgarda Loki. Parece que será la última misión, a pesar de que es la 9-8 y suele haber por lo menos hasta la 10, pero se titula directamente Ragnarok Odyssey, así que parece bastante definitiva.

Entramos a la misión. Aparece una cinemática de una isla flotante muy pequeñita, con un árbol en medio. Algo así como el escenario de Kirby en el Smash Bros. De pronto, todo se vuelve oscuro, como si del árbol sólo quedase su silueta, oscura. Varios ojos comienzan a abrirse en la silueta del árbol, hasta que del interior de la propia silueta emerge, nuestro último enemigo, Utgarda Loki.


Vaya, no es gigante. La parte humana es como tu personaje de grande, y luego las alas. Este tipo de enemigos suelen ser mucho más complicados que un gigante. A un gigante le puedes enganchar por cualquier lado, y a estos no.

Vale, tal y como esperaba. Es bastante rápido. Pero bueno con el salto casi infinito que tenemos puedo seguirle el ritmo. el problema es cuando decide dar una vuelta en el aire para ponerse detrás de ti y embestirte, algo que hemos bautizado como hacer un Starfox xD


Los ojos tiran rayos de fuego que encima te siguen. También sobrevuela los alrededores dejando caer una extraña masa viscosa en plan bombardeo, y lo mejor de todo es cuando hace una erupción de lava en el centro de la pantalla que termina inundando todo. Si te coge te mata, pero lo más divertido ha sido que la erupción es tan larga, que ha resucitado el personaje, se le han acabado los segundillos que es invencible justo después de resucitar y lo ha vuelto a matar la lava jaja


Entrando a valorar ya a nuestro propio personaje, el espectáculo que demos dependerá totalmente del trabajo que hayamos escogido. Siendo sinceros, el mago es el único cuyo ACE skill final merece la pena. Tiene sus pros y sus contras, como todo, pues es un meteorito importante que causa mucho daño pero que a su vez tarda mucho tanto en cargar como en recuperarse. Pero al menos es algo, porque las ACE skill finales del resto de trabajos han sido una completa decepción, y puedo asegurarlo porque he usado a los seis y he comprado todas. Es triste avanzar en juego y al llegar al final darte cuenta de que la única habilidad que vale la pena es la primera que te han dado...


Después de mucho esfuerzo, y sobre todo mucha paciencia, finalmente Loki caerá derrotado en una cinemática en la que se le traga un agujero negro en el suelo. ¡Ganamos!


Al volver a la base, todo está vacío. Salimos fuera, y las dependientes del mostrador donde coges las misiones o compras las cartas nos avisan de que todos han ido a la taberna. Allí, nos felicitan por nuestro trabajo, y nos avisan de que están preparando una fiesta, pero que todavía no está lista.


Tenemos un poco de tiempo libre para hablar con los diferentes personajes que hay en la base, mientras el jefe y los que trabajan en la taberna preparan la fiesta. Cuando queramos, volvemos a entrar para avisar de que ya estamos hartos de hacer tiempo, ¡que empiece la fiesta!

El capitán tiene unas palabras para ti, en agradecimiento a tu valor y poder, para finalmente brindar por la victoria. Créditos y fin.


Aquí hay muchas cosas que decir. En primer lugar, los combates contra los tres líderes de los gigantes son casi de relleno. Por mucho que ponga Final Battle en el título de cada misión, cuando a dos de ellos ya te has enfrentado varias veces a lo largo de la historia, y además los enemigos no tienen ningún cambio, pierde gracia. El juego recicla muuuuchas misiones a lo largo del juego, y lamentablemente eso también se paga en su final. Puedo comprender que quieras que un jefe que sale al principio del juego pueda ser un enemigo digno cuando el jugador ya está avanzado, pero para eso están los extra quest, no es necesario que repitas el mismo jefe una y otra vez durante toda la historia para rellenar. Al menos, Surt, que era el único nuevo de los tres, era original y eso ha ayudado mucho.

Por otro lado, está el tema de la historia. Ya sabemos que esto no es Zero Escape, no va a tener un argumento impresionante, pero al menos durante el juego te intentan contar algo, como cuando te explican que a los gigantes les han quitado las tierras, y tienen que ir a no sé donde para reclamarlas, pero nuestro pueblo está en medio y claro, cuando pasan por aquí arrasan. Aunque sea poco, al menos han intentado contar algo de la mejor manera posible, pero a la hora de la verdad, cuando podían utilizar todo eso para darle sentido a la historia y al propio juego, nada, fiesta y a dormir. Una pena...

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.