martes, marzo 22, 2011

Ese Gran Final... Wolfesntein





Ya me dijeron que este juego era una mierda, pero como tengo personalidad, no hago caso de juicios ajenos basados en criterios gráficos normalmente, y empiezo lo que termino, aquí está mi veredicto.


La primera revelación que te muestran es que el supuesto traidor que había entre los buenos no es ni nada más ni nada menos que el viejecillo de la Golden Dawn, que había decidido aliarse con los nazis en secreto para cumplir el sueño de su vida, entrar en la dimensión del Sol Negro tras estudiarla durante toda una vida. Como es habitual en estos casos, es decir, fuera de la vida real, la justicia prevalece y el viejo es asesinado por los nazis segundos después, ya que quien traiciona al un traidor, tiene 100 años de perdón.

Después entras en la dimensión del Sol Negro, donde te espera el jefe final, que yo deseaba que fuera Hitler, pero en su lugar me encontré con esto. Hans Grosse, el esbirro mazao del General Cráneo, revelandonos su identidad secreta, ¡es el malo de Batman de la peli de George Clooney y Arnold Scwarzenegger!


Ya en serio, yo quería a Hitler, no en vano es un jefe en el Wolfenstein original, así que ¿por qué no le han metido aquí? Casi mejor continuamos... El combate contra él se resume a que no te enchufe con su doble ametralladora más de cinco segundos, pues no va por vida, sino por toques, así que no influye cuanto aguantes enchufándole tú con cualquiera de tus armas, pues una vez le tocas se agacha y ya no le haces más daño hasta que se recupera. Por tanto, no es recomendable quedarse mucho tiempo delante suya y arriesgarse a morir.


Primero tiene un escudo que necesitas usar potencia y el arma final para atravesarlo. Una vez le des unos cuantos toques se queda fuera de combate unos segundos, que aprovechas para clavarle uno de tus cristales, anulando la capacidad escudo tanto en él como en ti. Luego empieza a dar vueltas a toda velocidad por ahí, y necesitas suspensión para pillarle hasta que otra vez, le clavas el cristal y lo anulas en ambos. Por último hay un tercer asalto, en el que primero hay una horda de bichos que los electrocutas o los quemas y fuera, y luego está él, ya sin cosas raras, de igual a igual, y cuando le derrotas, como no empieza todo a desmoronarse. Sales pitando, explota todo, porm supuesto, y casualmente, te cruzas con un nazi con paracaídas y se lo robas para poder salir con vida del dirigible. Amablemente, al nazi que tenía el paracaídas, le tiras al vacío para darle las gracias. Cuando caes lo que queda del medallón se chamusca y BJ lo tira al vacío. Presenta su informe típico de las misiones, y se acabó. Ni te cuentan qué pasa con la ciudad, ni con la resistencia, ni el funeral de la rubia... nada.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.