lunes, septiembre 02, 2013

Ese Gran Final... Halo 2



Pues las voces en latino que tanto había oído criticar no son tan malas, simplemente son en latino.

En este título manejas a dos personajes, por un lado el ya conocido Jefe Maestro, y por otro lado al Insiquisidor. Los vas rotando una misión cada uno, y por extraño que parezca, la misión final no la haces con Jefe Maestro que es protagonista de la saga, sino con el Insiquisidor, un miembro del Covenant. Así que, como preámbulo, recordemos que Jefe Maestro asalta el Arca en la que viaja el Profeta de la Verdad hacia la Tierra, dejando a Cortana en el anillo para que lo destruya si es necesario.


Desde este momento, pasamos a controlar al Inquisidor, el cual, junto a un colega y un par de comandos Élites, se lanza hacia la sala de control de Halo... 05 si mal no recuerdo, para detener a Tartarus, que pretende activar el anillo.

Como cabía esperar de una misión final, no nos vamos a dedicar simplemente a pegar tiros andando con un arma cualquiera, y es que en este aspecto Halo 2 ha hecho muy bien su trabajo. Nada más empezar la misión tomamos un Ghost, mientras nuestro compañero lleva un vehículo mucho más grande que nos sirve de apoyo, y entramos en batalla contra unos cuantos Ghost de la flota Brute enemiga que está en guerra con nosotros por culpa de los profetas.


Poco después te haces con vehículo más grande, y no olvidemos que también puedes asaltar los vehículos de los enemigos y robarlos, por lo que este tramo es muy versátil y podrás hacerlo completamente a tu gusto sin perder espectacularidad.

La cosa no queda ahí. enseguida llegas a una puerta que te obliga a seguir el recorrido a pie por el interior de la instalación, y allí encontramos la misma situación pero con armas de mano. Aparte de armas usadas regularmente durante el juego, como la carabina covenant o la espada (mi arma favorita por encima de todas) tenemos a nuestra disposición otras que sólo se pueden usar en los capítulos finales del juego, como la ametralladora láser brute (que es exactamente igual que la normal pero con el disparo de color rojo y causa más daño) o el cañón brute, que es básicamente un jodido lanzacohetes, pero del Covenant.


Vuelves a salir al exterior, donde te encuentras con Jonhson. Al tener un objetivo común, humanos y aliens trabajan juntos. Tartarus está en la sala de control de Halo, pero el acceso está bloqueado. Jonhson está pilotando un vehículo que parece la araña de Wild Wild West y tú tienes que cubrirle con un Banshee del ataque enemigo.


Es entonces cuando Jonhson destruye la puerta de entrada, abriendo el acceso para que el Inquisidor pueda terminar el trabajo.


Tras un par de hordas de Brutes, llegas a la Sala de Control, donde el Inquisidor intenta convencer a Tartarus de que si activa el anillo no habrá ningún Gran Viaje, o mejor dicho, sí lo habrá, viajarán todos al otro barrio. Pero como todo fuertote sin cerebro que se precie, se la sopla y activa Halo con el índice de todas formas.


Y esta vez sí, ¡Jefe Final! Como me gusta cuando me escuchan. Ya sabía yo que esto tiraba más para Metroid que para Call of Duty. Desgraciadamente, este enemigo no es uno de los grandes que mencionábamos en el análisis del primer juego. Sin ir más lejos, 343 Guilty Spark, que se supone un fuerte antagonista, está cautivo por el Covenant allí mismo.

El combate es por equipos. Tu grupo contra el suyo, y no tiene ninguna particularidad especial. No hace ningún ataque llamativo, ni aguanta una barbaridad, ni siquiera tienes que matarle tú, puede hacerlo cualquier miembro del party y se acaba todo.


Al terminar el combate, rápidamente retiran el índice de su posición, anulando la activación de Halo. Además, 343 explica que al forzar la anulación, todos los anillos han pasado están en standby y sólo pueden activarse por control remoto. Además, podemos ver cuantos hay en total. Aunque me pregunto si el que destruimos en el primer título cuenta todavía.


El Inquisidor pregunta a 343 donde está el lugar desde el cual se pueden activar los anillos, pero antes de que conteste, la escena cambia a Jefe Maestro, que se comunica por radio con sus superiores, informando de que va a terminar con esta lucha. Fin.


En conclusión, hay una clara mejora respecto a Halo: Combat Evolved. En primer lugar, el juego tiene Jefe Final, aunque no sea uno de los gordos. Te dejan todas las armas poderosas para el final. Ya no hay contradicciones, de hecho, aunque el final queda totalmente abierto a la tercera entrega, las cosas quedan mucho más claras que la otra vez, y no olvidemos el soplo de aire fresco que supone controlar a dos personajes.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.