sábado, marzo 30, 2013

Ese Gran Final... El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios




Nota de Traducción: Kiseki significa Milagro, aunque quiero creer que han puesto prodigio aposta para evitar connotaciones religiosas.

Antes de comenzar debo decir que este ha sido el juego que más hype me ha levantado con respecto a su final en los últimos tiempos. Un pavo que se hace rico con un tesoro encontrado por su mejor amigo que murió en el intento de obtenerlo y encima para rematar tiene los cojones de follarse su novia, porque claro, como está muerto, ¿que más da? Y ahora el otro vuelve para vengarse. Todo eso sin olvidar las acusaciones falsas contra supuestos amigos inocentes como Dalston, las borderías de Henry que te echa de su casa cuando encima vienes a ayudarle, etc... Vamos me ponía cachondo cada vez que jugaba. 

Sin embargo, según se va acercando el final de la historia, a pesar de que las circunstancias siguen alimentando ese hype, el propio Layton lo va desinflando un poco diciendo que alguien estaba intentando hacer que Henry pareciera el culpable de todo. Desde ese momento supe que, como era de esperar, este Layton iba a ser como los anteriores argumentalmente y las cosas no iban a ser como parecían.

Yendo ya al grano, después de recorrerte todo el Hostal El Reencuentro, por fin encuentras al Caballero Enmascarado en la última habitación (como no). Como todo malo que se precie, secuestra a un personaje indefenso para cabrear al prota, en este caso a Luke, y lo deja colgando de una cuerda. Eso nos lleva a un nuevo puzzle de tirarse por las cuerdas con el candelabro para rescatar a alguien.

Este puzzle es mazo de original. Además es de esos que parecen una tontería y luego te pones a hacerlos y dices aiba! Si no era tan fácil. No es que sea complicado en absoluto, pero no lo puedes sacar al tuntún, y se agradece que no sea un puzzle mortal de matemáticas o de perspectiva espacial en un momento en el que de lo que tú estás pendiente es de la historia.


Terminado el puzzle, el Caballero Enmascarado se quita la máscara y revela su verdadera identidad.


Y como era de esperar, el Caballero Enmascarado es Obito Randall. No he visto cosa más predecible en toda mi vida. Sin embargo, los de Level 5 saben que no somos tan tontos como para que nos sorprenda algo así, y a lo que juegan no es a saber quien era el Caballero Enmascarado, sino con todo el embrollo de traiciones y puñaladas traperas que hay detrás.

Randall nos cuenta su historia. Al parecer, cuando cayó al vacío, aterrizó en un río subterráneo y sobrevivió, pero tenía amnesia y por eso no regresó a casa. Pensemos un poco, cuando alguien tiene amnesia siendo tan joven, suele ser porque se ha dado un golpe en la cabeza, pero si cayó al agua no se dio ningún golpe. Y si se lo hubiera dado, pues lo dirían o lo mostrarían, pero ni lo mencionan ni sale con una herida en las imágenes, así que muy mal esto.

Un día Randall recibe una carta en la que le explican que su mejor amigo ha fundado una ciudad con el dinero del tesoro que él encontró y que además se ha casado con su novia, y en ese momento Randall recupera la memoria y decide vengarse.

Seguimos... Como se ve en el vídeo anterior, Henry y Angela llegan a la escena. Randall está muy cabreado con el cabrón que se está tirando a su novia, y para vengarse decide hacer lo que el llama el prodigio final, que se trata de destruir la ciudad con una avalancha de arena detonando explosivos en las montañas.


La arena empieza a cubrir la ciudad. A pesar de que Henry quiere hablar con Randall, ahora tendrá que esperar. Layton tiene un plan, y lleva a todos hasta un monumentos con una tapa de alcantarilla que lleva a las ruinas de Akubadain. Allí, Layton les muestra que la Máscara del Caos y la Máscara del Orden son dos mitades de la misma, por lo que las divide y con ellas activa el puzzle final que salvará la ciudad y descubrirá el verdadero secreto de los Ashalanti.


A diferencia del puzzle anterior, este si se puede sacar al tuntún, pues tan solo se trata de pisar los pedestales en parejas hasta que las flechas miren todas haca el centro. Una vez resuelto, la ciudad comienza a elevarse misteriosamente y se salva de ser enterrada bajo la arena.


Que casualidad, ¿no? Un mecanismo para elevar la ciudad cuando alguien quería enterrarla. Bueno, pues esta vez lo han hecho bien y dan una explicación lógica. No es que se eleve la ciudad, sino que se elevan las ruinas de los Ashalanti, y como la ciudad está construida sobre ellas, se eleva también. Al parecer, el tesoro que encuentra Randall de joven tan sólo era para espantar a los materialistas del verdadero tesoro arqueológicamente hablando, las ruinas de la antigua civilización.

Randall, hundido tras fracasar en su intento de venganza, se queda cabizbajo en la plaza. Layton y Henry se disponen a hablar con él para contarle la verdad, que suena a que van a desmontar el chinringuito de mis expectativas, pero bueno, algo será verdad, espero...

Randall sigue cabreado con Henry por robarle su pasta y trincarse a su novia, pero al menos se digna a escuchar a los demás. Layton comienza desenmascarando a Ángela, que es Jean Descole disfrazado, ¿y dónde está la verdadera Ángela? Es el mayordomo disfrazado (joe ni Mortadelo es así de bueno que estos con los disfraces...). Según cuenta Layton, encontró a la verdadera Ángela en el Hostal el Reencuentro, encerrada, en el momento en el que se separa de Luke y Emmy. Fue ella quien le dio la verdadera Máscara del Caos con la que activó el puzzle final. Descole utilizó a Randall para que hiciera prodigios con la Máscara del Caos, para obligar a Henry a usar la Máscara del Orden, pero claro, no sabía que ambas eran la misma.

