sábado, septiembre 09, 2017

Ese Gran Final... Söldner-X 2 Final Prototype




Antes de nada, quisiera recalcar los miserables que fueron los desarrolladores de este juego lanzando las tres últimas pantallas, entre las que se incluye el True Ending, por DLC. Por suerte, yo tengo la versión completa de Limited Run Games y la Asia también incluye todo, pero no todos habrán tenido la misma suerte. Si yo hubiese comprado este juego cuando era por fascículos, hoy no estaría aquí. El juego es la hostia, pero esas cosas no se hacen. No puedes ir andando por ahí recortando el modo historia de un juego y luego querer dormir bien por las noches...

Al llegar a la pantalla 10, última de todas, ya la pantalla de carga te avisando de que esto va a ser diferente. Con conductos que se pierden hacia el planeta que se ve de fondo. Es el núcleo de la red de comunicaciones de D'aarg.


En este juego hay tres naves, cada una con sus armas propias, además de otras tantas extras, tres de ellas te las van dado por la pantalla, y otras seis que no he sido capaz de desbloquear porque requieren completar unos desafíos concretos que son jodidísimos, pero bueno, si algún día lo consigo y esas armas cambian de manera drástica la experiencia, actualizaré la entrada.

Para mi partida he decidido escoger la nave inicial, con el disparo clásico recto y otro que parece rayo burbuja de Squirtle. La pantalla comienza como cabría esperar, con oleadas de enemigos que disparan proyectiles en todas direcciones, pero de momento, en cantidades asumibles.


Seguimos avanzando, y vemos como la cosa cambia. Centenares de bolas de colores que recuerdan al Puzzle Bobble inundan la pantalla con regimientos que avanzan en diagonal. Ni me lo pensé, ataque especial y todos fuera jaja Por cierto el ataque especial es único de cada nave. No son la panacea, pero bueno, ahí están, y son útiles, que es lo que importa.


Acto seguido, aparece el jefe de mitad de nivel. Una bola, sin nada especial. Da vueltas por ahí, le salen enemigos alrededor para cubrirla, pero nada más. Enseguida cae y vamos al jefe definitivo. 


Y el Jefe Final es... otra bola... Vaya, podrían haber hecho uno de los dos con otra forma, en vez de dos bolas seguidas, pero bueno, es lo que hay. En concreto, esta es la típica con el núcleo en el centro que lo va abriendo y cerrando por tiempos y si está cerrado no le causas daños.


Ahora pasa algo raro. La bola cambia de forma y aparece un contador. Desde central nos avisan de que está preparando un ataque. Buah, mega explosión y adiós, fijo xD


Pues, por suerte, no. En el último instante, aparece una barricada en la que cubrirte, y comienza una lluvia de proyectiles. Aparece, repito, en el último instante, cuando está pasando del uno al cero, pero ahí está, y te permite protegerte. Ha estado bien.


Pasamos a otra fase en la que la bola está completamente abierta y la puedes golpear sin ninguna dificultad. Le salen enemigos alrededor pero los revientas con facilidad y terminas dando a la bola enseguida, así que quiero aprovechar para comentar una característica especial del juego.

En la esquina superior derecha nos sale la calificación de nuestra forma de jugar en tiempo real, en una valoración que va de G a S. Si avanzas sin ser alcanzado por los proyectiles enemigos, la calificación va subiendo sola, no tiene más, y si te golpean cae media barra. Lo curioso es que cuanto más alta es la calificación, más daño te producen los ataques que te alcancen, de manera que la dificultad se autoajusta de acuerdo al nivel de cada uno. A uno que le dan por todos lados, le causarán menos daño, y si eres bueno evitando, corres el riesgo de perder mucha vida en cada ataque, pero ahí está la gracia, ¿no? Como veis, mi calificación no es para nada envidiable, he llegado a sacar una C, y a morir poco después por la vida que me quitaban, no me quiero imaginar lo que quitará en S.

Volvemos con el ataque con la cuenta atrás. Vuelve a aparecer la barricada, pero ahora es distinta. Se mueve alrededor de la pantalla, y nosotros debemos hacerlo con ella, o quedaremos expuestos a la nueva lluvia de proyectiles.


La bola vuelve a cambiar de forma, esta vez de manera sustancial. Están por un lado la bola, y por otro el cascarón que la protege. Además, el cascarón está dividido en dos partes, y juegan muy bien con ellas. A veces las dos partes se pasan la bola de una a otra, otras veces el cascarón envuelve a la bola y la protege, e incluso dejan la bola libre y las dos partes del cascarón intentan comerte atacándote desde arriba y desde abajo al mismo tiempo, como dos grandes fauces que se ciernen sobre ti.


Por tercera vez, tenemos el ataque con la cuenta atrás, pero ahora la barricada aparece en el centro y es la bola la que se va moviendo alrededor la barricada, obligándonos a permanecer siempre en la posición opuesta para seguir cubierto.

Tras eso, ya podemos darle el golpe final a la bola. Ya le queda muy poca vida y cae enseguida. Aparece la pantalla para darnos las puntuaciones y, ¡sorpresa! La bola aparece y se lleva la pantalla de puntuación, ¡esto sigue!


Enfrentamiento final. Todas las formas de la bola atacando al mismo tiempo, y sólo la azul es vulnerable. Todas las demás están para cubrir a la azul, y tocar las narices. Sinceramente, ya no supone ningún reto. Las ráfagas de proyectiles son de unidades reducidas, y aunque las bolas se mueven y a veces cubren a la azul, esto está hecho. Enseguida, explotan todas, y ahora sí, se acabó.


Tras esto, nos informan de que los humanos y sus aliados han logrando conquistar el planeta base de D'aarg, gracias al corte de suministros, pero que no saben si esta paz durará mucho o habrá más guerras pronto. Fin.


Bueno, no está mal. Tampoco es nada del otro mundo, pero ha tenido detalles, como el ataque con la barricada o la bola llevándose la pantalla de puntuación. A eso hay que sumarle las armas variadas, las tres naves cada una con su ataque especial, etc... Lo malo, bueno... estos juegos nunca destacan por una profunda línea argumental, y el jefe de mitad del nivel es otra bola.

Valoración Global del Final
Perfecto
Casi Perfecto
Muy Bueno
Bastante Bueno
Bueno
Aceptable
Malo
Bastante Malo
Muy Malo
Un Desastre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.