miércoles, julio 10, 2024

Ese Gran Final... Cris Tales



Desactivada la barrera que protegía a Ardo, llegamos hasta él. Sigue con su intención de resucitar a los rena, pero lo bueno es que no se ponen a intentar convencerse unos a unos. Empieza el combate enseguida.


La gracia de este juego está en que la prota, además de ser el personaje de support, que ya de por sí es una sorpresa, es que tiene el poder de trasladar al pasado lo que esté a la izquierda de la pantalla, y al futuro lo que esté a la derecha.


Por lo general, eso implica que todos los enemigos tienen una forma joven, madura y anciana. Por desgracia, en el Jefe Final han decidido que no cambia de forma, sin importar si le enviamos al pasado o al futuro. Y eso no es todo, porque el personaje del party que más juego daba, plantando hiedras venenosas o curativas, que al enviarlas al futuro germinaban y causaban efecto, se muere cerca del final del juego, y por desgracia todo esto se convierte en un combate normal y corriente de cualquier RPG por turnos...


Sí que conservas todavía alguna habilidad espaciotemporal, como revertir el estado de los personajes al turno anterior (algo muy útil si un personaje nuestro muere o sufre un estado alterado, ya que no hay una magia tipo esna en este juego), pero salvo un par de chorradas, es que el combate no tiene ninguna gracia... Encima, el malo es un cabrón, porque usa una técnica infalible para ganarte. Primero te envenena o te quema y luego te hace un ataque que te deja con uno de vida, por lo que al llegar el turno de cada personaje se muere automáticamente. Hay accesorios que te protegen de estados alterados, pero solo de uno, no hay ninguno que te proteja de todos, por lo que siempre estás expuesto.


También tiene una barrera que, en lugar de proteger, lo que hace es contrataque atuomático, y por supuesto, también tiene ataques normales, pero el hecho de que sea inmune, no ya a los estados alterados, que eso lo puedo entender, sino a las habilidades espaciotemporales de la prota, pues hace que el juego pierda mucha gracia y se vuelva un combate normal de atacar, usar magias y curarte.


El battle theme está en la línea del propio combate. Bastante genérico y desaprovechado, más teniendo en cuenta que el battle theme normal del juego es una pasada.


Al derrotarle, el ending tampoco ayuda. La prota y el malo... se hacen amigos, al proponer una forma de resucitar a los rena sin necesidad de asesinar a toda la raza humana.


Ardo avisa a Crisbell que la energía necesaria para crear un segundo planeta en el que vivan los rena es demasiado grande incluso para ella, y efectivamente, es lo que acaba ocurrciendo. Tras terminar el hechizo, Crisbell se deshace, dando su vida para que ambas razas puedan coexistir.


Vaya, pues con esto no contaba. El juego es tan family friendly que esperaba que terminase con todos los personajes, malos incluido, haciendo una fiesta todos juntos. Pero no, además tienen un planeta para cada uno, por lo que a efectos prácticos no están coexistiendo xD


Los personajes no lloran la pérdida de Crisbell, sino que aseguran que la recordarán por siempre. Por su parte, Ardo viaja hacia el nuevo planeta de los rena, donde parece ver a alguien conocido, ¿Crisbell? Nunca no sabremos. Fin.


Otra oportunidad perdida. No sé para qué se curran juegos con sistemas de combate tan originales si luego a la hora de la verdad, tú mismo restringes todas esas mecánicas con el afán de hacer sentir que el malo es superpoderoso. Y ese rollo de hacerte amigo de una persona que ha intentado matarte... Ni lo veo ni lo voy a ver nunca...


Valoración Global del Final
I'll Remember the Ending
Dramatic Finish
Decisive Finish
Brave Finish
Sophisticated Ending
An Ending to Get Over
 Refrain Ending
Fateful Ending
Strepitoso Ending
Liar Ending



No hay comentarios:

Publicar un comentario