Descole se va, alegando que ya ha vencido, y Randall se hunde más en la mierda, pero sigue cabreado con sus amigos traidores. Ahora Henry y Layton le cuentan la verdad. Cuando Randall desapareció, Henry entró en las ruinas para buscarle y se encontró el tesoro. Con ese dinero, contrató peña para hacer expediciones en busca de Randall, ofreció recompensas y demás, entonces construyó el Hostal El Reencuentro para alojar a todos los que llegaban, llamados por el dinero de la recompensa. Como había tanta gente, muchos crearon negocios, y así poco a poco la ciudad prosperó. Henry se basaba en el hecho de que nunca encontraron el cadáver, así que por cojones Randall tenía que estar vivo.

Bueno vale, contábamos con algo así. Henry no es un mal tipo... Del todo, porque lo de que se folló a la novia de su mejor amigo tiene que ser cierto, si están casados y todo!! Por fin tocan ese tema en las explicaciones. Ángela sale al paso y dice... que su matrimonio con Henry es falso ¬¬ Nooooooooo... Vamos no me jodas... Y su explicación es que como Randall desapareció, sus padres querían que se casara con Dalston, que era el más rico de entonces, así que Henry le dijo que fingiera que se casaba con él para poder esperar a Randall juntos, por lo que montaron un paripé (yo no me creo que no se la pinchara, ahí tantos años a dos velas, seguro que le dio merengue más de una noche xD).

Para rematar, enseñan un documento que dice que Randall es el propietario de todos los bienes de la familia Ledore (ya empiezo a pensar que Henry no es que sea bueno, es que es subnormal. Vale que el tesoro es tuyo y todo eso, pero tío, te has tirado casi 20 años currando, has levantado una ciudad de la nada, coño, al menos ponte un sueldo vitalicio o algo, que ahora te quedas en la puta calle con una mano delante y la otra detrás...)


Una vez está todo explicado, el suelo se resiente tras la elevación de las ruinas. Se abre una grieta y Randall cae al vacío. Layton consigue agarrarle del brazo y se repite la escena de hace 18 años. Esta vez, Randall pide a Layton que le suelte porque no merece vivir. El brazo de Randall se escurre cada vez más, cuando Henry extiende el brazo para ayudar a levantar a su amigo, alegando que no va a permitirse volver a perderle.


Estando ya todos a salvo, Randall le pregunta a Henry por qué ha hecho todo esto (por cierto, viendo el gameplay japo del que he cogido las últimas imágenes, me he dado cuenta de que Henry se refiere a su amigo como Randall-sama :o como si fuera su amo o su Dios). Hay un flashback de ambos cuando eran niños. Henry le robó un juguete a Randall, pero su madre le pilló y le echó la bronca. Randall lo ve, y en lugar de ensañarse, dice que ese juguete se lo regaló a su amigo para librarle de toda acusación. Desde ese momento, Henry comprende que lo más valioso que tiene es su amistad con Randall.


Todos se abrazan. Final feliz. Sin embargo, todavía quedan por saber. No nos han enseñado las ruinas ni no han dicho para qué sirven, y parece que tendremos que esperar al próximo juego para saberlo. Durante los créditos, Randall se corta el pelo (personalmente, me molaba más su peinado de Gogeta SSJ4) y después de los créditos salen Descole y el malo nuevo pegándose, pero no aporta nada a la historia de momento. Veremos que tal el sexto.


Bueno, este final es bastante diferente a lo que hemos visto últimamente. Tanto en El Futuro Perdido como en La Llamada del Espectro pisotean de sobremanera nuestras expectativas, además con soluciones ridículas para explicarlo científicamente (cosa que aquí no pasa, las explicaciones de los prodigios son bastante decentes comparadas con la locura de los dos juegos anteriores) pero a cambio, después de eso, en esos dos juegos te dan un caramelito para que te vayas contento, un toque mágico que escapa a la ciencia, cosa que aquí no pasa, pues el único prodigio que dicen que ocurre de verdad es la prosperidad de la ciudad, pero también está explicada y demostrada, luego no cuenta. Eso significa que tiene lo malo de los anteriores (aunque no tan exagerado) pero no cuenta con lo que los anteriores se servían para compensar sus defectos.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


2 comentarios:

  1. A mí esta entrega se me hizo algo pesada en algunos momentos, dejando eso a un lado, me parece otro buen juego en la saga y el final me pareció digno. A la espera del siguiente =D

    Casi me caigo de la silla con lo de Obito xDDDD

    ResponderEliminar
  2. Comparándolo con el 4, que es el más reciente, el relleno para alargar el juego se nota bastante menos que en el anterior. Aquí casi siempre estás haciendo algo, investigando un prodigio o persiguiendo alguna pista. Lo único que te vacilan un poco con lo de hablar con Henry que nunca está en casa y eso.

    Sin embargo, en el 4 hay mucho relleno evidente como cuando la banda pluma negra te pone a prueba y otras tramas argumentales que no hacen más que llevarte de un lado para otro sin motivo. Yo he visto más elaborado el argumento aquí, pero bueno es mi opinión.

    Lo de Obito es que es un canteo, aparte de que los dos lleven máscara, los dos tienen gafas de niños y ahora no, los dos están cabreados por temas de mujeres, etc...

    Y vamos ya en la escena del final del todo cuando el mayordomo salva a Descole del otro malo que tira la bomba de humo, es que solo faltó que dejara un tronco en vez del antifaz xD

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.